#VacacionesEnPaz2017 : compartiendo ilusiones

aaaaaaaaaaaaaaaaaa“Vacaciones en Paz: compartiendo ilusiones”

Todos y todas por un Sahara libre e independiente

wwwwwwwwwwwwwwwwww

Para muchas familias el verano tiene un significado especial, pero lo es mucho más para aquellas familias que han decidido abrir las puertas de sus casas a la solidaridad. Un año más, miles de niñas y niños saharauis llegan rebosantes de ilusión, de ganas de comerse el mundo, de conocer personas y lugares, de aprender, de jugar, de caerse y volverse a levantar para seguir jugando, de hacer amigas y amigos para toda la vida. Miles de niñas refugiadas y niños refugiados saharauis llegan rebosantes, también, de miedos, de inseguridades, de timidez, de añoranzas por dejar atrás a sus madres, hermanos, amigas y profesores.

Con el programa Vacaciones en Paz, estas niñas y estos niños vienen cargadas de historias que narrar, de chistes que contar, de canciones que enseñar y extraños pasos de baile que mostrar. Historias que contar y contarán historias que nos abrirán, un año más, la mente, la mirada, el corazón. Entre carreras y meriendas, entre partidas de videojuegos y largas pachangas de fútbol que no terminarán nunca, se les escapará una frase, un recuerdo, una descripción de la haima, una representación del rito del té. Se les escapará una historia, la historia de su pueblo saharaui. Y entonces, las familias que les acogemos durante estos dos meses de verano, tendremos que tener las antenas bien abiertas, escuchar y aprender. Porque nos estarán contando su historia, la historia de su pueblo saharaui.

Llega, ya está aquí, la mejor embajada de un pueblo: su infancia. Inocente, listilla, irreverente. Llegan embajadoras y embajadores saharauis con una firme misión: sacar del olvido a su pueblo. Mostrar al mundo su dignidad, su heroica capacidad de resistencia, su tenaz lucha por la paz y la libertad. Llegan cargados de valores que seguro que nos engrandecerán a las personas que aquí les acogemos. Valores en los que profundizaremos, muchas familias, cuando les devolvamos la visita, cuando conozcamos el desierto en el que viven. Valores como la resistencia, dignidad, tenacidad.

Embajadoras y embajadores de todo un pueblo. También de aquellas niñas y niños que no han podido venir este año. De las miles de personas refugiadas saharauis que, desde hace más de 40 años, viven en el exilio, en el desierto. Pero también de las que viven en el Sáhara Ocupado por Marruecos, que sufren, día a día, humillaciones, violaciones, desapariciones… Especialmente, estos niños, estas niñas, vienen a recordarnos a los presos políticos saharauis que, por el mero hecho de defender el ser saharaui, están privados de cualquier tipo de libertad. Hoy nos acordamos, más concretamente, de los presos de Gdeim Izik y condenamos el juicio farsa al que están siendo sometidos durante tanto tiempo. Estas embajadoras y embajadores de una causa justa y una lucha noble, la lucha por la libertad, por la propia tierra, ya están aquí. Ya llegan.

Agradecemos a las familias de acogida su compromiso y su valor. En este mundo en el que vemos cómo se cierran las fronteras a la solidaridad, en este mundo en el que se deja, constantemente, fuera de él a tantas personas, víctimas, niñas también y niños también, las familias de acogida son el mejor ejemplo de cómo se construye otro mundo mejor y también posible. Gracias familias por poner la solidaridad, la convivencia y el compartirlo todo por encima de todo lo demás. Gracias familias de acogida, sois un ejemplo para el mundo.

Esta es nuestra lucha, la lucha por un pueblo hermano al que nuestro Estado, el Estado español, ha condenado al olvido. España sigue siendo responsable de que el Sáhara esté ocupado y estas niñas y niños, refugiadas. Son nuestras refugiadas, personas que por la incapacidad de España tienen que vivir en campamentos, fuera de su tierra. Y nuestra lucha está clara, siempre lo será. Queremos que se respeten todos los derechos de todas las personas, queremos que se respeten todos los derechos del pueblo saharaui. Queremos que se vele por su cumplimiento. Y que se ponga fin a este conflicto a través del referéndum de autodeterminación que les corresponde. España tiene que poner fin a la colonización del Sáhara Occidental. Seguimos en la lucha, porque tenemos la razón, y porque nunca encontraremos razones para no seguir en ella. Gracias, un año más, por todo el esfuerzo y el trabajo realizado. Ya están aquí, vamos a demostrarles que estamos ganando al miedo, a la injusticia y a la sinrazón. Vamos a animarles, porque se lo merecen. Este es un ejemplo más, estamos ganando.

¡¡¡SAHARA LIBRE!!!

José Taboada
Presidente CEAS-Sahara

Esta entrada fue publicada en Noticias Sahara Occidental. Guarda el enlace permanente.