Acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos e Israel: un gran revés para Mohamed VI.

Acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos e Israel: un gran revés para Mohamed VI.

El acuerdo EAU-Israel para la normalización de los lazos sacude el «mito fundador» de las relaciones históricas entre Israel y el reino de Marruecos.

Madrid, 19 Agosto de 2020. – (ECSAHARAUI)
Por Aziz Chahir de MEE/ECS

El jueves 13 de agosto, bajo los auspicios del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el príncipe heredero y ministro de Defensa de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed (MBZ), anunciaron un acuerdo político que conducirá a la total normalización de las relaciones diplomáticas entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

(…)Históricamente, este acuerdo convertirá a los Emiratos en el tercer país árabe, único, en seguir el camino de la normalización desde la creación de Israel, después de Egipto (1979) y Jordania (1994).

 «El acuerdo EAU-Israel para la normalización de los lazos sacude el «mito fundador» de las relaciones históricas entre Israel y el reino de Marruecos.»

La «diplomacia de escucha» adoptada durante muchos años por Mohamed VI, que quiere ser la emanación de un poder blando, pone al Rey al pie del muro.

Dicho esto, es en términos de impacto político que sería interesante examinar este acuerdo. En el Washington Post, Jared Kushner, asesor y yerno de Donald Trump, ve el acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel como un «rompehielos» que podría alentar a otros países árabes a seguir este camino. Los funcionarios del Departamento de Estado de los Estados Unidos barajaron, por su nombre, tres monarquías: Omán, Bahréin y Marruecos.

Marruecos, por tanto, se encuentra en el punto de mira de la diplomacia estadounidense, que parece decidida a sacar al rey Mohamed VI de su letargo diplomático.

Oficialmente, Bahrein y Egipto se apresuraron a dar la bienvenida a esta iniciativa, mientras que los demás países mencionados aún guardan silencio.

Para Marruecos, ha llegado el momento de hacer balance. El acuerdo entre los Emiratos e Israel viene a dar el toque de gracia a la diplomacia real que se niega a posicionarse a favor de la normalización con Israel, mientras que, en realidad, Rabat y Tel Aviv mantienen relaciones históricas y permanentes desde la creación del estado judío.

Con el anuncio de este acuerdo, en un momento en que el proceso de paz en Palestina está congelado, la administración estadounidense parece haber favorecido una «diplomacia agresiva» liderada por MBZ, el hombre fuerte de las monarquías del Golfo.

(…)

Artículo completo en: Acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos e Israel: un gran revés para Mohamed VI.