Caminos divergentes en el Magreb. Encrucijada de intereses.

Caminos divergentes en el Magreb. Encrucijada de intereses.
 

Alianzas propiciadas «contra natura» y que mitad soberbia y mitad precipitación, Trump no calibró ni de lejos.

Por Manuel Recio-Muñoz – OPINION

 

Madrid (ECS).- La reciente visita del General israelí y Ministro de Defensa, Benny Grantz, a Marruecos los días 24 y 25 de este mes,  abre toda una expectativa de nueva política mundial. El motivo era la firma de un acuerdo. «Acuerdo para la cooperación en seguridad e inteligencia y para la futura venta de armas».

Ese acuerdo, nace como una continuación de los Acuerdos de Abraham, que, bajo los auspicios de Estados Unidos, se firmaron entre Israel y Emiratos Árabes el 13 de agosto de 2020. Sobre la naturaleza original y rompedora de los mismos volveré en próximo artículo. Posteriormente y ya el día 15 de septiembre del mismo año se firma acuerdo de normalización de relaciones entre Israel y Bahréin, y ya el 23 de octubre se normalizan relaciones Israel – Sudán. 

Como colofón, el ex presidente de EE.UU Donald Trump consigue la normalización de relaciones entre Israel y Marruecos el 22 de diciembre de 2020. Como se ve, el largo periplo de Trump terminaba en Marruecos pero pasa antes por EAU, Bahréin y Sudán.

Dentro del mundo musulmán, solamente mantenían relaciones anteriores a ese 13 de agosto dos países que son Egipto y Jordania. Sin duda, la frustración de un presidente tan carismático, controvertido y tóxico como lo fue Trump, ha abierto, vía a Israel, al menos momentáneamente, nuevas alianzas USA – mundo Musulmán.

Trump, reivindicador de pasadas grandezas, y sabedor de múltiples fracasos bélicos de su país, no soportaba en su orgullo mal entendido, los acontecimientos bélicos de los últimos setenta años y la salida final, en franca derrota de Afganistán. Alianzas propiciadas «contra natura» y que mitad soberbia y mitad precipitación, Trump no calibró ni de lejos.

Sin duda esa frustración viene de la salida vergonzosa, léase derrota sin paliativos de Afganistán, la amenaza de un Putin cada vez más imperialista belicoso y la ascensión a primera potencia mundial de la China de Xi Jinping, con la penetración de diez mil empresas chinas en el continente africano, removieron las tripas políticas del presidente norteamericano, y pensó que mataba dos pájaros de un tiro, al conseguir el apoyo musulmán de Marruecos a su aliado Israel, y el implantarse en el continente repleto de metales y tierras raras necesarios para las tecnologías más actuales de aparatos electrónicos.

Dejo aparte la penetración China en el patio de atrás de USA o sea, América central y sur.

Israel, si algo domina, es la desinformación, el espionaje más oculto y la creación de enemigos ficticios que avalen su alianza con USA. Ha llegado un momento que no se sabe quien se aprovecha de quien; me refiero al eje Israel- USA.

Por si acaso ya hay un globo sonda que circula de forma casi subliminal, y es la construcción de una base militar conjunta a pocos kilómetros de Ceuta, que se construirá conjuntamente entre Israel y Marruecos. El argumento oficial es la defensa del pobre Marruecos frente a la belicosa Argelia.

Desde luego no se recoge dicha base en los acuerdos recientes de cooperación militar firmados por el General israelí Grantz en su visita a Marruecos. Al menos en el texto que se ha dado a conocer.

Todo lo que se conoce de dicho texto, se puede interpretar como poco más que un brindis al sol para tener contentos a los  marroquíes, o por el contrario, que Israel deja de intoxicar prensa y televisión internacionales con la pretendida  amenaza latente, y el ataque inmediato  del Irán perverso y rearmado en secreto por los ayatolas, y se volcará en su cooperación militar con Marruecos.

Aún hay una tercera lectura ya que todo acuerdo politico bien redactado, por definición, puede ser interpretado en un sentido o justo en el contrario.

Debe de ser la coartada perfecta para actuar o no actuar, según convenga, y esto nos lleva a que Israel construirá un puerto en Marruecos, y poco más, acabando así con las ansias de grandeza marroquíes, una vez conseguido su reconocimiento, base de otros futuros … y nada más.

Dejando aparte las inefables clausulas secretas, que parece según la historia nos ha enseñado, que pueden existir, no existir o ser redactadas en momento oportuno, muy «a posterior» y salir a relucir diez años después del acuerdo, o simple y llanamente cuando convenga.

La labilidad e interpretación contradictoria de «acuerdos» es palmaria y realmente sólo son válidos en el momento de la firma y poco más.

 

Nada mejor para ocultar el holocausto del pueblo palestino y saharaui, que juegos de artificio que distraigan.

