Argelia se pronuncia por primera sobre la cancelación repentina de la visita de De Mistura al Sáhara Occidental

Argelia se pronuncia por primera sobre la cancelación repentina de la visita de De Mistura al Sáhara Occidental
 
El enviado especial para el Sáhara Occidental y el Magreb en el ministerio de exteriores de Argelia, Amar Belani, ha asegurado que el enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, canceló su visita a los territorios ocupados del Sáhara Occidental bajo porque Marruecos intentó imponer sus interlocutores «títeres».
 
Ahmed Zain 
 
ARGEL (ECS). – El enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, ha cancelado su visita a las ciudades saharauis ocupadas porque las autoridades marroquíes querían imponerle sus interlocutores «títeres». Argel calificó la decisión del diplomático ítalo-sueco de «honorable».
 
«Las razones son obvias y conocidas. Después de ser muy reacias a organizar esta visita a los territorios saharauis ocupados, las autoridades marroquíes querían imponer al Sr. De Mistura sus interlocutores títeres, incluidos colonos disfrazados de ‘funcionarios electos’ o de organizaciones vasallas y satélites, como el famoso CNDH (Consejo Marroquí de Derechos Humanos, nota del editor)», subrayó Belani en declaraciones a APS, y señaló que la decisión de De Mistura «lo honra y ejercerá presión sobre Marruecos».
 
La decisión de De Mistura de aplazar esta visita, «en condiciones tan inaceptables y ofensivas, le honra con razón e inevitablemente ejercerá presión sobre Marruecos, que se ve así atrapado en el acto de sabotear los esfuerzos del enviado personal del SG de las Naciones Unidas», agregó el Sr. Belani, subrayando que la presión de ciertos miembros influyentes del Consejo de Seguridad debería poder ejercerse en un momento determinado, en particular de aquellos que lograron «con dificultad persuadir» a Marruecos para que finalmente aceptara, después de cinco meses, el nombramiento del señor De Mistura en el cargo de enviado de ONU para el Sáhara Occidental.
 
En cuanto a la pseudo iniciativa de autonomía propuesta por Marruecos en 2007, Belani también ha criticado ese plan para los territorios saharauis planteado por Marruecos como solución al conflicto y la ha calificado de propuesta «dogmática y eminentemente obstruccionista (…) pensada y diseñada para perpetuar la actual statu quo».
 
“Esta posición, expresada en el comunicado difundido por Rabat tras la reunión, es un serio obstáculo para los esfuerzos del señor De Mistura porque estas famosas constantes de la posición del Majzén institucional son simplemente la expresión de un ultimátum inaceptable que rompe cualquier posibilidad para la negociación y que ni el Frente Polisario ni la comunidad internacional apoyarán algún día”, explicó el diplomático, recordando que este enfoque va en contra de las resoluciones de la ONU en la materia.
 
“Todas las resoluciones del Consejo de Seguridad llaman a ambas partes (Frente Polisario y Marruecos) a examinar sus respectivas propuestas que han estado sobre la mesa de la ONU desde 2007, y a negociar de buena fe y sin condiciones previas”, agrega Belani.
 
Belani explica que esta pseudo iniciativa de autonomía marroquí que no tiene, según el derecho internacional, los atributos de la soberanía sobre un territorio «separado y distinto» para otorgarse indebidamente la prerrogativa soberana de proponer la autonomía. «Es un fracaso que obstaculiza irreparablemente los esfuerzos del Secretario General y su enviado personal», lamentó, y subrayó que «las consecuencias de tal impasse tendrán que ser asumidas por la parte que deliberadamente pone un palo en el volante de la misión de la ONU».
 
El diplomático argelino se ha referido además a los «consulados fantasma» abiertos recientemente en ciudades del Sáhara Occidental. «Estas sedes diplomáticas están financiadas por el propio Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí y al final «explotarán como un globo», concluyó Belani.
 

Origen: Argelia se pronuncia por primera sobre la cancelación repentina de la visita de De Mistura al Sáhara Occidental