Bruselas apuesta por mantener las preferencias arancelarias a los productos exportados desde el Sáhara Occidental pese a la sentencia del TUE

Bruselas apuesta por mantener las preferencias arancelarias a los productos exportados desde el Sáhara Occidental pese a la sentencia del TUE

Por Lehbib Abdelhay

Bruselas (ECS).- El pacto comercial UE – Marruecos por el que se ofrecen preferencias arancelarias a los productos agrícolas y pesqueros exportados desde el territorio ocupado del Sáhara Occidental está teniendo «beneficios» tanto para este territorio como para sus habitantes, según ha anunciado la Comisión Europea en un reciente informe recogido por Europa Press.

El informe está fechado el pasado 22 de diciembre y es posterior, por tanto, a la decisión de los Veintisiete de recurrir las sentencias del Tribunal General de la Unión Europea (TUE) que anularon los acuerdos comercial y pesquero entre la UE y Marruecos que incluyen al Sáhara Occidental en su aplicación pese a no haber obtenido el consentimiento del representante legítimo del pueblo saharaui, el Frente Polisario.

El Frente Polisario ha afirmado que el recurso interpuesto por el Consejo Europeo a la sentencia del TUE, la Unión Europea busca prolongar el saqueo de los recursos saharauis. «El Frente Polisario lamentó la actitud de los países de la Unión Europea que han decidido recurrir el veredicto del Tribunal General en el que manifiestan su intención de prolongar el saqueo de los recursos saharauis y prolongar, de facto, el drama del pueblo saharaui», reza una nota de la representación saharaui en Bruselas.

El TJUE dictó una sentencia el 29 de septiembre de 2021 anulando los acuerdos entre la Unión Europea y Marruecos por incluir al Sáhara Occidental ocupado como territorio marroquí tras los recursos interpuestos por el Frente Polisario, en línea con las anteriores sentencias emitidas por el mismo tribunal en 2016 y 2018. La justicia europea rechazó categóricamente todos los argumentos de la Unión Europea y sus partidarios, y destacó a cambio que el Frente POLISARIO es un tercero que debe intervenir para garantizar la continuidad de las actividades económicas en el territorio, respetando la necesaria condición de consentimiento de los saharauis, población de la que es el único representante legítimo.

El documento titulado «los beneficios para la población del Sáhara Occidental de la extensión de las preferencias arancelarias a los productos» de este territorio reúne las conclusiones de la «visita técnica» realizada por  la Comisión Europea y del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) entre el 20 y el 23 de septiembre a esta región, situada bajo ocupación marroquí. «La misión incluyó cinco vistas de campo a granjas y establecimientos que exportan a la UE y encuentros con representantes de los sectores pesquero, agrícola y artesanal, cooperativas y un centro de formación», precisa el documento, que se centra en analizar las exportaciones agrícolas y pesqueras.

La propia sentencia, que da la razón al Frente Polisario y al pueblo saharaui, anuló todos los acuerdos comerciales por incluir el territorio saharaui en su protocolos. El Consejo Europeo ha perdido toda credibilidad, puesto que introdujo puntos controvertidos para aprobar unos acuerdos comerciales con un país que no respeta la ley.

A través de una serie de tres sentencias dictadas en 2018 y 2019, los tribunales europeos generalizaron este dictamen a todos los acuerdos UE-Marruecos, excluyendo al Sáhara Occidental del alcance del acuerdo de pesca y del acuerdo de aviación UE-Marruecos. Fue el final de la «aplicación de facto». Sin embargo, en violación del derecho internacional, la Comisión Europea, bajo la influencia de Francia, negoció dos nuevos acuerdos con el Reino de Marruecos -un acuerdo agrícola y un acuerdo pesquero- que incluían explícitamente la zona bajo ocupación marroquí del Sáhara Occidental, destacando una supuesta «consulta» con el ocupante marroquí y los colonos. Al hilo de lo anterior y como reacción, el Frente POLISARIO interpuso en 2019 dos recursos de nulidad contra las decisiones del Consejo de la UE de aprobar estos acuerdos ilegales.

Origen: Bruselas apuesta por mantener las preferencias arancelarias a los productos exportados desde el Sáhara Occidental pese a la sentencia del TUE.