Brusco recrudecimiento del conflicto armado entre Marruecos y el Frente Polisario

Brusco recrudecimiento del conflicto armado entre Marruecos y el Frente Polisario

ECS. Madrid.

El Frente Polisario y Marruecos acantona más tropas en grandes partes del muro militar que divide el Sáhara Occidental. 

En un momento en el que los grandes titulares de los medios de comunicación se los lleva el Covid 19, convendría echar un vistazo a los que está pasando en la antigua española del Sáhara Occidental, la última colonia de Africa. Entre dos beligerantes que han librado entre 1975 y 1991 una guerra cruel y que se llaman el Frente Polisario y Marruecos, pero situados en una zona que tiene un gran valor estratégico, porque pueden desestabilizar la economía global, y en especial la del Magreb, el Sahel y el sur de Europa. Teniendo en cuenta la posición estratégica de la región, el conflicto puede desestabilizar toda la zona y poner en jaque los intereses de muchos países en esa zona.

Según la información altamente fidedigna que posee este medio, el recrudecimiento de la guerra es patente en el Sáhara Occidental. El desplazamiento de tropas evidencia el advenimiento de grandes operaciones, las fuerzas aéreas marroquíes peinan las zonas con sus F-16 pero sin llegar a traspasar el muro militar por temor a los misiles antiaéreos del Ejército saharaui.

El ambiente en las regiones militares saharauis es de alta tensión, máxime cuando se sospecha con alto grado de probabilidad la posible implicación israelí, por el arma usado recientemente y el modus operandi. Fuerzas saharauis y marroquíes continúan concentrando tropas en los dos lados del muro militar que divide el Sáhara Occidental.

El Ejército saharaui atacó varios objetivos militares marroquíes incluyendo las regiones ocupadas de Mahbes, Auserd, Tichla y Guelta que sufrieron bombardeos con artillería pesada causando numerosos muertos y heridos entre las filas del Ejército marroquí, sin que se haya dado una cifra exacta, siempre difícil de precisar dada la opacidad de las autoridades marroquíes.

El Frente Polisario sostiene que la solución al conflicto pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, mientras que Marruecos, apoyado por Francia, aboga por un plan de autonomía presentado en 2007, 13 años después de la firma del Plan de Arreglo de 1991, como única solución al conflicto.

Bajas en el Ejército marroquí. 

El Ministerio de Defensa saharaui, afirma en sus parte de guerra que sus efectivos han causado «bajas» al Ejército marroquí desplegado a lo largo del muro militar, además de destruir bases militares y sistemas de radares. Mientras, la ONU y la comunidad internacional permanecen en silencio total en complicidad con el ocupante. A mediados del pasado mes de noviembre, se produjeron los primeros choques armados repetidos en el Sáhara Occidental entre fuerzas saharaui y marroquíes.

El parte de guerra publicado ayer destacó que las unidades saharauis bombardearon dos veces seguidas a destacamentos de las fuerzas marroquíes en el área de Beirat Tenushad en el sector de Mahbes, además de bombardeos intensos contra las bases del Ejército marroquí en el área de Graret Al-Farsik en el mismo sector de Mahbes. Las unidades saharauis efectuaron otro bombardeo con artillería en el área de Rus Al fay´yin.

El Ministerio de Defensa saharaui también afirmó que los feroces ataques a lo largo del Muro de la Vergüenza se extendieron hasta la base de apoyo y logística de las FAR en Galb Dhlim en el sector de Tichla, este lugar ha sido bombardeado con artillería y misisles GRAD al menos dos veces.

Un oficial del Ministerio de Defensa saharaui en declaraciones a ECSAHARAUI ha confirmado que el último ataque contra las posiciones del ejército marroquí “ha dañado algunos sistemas en varias bases, sin concretar más detalles. No obstante, el parte de guerra Nº156 publicado ayer por el Ministerio de Defensa Nacional Saharaui ha informado sobre la destrucción de un sistema de radares en la zona de Tenushad en Mahbes, el tercero más grande de sistemas desplegados en el muro.

Tras una evolución de más de cinco meses de guerra, es evidente que el ELPS ha intensificado sus ofensivas, solo en esta última semana se han destruido varias bases militares msrroquíes, sistema de radares e importantes daños y ahora la demolición de un punto de detección. Estos ataques también produjeron bajas y heridos en las filas marroquíes, siempre difícil de precisar dada la opacidad de las autoridades marroquíes.

Por su parte, el ELPS anuncia que continuará atacando a lo largo de todo el muro militar marroquí.

Esta información se desprende del último parte de guerra, el número de 156 emitido por el Ministerio de Defensa Nacional de la RASD y al que ECSAHARAUI ha tenido acceso. Disponible aquí en español.

Origen: Brusco recrudecimiento del conflicto armado entre Marruecos y el Frente Polisario.