La cuestión saharaui en el Perú | Sahara Press Service

LA CUESTIÓN SAHARAUI EN EL PERÚ

Ricardo Sánchez Serra

Utilizando un lenguaje neocolonialista y una actuación histriónica varios parlamentarios arreciaron contra Jadiyetu El Mohtar, una enviada especial del presidente saharaui, cuyo trabajo era entablar contacto con las autoridades peruanas para que se restablezcan las relaciones diplomáticas, suspendidas por Vladimiro Montesinos en 1996.

El otro objetivo de la embajadora en Misión Especial es hacer conocer la realidad de su pueblo, cuyo territorio ha sido ocupado por Marruecos desde 1975.

La embajadora saharaui en Amazonas

En la última sesión de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso se contaron tantas inexactitudes y gazapos sobre la República Saharaui, el Frente Polisario y la labor de la señora El Mohtar, que quienes los escuchaban, salvo los que desconocían el tema, quedaban espantados y le hacían flaco favor a la defensa de Marruecos.

Algunos de estos parlamentarios creían que estaban en un mitin y que miles los aplaudirían, levantaban la voz pretendiendo impresionar a un auditorio que no era el de una manifestación callejera, sino el de un Parlamento y unos invitados presididos por el canciller Ricardo Luna, que sí tenían conocimiento docto y cabal del tema saharaui, la política exterior y las relaciones internacionales.

Siempre he creído que si debes defender una causa, sea marroquí o saharaui en este caso, debes hablar con la verdad. Si mientes te engañarás solo y ya no serás una persona honesta, ni creíble.

Se afirmó que el Perú no reconocía a la República saharaui. Falso. El Perú la reconoció el 17 de agosto de 1984. Y el canciller enmudeció a todos los que sostenían lo contrario, así como que este reconocimiento hace que las autoridades de Torre Tagle puedan recibir a los enviados saharauis. Lo que se aclaró es que las relaciones diplomáticas fueron suspendidas en 1996, papel preponderante tuvo Vladimiro Montesinos, que después, cuando estuvo fugado de la justicia, quiso refugiarse en Marruecos.

Un congresista difamó al Frente Polisario y además señaló que la ONU no lo reconocía. Falso. La ONU reconoció al Frente Polisario como único representante del pueblo saharaui, tanto es así que hay un representante de este movimiento en la ONU y además Marruecos tuvo conversaciones con él bajo auspicio de la ONU.

Después los congresistas promarroquíes (pregunto si serán peruanos o marroquíes, porque son más papistas que el Papa) señalaban que la señora El Mohtar hacía política habiendo ingresado al Perú con visa de turista y era invitada a eventos de la Cancillería. Por lo que sé, ella jamás fue convidada a eventos oficiales de la Cancillería y su labor se limitó a dos viajes, invitada por autoridades de Junín y Amazonas, sin entrometerse en asuntos internos del Perú.

Los congresistas promarroquíes deben calmarse y ser reflexivos. Han levantado una polvareda que el propio Marruecos no la querría, porque la política oficial de ese reino es el silencio informativo, es decir, que no se hable del tema.

Ahora más gente querrá saber sobre la causa saharaui.

@sanchezserra

 

MIÉRCOLES, 16 DE AGOSTO DE 2017

Cancillería, ¿quo vadis? Tags: VENEZUELA, TURQUÍA, ESTADOS UNIDOS, COREA DEL NORTE, MADURO, KUCZYNSKI, POPOLIZIO

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 16 de agosto de 2017

 

CANCILLERÍA, ¿QUO VADIS?

Ricardo Sánchez Serra

Finalmente la Cancillería peruana cedió a las presiones para que se expulse al embajador venezolano, Diego Molero, hecho que ningún país ha seguido.

También es cierto que el presidente Nicolás Maduro fue irrespetuoso con Pedro Pablo Kuczynski y envió una nota de protesta “que contiene términos inaceptables” y que la Cancillería devolvió sin que se publicite el texto. Le dio la excusa perfecta para la expulsión del diplomático venezolano. Pero tampoco hay que ocultar lo agresivo que fuimos con el gobierno de Caracas. Me asombra que Rusia y China apoyen a Maduro. Acaso ¿los gigantes del Consejo de Seguridad están equivocados?

Recuérdese, del mismo modo, que el Papa Francisco quiso mediar en el conflicto, pero no lo hizo porque la oposición no se ponía de acuerdo entre ella.

Los “ayayeros” hablan del liderazgo de la Cancillería peruana en el asunto de Venezuela. ¿De verdad Torre Tagle siente que lidera? Son 12 cancilleres que vinieron y no asistió Estados Unidos ni siquiera con su embajador, el Perú tuvo la posición más radical, que se morigeró en el documento final de la Declaración de Lima. Tales “ayayeros” -seguro que buscan un cargo en la Comisión Consultiva de RR.EE.-, no ayudan con sus gazapos, hay que decir la verdad.

En el lenguaje diplomático, ¿no se pudo buscar otro calificativo al usado: “absurdo”, para referirse al pedido de Maduro para una reunión presidencial? ¿No era mejor “improbable”?

Y ahora Estados Unidos que no descarta la opción militar. Bien que el Perú haya manifestado que “todo intento interno o externo para recurrir a la fuerza socava el objetivo de restaurar la gobernabilidad democrática en Venezuela”, así como el rechazo al uso no autorizado de la fuerza por el Consejo de Seguridad.

Si el Perú es así de duro con Venezuela ¿por qué no lo es con Turquía? El régimen de Erdogan es una dictadura, encarcelando a más de 100 mil personas que considera opositores, y cuyos poderes fueron aumentados mediante un referendo tramposo. Además, cerró cientos de medios de comunicación y botó a 9 mil periodistas. Hay más de 400 mil turcos buscando refugio y está secuestrando turcos en el exterior. ¿Por qué el Perú es indulgente en este caso? Porque ¿Turquía está muy lejos? ¿No hay seres humanos que sufren allí? ¿El régimen turco no es acaso una dictadura? Aquí el Perú no dijo ni pío.

Y el caso de Corea del Norte ¿basta con condenarla por sus ensayos balísticos? Es hora que el embajador peruano en ese país sea retirado.

Tampoco me parece un buen manejo diplomático el tema de la Embajada de Francia. Un personaje de altísimo nivel preguntó ¿en la Academia Diplomática no enseñan a solucionar conflictos, en vez de causarlos? La diplomacia presidencial solucionó el tema.

Le tengo gran estima al vicecanciller Néstor Popolizio, un funcionario experimentado y de indudable prestigio, pero tengo la impresión que dejan de lado sus consejos. ¿Quiénes son los halcones tuertos de Torre Tagle?

@sanchezserra

Publicado por Ricardo Sánchez Serra

 

Origen: La cuestión saharaui en el Perú | Sahara Press Service

Esta entrada fue publicada en Noticias Sahara Occidental. Guarda el enlace permanente.