El covid y el giro de Sánchez marcan el verano en España de «los mejores embajadores de la causa saharaui»

El covid y el giro de Sánchez marcan el verano en España de «los mejores embajadores de la causa saharaui»

 

 

(…)

Un año marcado por la pandemia

Carol García, al igual que Silvia, lleva años participando en el programa. Primero lo hizo como hermana de acogida, y después como madre. «En el año 97 mis padres acogieron por primera vez y en 2016 empecé a hacerlo yo. Así estuve hasta 2019, cuando se paró por la pandemia», explica. Este año ha repetido, pero el cambio que ha notado en los pequeños es evidente. «La clave de este año es la salud», lamenta.

Ha sido consecuencia de la pandemia. Al llegar el covid, el cierre de fronteras y el miedo a un contagio que en los asentamientos de refugiados podría tener una letalidad altísima provocaron que los saharauis se aislaran aun más de lo que ya lo estaban antes. La población, de algo más de 170.000 personas, no vio llegar la ayuda humanitaria hasta que la crisis sanitaria se redujo, pero el impacto de la falta de alimentación y medicamentos ya era evidente. Carol, que también es coordinadora de Vacaciones en Paz en Navarra, lo está viendo ahora con sus propios ojos.

«Están llegando muchos niños con malnutrición y también ha venido una niña con un problema importante en los bronquios. Si no se hubiera hecho el programa este año, muchos de ellos podrían haber muerto allí sin diagnóstico«, lamenta. Además, y como algo excepcional, como cuentan Garrido y Fernández, este verano se ha autorizado el viaje de varios niños y niñas más mayores que tenían pendientes pruebas médicas o tratamientos desde que se marcharon en 2019. «Siempre es importante que salgan de allí, pero este año más. Han estado mucho tiempo sin comer bien, y se nota», añade Carol.

Silvia también lo ha comprobado. «Yo recuerdo que Intisar no se sorprendía tanto al ver ciertas cosas, pero a Galat le impresiona muchísimo ver mucha comida, por ejemplo», explica. «Estoy viendo que ahora tienen muchas más carencias que antes, y que allí lo están pasando peor. Mi niña no tiene agua en casa, y siempre cuenta que ‘papá está trabajando», continúa.

Ajenos al giro del Gobierno pero «embajadores» de su causa

Pero la particularidad de este año no ha sido solo la salud. Carol, que fue a visitar los campos de refugiados el pasado 2 de julio, asegura que la «decepción» con el Gobierno tras el giro dado a su política exterior es evidente. «Su humor y su esperanza es ahora totalmente diferente. Viven en un ambiente de guerra, y la única esperanza que tienen es que el pueblo español les siga ayudando, aunque tampoco creen que su situación cambie en el corto plazo», cuenta.

(…)

Leer artículo completo en: El covid y el giro de Sánchez marcan el verano en España de «los mejores embajadores de la causa saharaui»