EE.UU da marcha atrás y anuncia que, en cuanto al Sáhara Occidental, «apoya un Proceso Político creíble dirigido por la ONU

EE.UU da marcha atrás y anuncia que, en cuanto al Sáhara Occidental, «apoya un Proceso Político creíble dirigido por la ONU

 

 
Estados Unidos da marcha atrás y anuncia que, en cuanto al Sáhara Occidental, «apoya un Proceso Político creíble dirigido por las Naciones Unidas para estabilizar la situación y garantizar el cese de las hostilidades».
 
Por Lehbib Abdelhay /ECS

ECS. Rabat. | Después de sus conversaciones con el ministro Nasser Bourita en Rabat, el subsecretario de Estado de Estados Unidos para Oriente Medio, Joey Hood, dijo que Washington apoya un proceso político creíble liderado por Naciones Unidas para estabilizar la situación y asegurar el cese de las hostilidades entre el Frente Polisario y Marruecos, reiniciado en Noviembre pasado.

El funcionario estadounidense también destacó que la administración Biden está incrementando las consultas con las dos partes sobre la mejor forma posible de impulsar el proceso político, así como detener la violencia y lograr una solución definitiva y permanente al conflicto que ya dura cuatro décadas y no ha traído ningún beneficio a Marruecos salvo a las arcas de su monarca alauita.

El responsable del Norte de África y Medio Oriente también indicó que Estados Unidos apoya firmemente los esfuerzos de las Naciones Unidas para nombrar a un enviado personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental lo antes posible, destacando también que está dispuesto a colaborar activamente con las partes para lograr un arreglo al estancamiento.

En el mismo sentido, Joey Hood confirmó lo mismo ayer desde la capital argelina, aseverando que la posición de Washington es clara e inequívoca, que es apoyar el papel que lidera Naciones Unidas en el proceso para hallar una solución política aceptable que conduzca a la paz y la estabilidad en la región.

Segundo plantón a Mohamed VI y a sus impositivas pretensiones soberanistas propugnadas por Nasser Bourita, artífice de los »ostentosos» consulados ilegales.

La declaración del funcionario estadounidense llega hoy desde el corazón de Rabat disipando de esta manera y desde dicho país, la confusión sobre la posición de la administración Biden respecto al conflicto del Sáhara Occidental tras el error cometido por su antecesor, Donald Trump, el 10 de diciembre de 2020, por el que reconoció la supuesta soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental en lo que es un acto que contradice la legitimidad internacional y los esfuerzos internacionales encaminados a erradicar el colonialismo y concluir la descolonización del Sáhara Occidental de conformidad con las disposiciones y las resoluciones de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Se trata de la segunda vez que la Administración Biden muestra signos de rechazo al ilegal reconocimiento dado por Trump en Diciembre y que muchos expertos y el propio Marruecos consideraron como un »espaldarazo», no obstante, en Abril pasado, Ned Price, portavoz de la Casa Blanca, confirmó que el enfoque de la Administración Biden sería distinto al de Trump, ahora, el subsecretario de Estado para Medio Oriente y Norte de África de los EE.UU despeja cualquier duda de la continuidad de la imprudente política Trump en el Sáhara Occidental, y desde Rabat.

El tiempo juzgará si se trata de un ímpetu pacificador de EE.UU o de solo las tan manidas »maniobras declaratorias» para congelar las tensiones que alcanzan ya la violencia y ganar tiempo hasta otra declaración. EE.UU deberá hacer valer su palabra en el Consejo de Seguridad de la ONU y dejar de apoyar el pseudo Plan de Autonomía marroquí que tiene como objetivo suprimir los derechos políticos y de existencia del pueblo saharaui. Recuérdese que EE.UU es el redactor de las resoluciones para el Sáhara Occidental en el Consejo, ahí es donde verdaderamente se conseguiría algún cambio, mientras tanto, el pueblo saharaui espera que estas declaraciones no se queden en meros »estimulantes ilusorios», se trasladen al terreno práctico y no queden en saco roto.

Origen: EE.UU da marcha atrás y anuncia que, en cuanto al Sáhara Occidental, «apoya un Proceso Político creíble dirigido por la ONU.