Diciembre saharaui: al Gobierno de Sánchez se le llena la boca al hablar de Derechos Humanos | Contramutis

Diciembre saharaui: al Gobierno de Sánchez se le llena la boca al hablar de Derechos Humanos | Contramutis
  • El Gobierno de España dice que está profundamente comprometido con los Derechos Humanos, pero no denuncia las violaciones que se cometen en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos.
  • Desde el reinicio de la guerra entre el F. Polisario y Marruecos se ha incrementado la represión contra civiles saharauis en los territorios ocupados de la excolonia española.

Alfonso Lafarga.-

Al Gobierno que preside Pedro Sánchez “se le llena la boca” -hablar repetidamente de algo y después no ser coherente con lo dicho- con las palabras Derechos Humanos, que no se tienen en cuenta si se trata del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos.

El año que ha finalizado ha sido especialmente duro para los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, el territorio que invadió Marruecos hace 45 años tras la vergonzosa entrega que hizo España sin cumplir con la obligación de descolonizar.

Como en años anteriores, durante 2020 los Derechos Humanos han sido vulnerados reiteradamente en el Sáhara ocupado, pero más aún desde el 13 de noviembre, fecha en la que el Frente Polisario reanudó la guerra con Marruecos, tras romper el ejército marroquí el alto el fuego de septiembre de 1991 atacando a civiles saharauis que protestaban pacíficamente contra la apertura del paso ilegal de Guerguerat.

La población civil saharaui de los territorios ocupados sufre desde ese día un continuo hostigamiento, con cerco y asalto a sus hogares,  detenciones, desapariciones, torturas…, lo que han denunciado el Ministerio saharaui de los Territorios Ocupados,  y organizaciones como la Instancia Saharaui contra la Ocupación Marroquí (ISACOM), que reclaman la presencia urgente de los organismos internacionales para la protección de la población civil en tiempo de guerra,  como la Cruz Roja Internacional.

Y mientras, ¿qué hace el Gobierno de España?: habla lo menos posible del Sáhara Occidental, aunque la decisión del presidente norteamericano Donald Trump de reconocer a Marruecos soberanía sobre el Sáhara Occidental ha llevado a la ministra de Asuntos exteriores, Arancha González Laya,  a declarar que el futuro de la excolonia española no depende “de la voluntad de un país por muy grande que sea” y a pedir que se respeten las resoluciones de Naciones Unidas sobre este conflicto.

Al Gobierno de Pedro Sánchez se le “llena la boca” al hablar de los derechos humanos: en la página Web del Ministerio de Asuntos Exteriores hay un amplio capítulo dedicado a este tema, en el que se  especifica que “España es un país profundamente comprometido con los derechos humanos”, y que su protección y promoción constituyen “un eje prioritario de la política exterior” y “una exigencia de la sociedad española”.

Con motivo de la pertenencia de España al Consejo de Derechos Humanos en el periodo 2018-2020, se planteó reivindicar “el papel de los defensores de derechos humanos” y trabajar en su protección. Para ello en el Ministerio de Asuntos Exteriores hay una Oficina de Derechos Humanos (ODH) que gestiona el Programa de Protección y Acogida Temporal a Defensores de DDHH Amenazados.

En el mismo capítulo se especifica que los DDHH siguen siendo violados por gobiernos “que privan sin juicio de la libertad a sus ciudadanos, encarcelan a periodistas o impiden el desarrollo de elecciones libres y justas”.

Las violaciones de los DDHH de los saharauis no se condenan

(…)

Leer artículo completo en el original de CONTRAMUTIS: Diciembre saharaui: al Gobierno de Sánchez se le llena la boca al hablar de Derechos Humanos | Contramutis