Con la última ofensiva saharaui en el sur de Marruecos, la guerra del Sáhara Occidental puede tomar un nuevo rumbo

Con la última ofensiva saharaui en el sur de Marruecos, la guerra del Sáhara Occidental puede tomar un nuevo rumbo

 

Madrid, 09 Febrero de 2021. – (ECSAHARAUI)

Con la última ofensiva saharaui en el sur de Marruecos, la guerra del Sáhara Occidental puede tomar un nuevo rumbo. El ataque fue efectuado por las fuerzas especiales del Ejército de Liberación Saharaui en El Uarkziz, por el cual tomaron el cuartel de un batallón de las FAR y lo destruyeron, abatiendo al comandante y al suboficial entre otras víctimas mortales, además tomaron armamento y documentos de las fuerzas de ocupación marroquíes.

 

La documentación resulta crucial ya que desmontaría las falacias que lanza el régimen marroquí, desmintiendo lo ocurrido o minimizándolo. La experiencia nos enseña que cuando Marruecos dice algo siempre es lo contrario, durante la primera guerra; siempre reducían los daños sufridos y convertían los comunicados en batallas por el relato.

Vemos como la RASD y el Frente Polisario mantienen su palabra en línea con sus actos, mientras Marruecos la usa, manipula, compra, retuerce y maquilla a su antojo, de ahí que no permitan la entrada de periodistas extranjeros y silencien la cobertura del conflicto en su país, otorgándoles el control absoluto del relato.

Mientras que la RASD avisó en reiteradas ocasiones de las consecuencias de atacar a los manifestantes de El Guerguerat, su palabra fue ignorada. Se acabó cumpliendo. Ya iniciada la guerra, el ELPS avisó que llevaría la guerra a territorio marroquí e involucraría a todo el territorio de la RASD, su palabra fue ignorada. Se acabó cumpliendo.

 

 
Atacado El Guerguerat y El Uarkziz por primera vez, el ELPS avisó de nuevo que escalaría la intensidad de sus operaciones, Marruecos se dedicó a aminorarlo. Se acabó cumpliendo esta madrugada. Ahora, tras abatir a un comandante y a un suboficial de las FAR, Marruecos, -rememorando su modus operandi en la primera guerra- reducirá el número de soldados caídos. Sea lo que sea, definitivamente, ahora tienen la pelota caliente ante la comunidad internacional, que asiste perpleja de ver como un país niega que sus soldados se mantienen atrincherados en el muro aguardando el siguiente e imprevisto ataque saharaui.

Marruecos continúa negando y rechazando la existencia de la guerra, sin embargo su diplomacia y política exterior gira en torno a ella, y en política interior vemos como han iniciado medidas de reclutamiento militar. Hasta su economía gira en torno al conflicto; buscando irrefrenablemente financiación para iniciar proyectos en los territorios ocupados como forma de consumar y consolidar su expansionismo. Ingentes cantidades de dinero van a conseguir la apertura de consulados en los territorios ocupados, como si sirviera para algo más que ser un signo de ostentación y vacilación al carecer de validez y de ciudadanos de los países en cuestión. Además, la mayoría de ellos, son de países cuyo peso internacional y transparencia brillan por su ausencia.

Origen: Con la última ofensiva saharaui en el sur de Marruecos, la guerra del Sáhara Occidental puede tomar un nuevo rumbo.