Diputados, ex ministros, alcaldes y otras personalidades chilenas piden al presidente Boric establecer relaciones diplomáticas con la República Saharaui

Diputados, ex ministros, alcaldes y otras personalidades chilenas piden al presidente Boric establecer relaciones diplomáticas con la República Saharaui
 
 

Ali Mohamed.

 

ECS. Santiago. | Representantes de movimientos sociales y políticos solicitan al Presidente Gabriel Boric, el reconocimiento de Chile a la República Saharaui (RASD) y el establecimiento de relaciones diplomáticas. Más de 190 personalidades, representantes de movimientos sociales y políticos, premios nacionales de Literatura, trabajadores, parlamentarios, académicos y artistas entregaron carta al Presidente de la República Gabriel Boric, solicitándole el reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) por parte del Estado de Chile y el consiguiente establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, que se encuentra pendiente desde que se aprobó en 1999.

En la carta al presidente se fundamentan las razones de la solicitud y se encuentra suscrita por numerosos diputados, ex ministros, alcaldes de distintas comunas, personalidades influyentes de la cultura chilena así como asociaciones de la sociedad civil. La misiva recordó al actual presidente, Gabriel Boric, su voto como diputado en 2014 a favor de reconocer a la República Saharaui, dejando caer el deseo de que se materialice ahora que es presidente electo de Chile, cuya política exterior es dominio exclusivo del presidente.

También le recordaron que todas las fuerzas políticas del espectro chileno han insistido en el establecimiento de dichas relaciones con el estado saharaui. Entre otras cosas, también señalaron que »dada la centralidad de los derechos humanos definida por su presidencia como eje de la política exterior de nuestro país, Chile sólo puede abogar por la protección y promoción de los Derechos Humanos del pueblo saharaui en el marco de los mecanismos establecidos por la ONU, integrando en el mandato de la MINURSO un mecanismo de vigilancia de los derechos humanos.»

La sociedad chilena ya había logrado convencer en septiembre de 2010 a una mayoría en la Cámara Baja del Parlamento chileno para que adoptara una resolución en la que se pedía el establecimiento de relaciones con la República Saharaui. Sin embargo, Michelle Bachelet, entonces Presidenta de Chile, se opuso a la petición. De nuevo, tanto en 2014 como en mayo de 2016, la misma propuesta fue votada en el Congreso, y acabó siendo rechazada con solo tres votos de diferencia: 43 diputados estaban a favor y 46 en contra. Ahora, en 2022, con un presidente que no es de derechas y que posee la última palabra en política exterior, ¿se abre la vía para establecer relaciones?

El regreso de la izquierda al poder en Perú y Bolivia resultó inmediatamente en el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la RASD, lo que supuso una importante palanca para la diplomacia saharaui de cara al futuro de la región. Indudablemente, la llegada de Boric al gobierno ha levantado tantas esperanzas como miedos, lo que demuestra la capacidad de cambio que se le atribuye.Varios analistas anticiparon que Chile probablemente seguirá los pasos de Lima y La Paz que ya reconocieron a la República Saharaui, pero sobre todo porque los chilenos nunca han ocultado su ambición de dar ese paso, aunque esta competencia cae exclusivamente bajo las prerrogativas del presidente.

 

Lejos de especulaciones, hay una realidad inmutable; Tras treinta años de gobiernos de derecha, la victoria de Gabriel Boric abre una una nueva etapa tanto para la política nacional como para la exterior, en un momento en el que la región es testigo de un avance de la causa saharaui. Recientemente, el presidente del Parlamento Andino, del cual la RASD es miembro observador, denunció y suspendió su viaje a Marruecos por incluir una visita a la ciudad saharaui ocupada y capital, El Aaiún.

Origen: Diputados, ex ministros, alcaldes y otras personalidades chilenas piden al presidente Boric establecer relaciones diplomáticas con la República Saharaui