Ante la negativa de la UE a incluir el Sáhara Occidental ocupado, Marruecos renuncia a adherirse al acuerdo «Interbus»

Ante la negativa de la UE a incluir el Sáhara Occidental ocupado, Marruecos renuncia a adherirse al acuerdo «Interbus»
 
 
Ali Brahim Mohamed/ECS 
 
 
Bruselas (ECS). A finales de 2020, la Comisión Europea había preconizado la adhesión del Reino de Marruecos al acuerdo “Interbus”, pero subrayando que este acuerdo no podía tener efecto en el territorio del Sáhara Occidental. En la exposición de motivos de su Comunicación al Consejo, la Comisión Europea precisaba que “habida cuenta de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia en los asuntos C-266/16, C-104/16P, T-275/18 y T-180/14, el Acuerdo será aplicable al territorio del Reino de Marruecos, pero no será aplicable en el territorio no autónomo del Sáhara Occidental”.
 
El 5 de enero de 2021, el Frente Polisario señaló este interesante avance, ya que la Comisión no siempre ha sido tan clara sobre la aplicación de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En ese anuncio, la propaganda marroquí había negado esta advertencia, afirmando que la comunicación de la Comisión Europea era una recomendación no vinculante y que sólo contaba con la decisión final del Consejo y el texto del acuerdo.
 
Ahora bien, los hechos están ahí: en una nueva comunicación de 23 de marzo de 2021, la Comisión Europea informó al Consejo de que retiraba su propuesta de modificar el acuerdo «Interbus», explicando que «Esta retirada está motivada por el hecho de que el Reino de Marruecos indicó, mediante nota verbal de 8 de enero de 2021, que no estaría dispuesto a firmar ni a celebrar el Protocolo antes mencionado». Ante la negativa de la Unión Europea a incluir el Sáhara Occidental ocupado, el Reino de Marruecos renuncia a adherirse al acuerdo “Interbus”.
 
Como es sabido, el Frente Polisario ha impugnado ante el Tribunal General de la Unión Europea las decisiones del Consejo que validan los dos Acuerdos UE/Marruecos de asociación y de pesca porque prevén una extensión al territorio del Sáhara Occidental, sin el consentimiento del pueblo saharaui. Desde la conclusión de estos acuerdos, hemos subrayado que, para el ocupante marroquí, «el fruto está envenenado». Al aceptar un proceso de «extensión», el Reino de Marruecos ha reconocido que el Sáhara Occidental no le pertenece. En efecto, ¿cómo reivindicarse soberano cuando, en un acuerdo internacional, se ha firmado un texto que reconoce la necesidad de una extensión a un territorio tercero? La trampa europea era flagrante y el Reino de Marruecos no lo ha visto. Hoy se cierra sobre él.
 
A pesar de todas las maniobras de Francia y de España que tratan de arreglar la situación de Marruecos a nivel europeo, la fuerza que se desprende de la sentencia de 21 de diciembre de 2016 comienza a producir sus efectos ya que se impone a las instituciones europeas.
 
Para evitar un nuevo contencioso, la Comisión ha excluido al Sáhara Occidental del acuerdo “Interbus”. de ahí el rechazo de la firma del Reino de Marruecos, que empieza a percibir el estancamiento en el que se encuentra.
 
Por su parte, el Frente Polisario espera con serenidad las decisiones judiciales futuras, sabiendo que su política, basada en la aplicación del derecho internacional, es la única realista.
 

Origen: Ante la negativa de la UE a incluir el Sáhara Occidental ocupado, Marruecos renuncia a adherirse al acuerdo «Interbus».