Atropellos, torturas y detenciones contra saharauis por celebrar la victoria argelina en los territorios ocupados por Marruecos

Atropellos, torturas y detenciones contra saharauis por celebrar la victoria argelina en los territorios ocupados por Marruecos

Sidi Maatala.

ECS. El Aaiún ocupado. | Como era de esperar, en un episodio que recuerda la mortal intervención marroquí durante las celebraciones de la final de Copa africana de 2019 que ganó Argelia, este fin de semana las fuerzas de ocupación marroquíes desataron una vez más otra ola de represión contra los saharauis que salieron a festejar la victoria argelina sobre el conjunto marroquí. El estado de ocupación marroquí impuso un férreo cerco a las ciudades, desplegando centenares de paramilitares patrullando y obligando a las cafeterías a cerrar para evitar emisiones del partido en las ciudades ocupadas de Dajla, Smara, Bojador y El Aaiún.

Minutos antes del final de partido que se decidió por penaltis, el aparato de represión marroquí ya comenzaba a cometer sus fechorías: al periodista saharaui y miembro de la organización Nushatta Foundation, Lwali Lahmad, lo sacaron de su domicilio familiar en El Aaiún ocupado y se lo llevaron detenido bajo acusaciones de organizar manifestaciones postpartido. Posteriormente fue interrogado y torturado hasta perder la conciencia y desmayarse. Le vendaron los ojos durante horas, fue insultado, abofeteado y recibió sendos golpes con un palo en la cara, en la espalda y en la cabeza, según relata desde su perfil de Facebook.

Marcas en la espalda de Lwali.

Simultáneamente en la capital del Sáhara Occidental, El Aaiún, las fuerzas de ocupación marroquíes llevaron a cabo numerosas detenciones de jóvenes saharauis de los barrios de Maatalla, Al Hachicheh y Deir Edek. Según indica Equipe Media, los arrestos arbitrarios asciende a una decena. También se reportaron atropellos a varios ciudadanos saharauis.

En Bojador ocupado, los paramilitares marroquíes atacaron de nuevo el domicilio de la activista Sultana Jaya, quien se encuentra en arresto domiciliario impuesto desde hace más de un año, y le lanzaron piedras en el momento en el que se encontraba junto a su madre. En el mismo contexto, el barrio Qubaybaty fue escenario de choques y un amplio dispositivo de fuerzas represoras.

La represión marroquí contra los civiles saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental está desarrollándose a niveles incalificables, especialmente desde el estallido de la guerra en la región Desde el 13 de Noviembre, fecha reanudación de la guerra, la escalada militar es análoga a la escalada represiva que las fuerzas del régimen marroquí ejercen con el objetivo de eliminar física e ideológicamente a cualquier ciudadano saharaui que se exprese por sus derechos. El pasado 11 de Diciembre ésta represión tuvo un nuevo pico, causado, por insólito que parezca, por ver un partido de fútbol. Como en 2019, los arrestados serán sometidos a juicios arbitrarios y condenados a la cárcel.

Otro episodio sangriento que refleja la violencia marroquí contra los saharauis que apoyan al equipo argelino en los territorios ocupados fue el caso del joven Bachar Gdan, quien recibió una atroz paliza a manos de un grupo de tres colonos por vestir la camiseta de la selección argelina.

 

 

 

Origen: Atropellos, torturas y detenciones contra saharauis por celebrar la victoria argelina en los territorios ocupados por Marruecos.