Carta abierta al Presidente de la Asamblea General S.E – CEAS-Sahara

Carta abierta al Presidente de la Asamblea General S.E – CEAS-Sahara

ONGs – Grupo de Apoyo de Ginebra para la Protección y la Promoción de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental

Carta abierta al Presidente de la Asamblea General S.E. Sr. Tijjani Muhammad-Bande

Su Excelencia,

Las 210 organizaciones firmantes expresan su profunda preocupación por el nombramiento del Representante Permanente de Marruecos ante las Naciones Unidas, Sr. Omar Hilale, como uno de los dos co-facilitadores del proceso de “Fortalecimiento y mejora del funcionamiento efectivo del sistema de órganos creados en virtud de tratados de derechos humanos”.

A pesar de todos los esfuerzos legislativos y de comunicación desplegados por sus autoridades, el Reino de Marruecos sigue siendo un lugar en el que se violan constantemente las libertades y los derechos fundamentales, incluidas la libertad de expresión y la libertad de reunión pacífica y, por lo tanto, figura entre los países con los peores antecedentes en materia de derechos humanos del mundo.

Más aún, el Reino de Marruecos ocupa ilegalmente y de forma militar el Territorio no autónomo del Sáhara Occidental desde 1975 y viola sistemáticamente el derecho internacional humanitario, así como todos los derechos fundamentales del pueblo saharaui, incluida su soberanía sobre los recursos naturales y su derecho inalienable a la libre determinación y la independencia, consagrados en la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En los últimos años, el Comité de Derechos Humanos y el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales han expresado su preocupación por el hecho de que no se haya encontrado una solución a la cuestión del derecho a la libre determinación del Territorio no autónomo del Sáhara Occidental y la explotación ilegal de los recursos naturales del Territorio.

Considerando la comunicación presentada por Ennaâma Asfari (uno de los líderes de la protesta masiva de 2010 en Gdeim Izik), condenado a 30 años de prisión sin ningún elemento material de prueba, el Comité contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes ha dictaminado que el Reino de Marruecos ha violado los artículos 1 y 12 a 16 de la Convención. En una carta de fecha 9 de febrero de 2017, el Reino de Marruecos rechazó enérgicamente la decisión.

En el pasado, el Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes determinó que “la tortura y los malos tratos se utilizaron para obtener confesiones y que los manifestantes fueron objeto de un uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes del orden marroquíes”. También determinó que “se utilizó una fuerza excesiva durante las manifestaciones por la independencia del Sáhara Occidental, incluidos secuestros y abandonos en el desierto, con el fin de intimidar a los supuestos manifestantes”.

En los últimos años, al examinar diferentes denuncias presentadas por defensores de los derechos humanos o periodistas saharauis, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria ha señalado repetidamente las violaciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos por parte de las autoridades marroquíes. El Reino de Marruecos rechaza sistemáticamente esas conclusiones.

En su opinión más reciente (Nº 67/2019), publicada el 31 de marzo pasado, en la que se examinaba la comunicación presentada por un grupo de 14 estudiantes, el Grupo de Trabajo consideró que la detención del Grupo de Estudiantes era y es arbitraria, ya que viola los artículos 9, 10, 19 y 23 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y los artículos 1, 2, 3, 7, 9, 14, 18, 19, 26 y 27 del Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Además, las ONG – Grupo de Apoyo de Ginebra para la Protección y Promoción de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental expresa su más profunda preocupación por ver que las Naciones Unidas confían la tarea de co-facilitar a un diplomático que ha sido acusado personalmente y de forma generalizada de utilizar actos de corrupción y espionaje contra el personal de las Naciones Unidas mientras se desempeñaba como Representante Permanente del Reino de Marruecos en Ginebra.

Cabe recordar aquí que en el período de la Sra. Navy Pillay como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Sr. Hilale ha sido acusado, sobre la base de varios documentos oficiales filtrados por un denunciante marroquí (http://www.arso.org/ColemanPaper.htm), de corromper a algunos altos funcionarios de las Naciones Unidas, principalmente al sueco Anders Kompass y al senegalés Bacre Waly Ndiaye, además de utilizar al pakistaní Athar Sultan Khan, como fuente de información en la oficina del Sr. Antonio Guterres, ex Alto Comisionado del ACNUR.

De acuerdo con estos documentos oficiales, el Sr. Hilale estaba utilizando a estos tres funcionarios de las Naciones Unidas para servir a los intereses de su país, manipulando los mecanismos de las Naciones Unidas y poniendo en peligro los esfuerzos realizados en ese momento por el Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas, el Excmo. Sr. Christopher Ross. De hecho, tal acción había socavado años de esfuerzos realizados por la ONU para encontrar una solución al proceso de descolonización del Sáhara Occidental.

Los miembros del ONGs – Grupo de Apoyo de Ginebra por la Protección y la Promoción de los Derechos Humanos en el Sahara occidental subraya que la reputación y la neutralidad de la ONU ya está gravemente dañada en el Sáhara Occidental, donde su Misión es testigo impotente de las graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos por parte del ocupante marroquí.

Los miembros del ONGs – Grupo de Apoyo de Ginebra por la Protección y la Promoción de los Derechos Humanos en el Sahara occidental hacen esta oportunidad para reiterar su llamamiento a los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y, en particular, a Francia (la patria de los derechos humanos) para que incluyan un capítulo sobre los derechos humanos en el mandato de la MINURSO y permitan sinceramente que la Misión cumpla su mandato fundamental, que ya debía cumplirse en 1992: la organización y la supervisión de un referéndum de autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental.

Le saluda atentamente,

Bir Lehlu / Ginebra, 16 de Abril 2020

c.c. :   

Sr. A. Guterres, Secretario General de la ONU

Sra. M. Bachelet, Alta Comisionada de la ONU por los Derechos Humanos      

Sr. F. Grandi, Alto Comisionado de la ONU por los Refugiados

SIGNATARIOS (ONGs con estatuto ECOSOC de la ONU)

(…)

Leer artículo completo con lista de firmantes en: Carta abierta al Presidente de la Asamblea General S.E – CEAS-Sahara