Así es la guerra, según José Manuel Albares – Dominio público

Así es la guerra, según José Manuel Albares – Dominio público

 

SATO DÍAZ – Jefe de Política de ‘Público’

(…)

La entrevista avanzó y no tardó en llegar el asunto más oscuro de la política exterior de este Gobierno; el motivo por el que a día de hoy Albares, y no Arancha González Laya, ostenta el cargo que ocupa: la relación con Marruecos con el telón de fondo del contencioso del Sáhara Occidental. Y es que el mismo jueves, la delegación del PSOE en el Parlamento Europeo votaba en contra de una resolución crítica con la falta de respeto a los derechos humanos y la libertad de prensa en el país marroquí. Los eurodiputados del PSOE se quedaron solos, junto a los compañeros de Marine Le Pen, votando ‘no’. El grueso de eurodiputados del Partido Popular europeo, también los españoles, se ausentaron del debate y votación.

Cuando el 24 de febrero de 2022 Rusia invadió militarmente Ucrania, el Derecho Internacional y el sentido común dictaban la necesidad de una condena de los hechos. Un ejército extranjero nunca debe actuar en el suelo de un país soberano. Bajo ocupaciones militares se han cometido, tal y como nos ha enseñado la historia, los mayores horrores de la humanidad. Y, sin embargo, esa condena a la invasión rusa del país ucraniano no ha de arrastrar obligatoriamente la defensa de que la mejor forma para acabar con el conflicto sea armar hasta los dientes la zona, echar más leña al fuego, que crezca la guerra con la excusa de la paz.

Paradojas, el mismo ministro que tanto énfasis pone en sus comparecencias contra la ocupación de Ucrania por parte de la Rusia de Putin es el más cariñoso con el ocupante, también a través de la fuerza, del Sáhara Occidental. Marruecos ocupó militarmente el Sáhara en 1975 y desde entonces mantiene un régimen de terror para la población local de ese territorio. Con lo simple que parecía todo en boca de Albares en la entrevista en RNE y lo difícil que se vuelve todo al analizar la realidad. El Gobierno de España reconocía en marzo de 2022 que el Sáhara forma parte de Marruecos, legitimando la ocupación ilegal, contrariando las resoluciones de la ONU.

Si, tal y como han publicado algunos periodistas, los eurodiputados socialistas votaron contra la resolución que implicaba a Marruecos por una llamada al propio Albares desde Rabat, de su homólogo Nasser Bourita, la injerencia de Marruecos en los asuntos internos españoles (y del PSOE) sería de un enorme calibre, pues la política del Ministerio de Exteriores no se puede dictar desde fuera de España, según los intereses de otro Estado.

Si la decisión del polémico voto de la delegación socialista en Estrasburgo fue tomada, tal y como han explicado otros medios, por el propio Gobierno y PSOE, independientemente de Marruecos, pero con el objetivo de que la Reunión de Alto Nivel (RAN) que mantendrán los gobiernos españoles y marroquíes el próximo mes no se vea afectada… Esto también tiene un nombre: chantaje. La RAN tendría que tener lugar porque es un compromiso, y este era que se celebrara el año pasado, y no se hizo. No puede depender de cumplir con los anhelos de Marruecos que España consiga sentarse en la misma mesa.

Se nos está llenando el mundo de guerra… Y de quienes las hacen. Y de quienes miran para otro lado.

LEER ARTÍCULO COMPLETO en el original: Así es la guerra, según José Manuel Albares – Dominio público