El Confidencial Saharaui: El Sáhara, una herida abierta que sitúa a España ante su responsabilidad como antigua potencia colonial.

El Confidencial Saharaui: El Sáhara, una herida abierta que sitúa a España ante su responsabilidad como antigua potencia colonial.
El Gobierno de España y Marruecos conocen bien sus intereses y evitan siempre confrontarse. En la mitad del problema está el Sáhara español (Sáhara Occidental), una ex colonia España que se siente en estos días el abandono por la potencia administradora del territorio ante los marroquíes.
(…)
 
No queda ninguna vía.

Tras casi un siglo desde que la situación se convirtiera en insostenible por parte de España y con más de cuatro décadas incumpliendo a lo que exige el Derecho Internacional, el pueblo saharaui continúa refugiado y reprimido mientras espera una respuesta. Dos vías desbloquearían esta situación: la primera, que Marruecos acepte el referéndum. En segundo lugar, sentarse a negociar con el Frente Polisario ( El único representante legítimo del pueblo saharaui).
Todo ello pasa por la voluntad de España: Si algún gobierno de la potencia, todavía administrativa, quisiera reconocer el derecho de autodeterminación saharaui, la presión sobre Marruecos le obligaría a negociar para poner fin al sufrimiento de miles de saharauis que habitan la Hamada argelina. El Derecho Internacional señala a España como responsable de este pueblo ante la represión marroquí en los territorios ocupados y en los campos de refugiados.

Origen: El Confidencial Saharaui: El Sáhara, una herida abierta que sitúa a España ante su responsabilidad como antigua potencia colonial.