El ex ministro socialista José Bono viste chilaba en una boda «diplomática» en Marruecos

El ex ministro socialista José Bono viste chilaba en una boda «diplomática» en Marruecos

 

La prensa española califica el evento como una «boda diplomática» y revela que entre los invitados se encontraban el exministro de Defensa socialista y expresidente del Congreso José Bono, así como el agregado cultural en la embajada de España en Rabat, Borja Morate.

Por Sidi Maatala | ECS

Madrid (ECS).- La boda del empresario marroquí Rachad Andaloussi Ouriaghi este pasado sábado reunió en la capital del norte de Marruecos, Tánger, a diversas personalidades vinculadas al mundo empresarial, la política, la diplomacia y la abogacía, según adelantó La Provincia.

Una cita, según la misma fuente, que incluyó un almuerzo en el jardín del palacio Moulay Hafid, y a la que asistieron, entre otros, el exministro y expresidente del Congreso de España, José Bono, y en la que también se vio al diplomático y exconseller Fernando Villalonga, la exvicepresidenta del Consell Paula Sánchez de León, los dirigentes populares José María Chiquillo y Juanvi Pérez o los abogados Juan Carlos Galindo. También el presidente de la Comisión de Hacienda en el Congreso, Eloy Suárez Lamata o el el Agregado Cultural en la Embajada de España en Rabat, Borja Morate.

Ningún país del mundo ha condecorado, con su máxima distinción, a tantos socialistas como lo ha hecho Marruecos. Jefes de Gobierno, ministros, diputados, eurodiputados, etc. Centenares de políticos españoles de todos los colores tienen un Wisam Real concedido por Marruecos. En el mundo de la política, como los precios son más baratos y la crisis sanitaria de Covid ha hecho estragos, pues hay políticos españoles a tropel en la lista de premiados. En definitiva, buena parte de las elites españolas está en nómina del Majzén. Pero no hay que extrañarse que un político español, José Bonos, haya ‘visitado’ a Marruecos para agasajarle con determinados premios, lo ha echo en mas de una ocasión el ex jefe del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La boda es nada mas y nada menos del empresario marroquí afincado en Valencia que el pasado mes abril trató de personarse como acusación popular en la causa que mantenía la Audiencia Nacional contra el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Rachad Andaloussi trató de personarse en abril como acusación en la Audiencia Nacional para que se investigara a Brahim Ghali. Esta solicitud fue rechazada por el magistrado.

Según El Confidencial, a la ceremonia acudieron también altos cargos del Gobierno marroquí y destacados miembros de la sociedad civil de este país, así como representantes diplomáticos de Libia, Túnez, Mauritania, Emiratos Árabes, República Dominicana, México y EEUU. Entre ellos, señalan la presencia de la que fuera ministra del Gobierno de Panamá entre 1998 y 1999 y actual embajadora en Turquía, Mariela Sagel, y de miembros del gabinete de varios ministerios marroquíes.

En realidad, Marruecos cuenta con unas fuentes de ingreso, en Caja B, que mantienen bien engrasada la maquinaria de la extorsión. Y gracias a esta maquinaria, el lobby pro marroquí en España está presto a cualquier acción, por muy contraria que sea a los intereses de España. A fin de cuentas, la lealtad es a quien paga.

Origen: Ex ministro de defensa de España con su chilaba en una boda «diplomática» en Marruecos.