 

Israel se ve teóricamente amenazado por Irán, cuando la realidad es que está más que neutralizado por los países que le rodean, principalmente por el super-potente Ejército de Arabia Saudita sexto en el ranking mundial, que gasta casi 60.000 millones de dólares al año, y sólo por detrás de USA China, India, Rusia y Gran Bretaña que gastan respectivamente (en miles de millones de dólares) 778, 252, 73, 61 y 57 ).

Por no cansar, decir que Israel gasta el doble anual en defensa que Irán y figura en el lugar número 11 de los Ejércitos mas potentes e Irak en el 22. Hago la sempiterna salvedad de que los datos dependen de las fuentes que no se ponen de acuerdo y aún con la nota del ocultamiento real de logros y avances por parte de cada quien, que procuran el mayor secretismo de armamento, hombres etc.

Irán no levanta cabeza en lo económico, sometido a todo tipo de limitaciones en su exportación petrolera, congelados sus recursos bancarios internacionales, y con prohibiciones de todo tipo de colaboración para los países occidentales, y aún para los países que bajo su férula de influencia económica o política, obran a los dictados de Inglaterra o de USA sus principales líderes.

Léase prácticamente todos los países que componen América, Japón, India, media África, Australia, Nueva Zelanda y aún nos queda un etcétera como es toda Europa.

Marruecos a su vez, juega al peligro argelino, cuándo la realidad es que el agresor fue Marruecos, tanto en la «Guerra de las Arenas» del año 63 del pasado siglo, como en la reciente y provocadora agresión con los nuevos drones de fabricación turca, con los que bombardeó y mató argelinos, que sólo han respondido con bravatas y denuncias internacionales de agresión, que es lo menos que podían hacer sus dirigentes, sin duda avergonzados de su situación y temerosos del Marruecos aliado con la USA de 778.000 millones de dólares de gasto militar anual.

El silencio, por una banda de la Rusia de Putin, y por otra de la UE, gorda señora dedicada a sus labores de ganchillo, ha sido clamoroso, e indicativo de los «afanes guerreros» del muy avieso Putin y la muy influyente Unión Europea.

Sin duda Trump ha ido «a Roma a por todo», con su intervención, inédita en la política USA, en el continente africano, al menos a esta nueva escala.

¿Qué hay en el trasfondo de esa política de Trump?

Ni más ni menos que el íntimo conocimiento de que la estrella de USA, como la de todos los imperios que en el mundo han sido, pasó de cenit a orto, a pesar del gasto exorbitante en su ejército, y por ende, su afán reivindicativo, en uno de los últimos coletazos de orgullo patrio.

Como diría Borges: «Se adivinaba por su porte, su pasada grandeza»

La realidad es que USA fue desplazada recientemente de Afganistán, y que los fracasos bélicos vienen de antiguo: en su intervención en la antigua indochina, Vietnam, Laos y Camboya; que anteriormente lo fue de Corea, convertida en su parte pro China en enemigo acérrimo y quebradero de cabeza constante y que no logra imponer respeto ni a Rusia, menos a China y que también tuvo que salir del conflicto de Siria y dejó a un Irak hecho girones y lejos de la promesa de hacer un país democrático, por el que luchó durante diez años y salió incumpliendo.

No parece un balance digno para el paladín. (autoproclamado) de la democracia.

Ahora le toca a Marruecos: conforme se ha visto desde la II GM, la intervención de USA en un país extranjero, y según lo expuesto, es garantía de fracaso y de dejar los países peor que se los encontraron a su llegada.

¿Cuánto le durará a EE.UU su ímpetu en Marruecos?

Por aquello de la aceleración histórica, los tiempos cada vez son más cortos para la llegada del fracaso.

USA abandonará sin escrúpulo alguno, y ya en su iniciado declive, a su flamante aliado Marruecos, y éste quedará a los pies de los caballos ante el resto de países musulmanes por su apoyo al odiado Israel. Si algo es axiomático es que los países musulmanes, cada vez más islamistas radicales, ni olvidan ni perdonan, y su medida del tiempo es distinta que la de occidente.

Esperan, saben esperar y esperarán.

El juego en la cancha marroquí no ha hecho mas que empezar, y el resultado probablemente será justo el contrario al esperado. Lo que ocurra hasta que USA le retire su apoyo es otra cuestión bien diferente y analizable en pieza / artículo aparte.

Próximamente hablaré de la nueva política francesa de apoyo / no apoyo a Marruecos y de la necesidad de los países OTAN europeos, que ante el fiasco USA, preparan ya una «task force» de contención inmediata, de contingente sólo europeo. Y del hundimiento Biden y la más que probable vuelta de Trump en meteórico ascenso ante la opinión pública norteamericana. Ya pronostican algunos analistas  políticos, la mas que probable vuelta a la política activa y a la presidencia del inefable Trump, especialista en enemistades y en prometer la grandeza de ayer al coste que fuere. Todo un panorama.

Origen: Caminos divergentes en el Magreb. Encrucijada de intereses.