De Jaime de Pinies a Arantxa González Laya por MAH Iahdih Nan

De Jaime de Pinies a Arantxa González Laya por MAH Iahdih Nan

(…)

De todos modos y a pesar de sus comienzos sumisos y sus reiterados intentos en complacer y caer en gracia al Majzen Marroqui, no cabe ningún género de duda,  que se puede calificar a la Sra. Arantxa González Laya, como la diplomática que  más ha defendido la soberanía, el honor, la dignidad e integridad de España desde el otrora representante en las Naciones Unidas Jaime de Piniés.

Todos sus antecesores en el cargo, se han plegado a la política de intereses, chantajes y exigencias de Marruecos. La Sra. Laya, al final de su periplo en el ministerio, dejó patente su impronta y su carácter así como el honor de España; en una de sus últimas declaraciones, en la que asumió sin tapujos la responsabilidad de España, en la aún inconclusa descolonización del Sahara Occidental. Constituye algo inédito y extraordinario en la clase política española en el ejercicio del poder.   Sólo dos mujeres antecedieron a Laya en el puesto de Ministra de exteriores de España; Ana Palacios y Trinidad Jiménez y ambas demostraron mucha menos talla política, intelectual y diplomática que Arantxa González Laya. La mediocridad tanto de Palacios como de Jiménez quedó patente en más de una ocasión, en el ejercicio de sus funciones, hechos corroborados por sus trayectorias. Ana Palacios acabó siendo Lobbista a sueldo del Majzen marroquí y además promocionando la piratería de los recursos naturales del Sahara Occidental y Trinidad Jiménez será recordada en el Ministerio de exteriores, por su sumiso comportamiento a raíz de la huelga protagonizada por la activista Saharaui Aminatu Haidar, en las islas Canarias. Según cuentan muchos funcionarios del ministerio, Trinidad Jiménez cada vez que tenía que hacer una declaración a la prensa, llamaba al Ministro de exteriores marroquí  para consultar, qué es lo que se puede decir y que no se puede decir, lo que demuestra su escasa personalidad y su absoluta obediencia.

(…)

LEER ARTÍCULO DE OPINIÓN COMPLETO EN: De Jaime de Pinies a Arantxa González Laya por MAH Iahdih Nan