El coronavirus acecha a los refugiados saharauis | Diario de Navarra

El coronavirus acecha a los refugiados saharauis | Diario de Navarra

Desde 2005, la ONG navarra ATTsF (Asociación de Trabajadores y Técnicos sin Fronteras) es la responsable, junto con las autoridades locales, de la distribución de toda la ayuda alimentaria en los campamentos saharauis de Tindouf, en Argelia. La entidad se encarga del mantenimiento y reparación de los 20 vehículos pesados que salen diariamente de los almacenes de la Media Luna Roja Saharaui para repartir los víveres entre las cinco wilayas (provincias) en los que están divididos los campamentos, con una población de unos 175.000 habitantes y una extensión muy similar a la de Navarra. Este proyecto cuenta con la financiación principal de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID), pero también ha recibido fondos de ayuntamientos como el de Pamplona y otras empresas e instituciones forales, de modo que “Navarra está muy presente”.

CUATRO FLOTAS

Desde comienzos de este año, la labor de la ONG navarra se ha visto multiplicada al asumir también las flotas de la distribución de agua, de recogida de residuos sólidos y de bienes no alimentarios (kits de higiene, mantas, etc.), gracias a la financiación de ACNUR. Esto ha hecho que en este momento sean responsables de la gestión de 79 vehículos pesados y de un equipo humano formado por 123 personas, 121 locales y dos de ellos expatriados.

Estos dos expatriados se llaman José Antonio Ruiz Ortiz y Alberto Jiménez Vallés, coordinador de proyectos de AECID y coordinador de proyectos de ACNUR, respectivamente. Desde allí, gracias a una calidad de llamada por Internet que hasta hace unos pocos años era impensable, explican cómo les está afectando la amenaza de la pandemia de coronavirus.

Por el momento no se han detectado casos dentro de los campamentos, pero sí hay 14 contagios confirmados en la ciudad de Tindouf, a solo ocho kilómetros de distancia, lo que ha hecho que en los últimos días se disparen las alarmas y ha llevado a las autoridades a pedir a los refugiados que extremen las medidas de higiene y distanciamiento social. Además, las autoridades argelinas han instalado un hospital de campaña en Rabouni, la capital administrativa de los campamentos, que cuenta con un servicio específico de Covid-19, laboratorio y una flota de ambulancias, entre otros.

En cualquier caso, la sombra de la pandemia se había hecho notar ya antes. “La actividad está paralizada y no está permitido desde hace cosa de un mes el tránsito ni entre las wilayas ni hacia Tindouf. Nosotros hemos pasado a una fase de servicios mínimos y trabajamos con menos personal, pero seguimos dando los servicios de las cuatro flotas”, explica Jiménez. Tanto él como Ruiz viven en Rabouni, que se encuentra en la misma wilaya donde se ubica la base de transportes. Eso les ha permitido seguir yendo y viniendo del domicilio al trabajo a diario, a diferencia del retén de trabajadores, que permanece día y noche en la base toda la semana.

(…)

Leer artículo completo en: El coronavirus acecha a los refugiados saharauis | Noticias de Navarra en Diario de Navarra