Delegado de la RASD en Andalucía »El pueblo saharaui está determinado a defender su tierra, su vida y la justicia para sus próximas generaciones»

Delegado de la RASD en Andalucía »El pueblo saharaui está determinado a defender su tierra, su vida y la justicia para sus próximas generaciones»

 

Sevilla. – 20/11/2020 – ECSaharaui.

En una rueda de prensa concedida el pasado martes en el Parlamento andaluz, junto al portavoz de Adelante Andalucía, Mohamed Zrug, delegado de la RASD en Andalucía, instó al gobierno español a reparar el error que cometió hace más de 40 años a través de esta nueva oportunidad que se le presenta.

VÍDEO | Intervención completa de Mohamed Zrug.

El portavoz adjunto de Adelante Andalucía en el Parlamento andaluz, José Ignacio García, ha trasladado este martes el apoyo de su grupo «al pueblo saharaui y al Frente Polisario, a sus instituciones», que «tienen toda la legitimidad del mundo para dar los pasos que consideren necesarios ante el ataque que ha sufrido por parte del régimen marroquí», frente al que, además, ha animado a los andaluces a movilizarse.

El diputado de Adelante ha trasladado este mensaje en una rueda de prensa tras reunirse en el Parlamento andaluz con el delegado de la República Árabe Saharaui Democrática en Andalucía, Mohamed Zrug, ante quien ha subrayado que la situación del pueblo saharaui «no es una cuestión de política exterior del Estado español, sino una cuestión de la propia configuración e Historia de España».

Porque «España es responsable jurídica de lo que pase en el Sáhara, de lo que ha pasado estos años y de lo que pase en el futuro», según ha aseverado José Ignacio García antes de enfatizar que «los gobiernos a todos los niveles no pueden permanecer callados ante esta situación, porque la neutralidad no existe», y en este caso «supone estar del lado del invasor».

En esa línea, ha comentado que «el problema aquí no es el pueblo marroquí», sino que es «un régimen corrupto y dictatorial, el de Marruecos, que está masacrando al pueblo saharaui», y que, «después de 45 años de genocidio, ahora se ha permitido el lujo de romper el alto el fuego y atacar al pueblo saharaui».

Por tanto, «los gobiernos tienen que pronunciarse», según ha insistido el diputado de Adelante, que al respecto ha lamentado el «silencio» hasta ahora tanto del Gobierno de España como del andaluz, a los que desde este grupo parlamentario exigen «una condena de las últimas acciones que ha hecho Marruecos».

Ha agregado que, «para volver a una situación de al menos equidistancia, tendría que reconocerse la República Árabe Saharaui Democrática por parte del Estado español», al tiempo que ha llamado a «paralizar cualquier venta o regalo» por parte de España «de material policial o militar a Marruecos».

Además, para Adelante, «España, como potencia administradora reconocida por la ONU y por toda la legalidad internacional, tiene que intervenir en el conflicto, ofrecerse a mediar para que se celebre el referéndum que se acordó que se iba a celebrar en 1992, pero que sigue sin celebrarse».

El diputado de Adelante ha realizado un llamamiento a la sociedad andaluza a «movilizarse», desde el convencimiento de que «mayoritariamente entre el pueblo andaluz hay muchos lazos de solidaridad, de simpatía, de amistad, de hermandad con el pueblo saharaui».

«Hay que presionar a todos nuestros gobiernos, a los intereses económicos de Marruecos que hay en Andalucía», según ha continuado García, quien ha expresado su respaldo a «las movilizaciones que se están dando en los últimos días en todas las ciudades de Andalucía, siempre con todas las medidas de seguridad y de distancia social que se están manteniendo» en todas ellas, y que ha concluido subrayando que «el pueblo andaluz tiene que estar a la altura».

FRENTE POLISARIO

 

Por su parte, el delegado de la República Árabe Saharaui Democrática en Andalucía y representante del Frente Polisario, Mohamed Zrug, ha lamentado que, «como consecuencia de la de la entrada del Ejército marroquí a una zona desmilitarizada, se ha abierto un escenario que ha relegado al proceso de paz y el acuerdo de cese el fuego que venimos implementando con Naciones Unidas desde 1991».

 

Ha agregado que «se ha perdido una gran oportunidad para la paz, pero esperamos que no se pierda una oportunidad para la justicia y que, definitivamente, España no vuelva a cometer el mismo error histórico que ha estado lastrando su imagen, su compromiso con la legalidad internacional, que cometió el 14 de noviembre de 1975, y que 45 años después haya podido sacar las suficientes razones y experiencias para no endosar la tesis marroquí».

«Estamos seguros de que este país tiene la madurez democrática suficiente, y su sociedad civil y sus medios de comunicación son lo suficientemente maduros, como para discernir en 2020 cuáles son las amenazas reales para la paz y para la seguridad, y pedir de una vez el cumplimiento de la justicia para el pueblo saharaui y, en todo caso, al menos el cumplimiento de la legalidad internacional en el Sáhara», ha continuado el representante del Frente Polisario.

Ha incidido en que «el Sáhara Occidental, a día de hoy, sigue siendo una de las últimas diecisiete colonias en el mundo», y «España es la potencia administradora de ese territorio, y su pueblo tiene un derecho inalienable a la autodeterminación y a la independencia».

Tras comentar que «España tenía la oportunidad de promover y ahorrarle al pueblo saharaui el sufrimiento y una guerra de 16 años cuando se nos dio la espalda en 1975», el representante del Frente Polisario ha apuntado que se teme, «por las tímidas posiciones oficiales manifestadas hasta ahora, que la España del siglo XXI no ha aprendido nada de su historia», y que «hoy se esté detrás de endosar un cierre otra vez en falso del conflicto del Sáhara occidental».

También ha advertido de que «el pueblo saharaui está determinado a defender su tierra, a defender sus vidas y a defender, en definitiva, la justicia y la legalidad internacional para sus próximas generaciones», y en esa línea ha querido subrayar que «esta situación impuesta al pueblo saharaui nuevamente de guerra no viene de ahora», sino que «lleva 45 años, obligando al pueblo saharaui a someterse y a mantenerse en una camisa de fuerza de la que era previsible de que tenía que reaccionar de esta manera».

Origen: Delegado de la RASD en Andalucía »El pueblo saharaui está determinado a defender su tierra, su vida y la justicia para sus próximas generaciones»