El Frente Polisario confirma que De Mistura busca relanzar el Proceso de Paz de la ONU en el Sáhara Occidental

El Frente Polisario confirma que De Mistura busca relanzar el Proceso de Paz de la ONU en el Sáhara Occidental

 

 
Por Lehbib Abdelhay
 
Chahid El Hafed (ECS).- El enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, llegó hoy a los campamentos de refugiados saharauis. Se trata de una zona en conflicto desde que en 1975 Marruecos ocupara la antigua colonia española del Sáhara. Con la visita de De Mistura, la ONU muestra su intención de relanzar el proceso político en el Sáhara Occidental.
 
Por su parte, el Frente Polisario, único representante legítimo del pueblo saharaui, ha insistido en celebrar cuanto antes aquel referéndum prometido. Según el responsable de la Organización Política del Frente Polisario, Jatri Adduh, la visita de De Mistura busca desbloquear el proceso de paz estancado desde la dimisión, hace dos años, del expresidente alemán Horst Köhler.
 
En declaraciones a la televisión oficial argelina, Adduh coincidió con la ONU en que el objetivo de esta gira es que «se relance de una vez por todas» el proceso político. La visita de De Mistura para tratar de desbloquear el proceso recibió el apoyo de Washington. El Departamento de Estado de EE. UU. dio la bienvenida a la primera visita de Staffan de Mistura a la región en su calidad de Enviado Personal del Secretario General de la ONU para el Sáhara Occidental. Y confirma, en un tuit publicado en su cuenta oficial en la plataforma de Twitter, que apoya sus esfuerzos por reanudar un proceso político creíble que conduzca a una solución política duradera y mutuamente aceptable al conflicto del Sáhara Occidental.
 
De Mistura, nombrado en octubre pasado tras dos años de obstáculos, aterrizó este sábado en el aeropuerto de Tinduf desde donde se desplazó a los campamentos saharauis en un convoy escoltado por la seguridad nacional saharaui. Su primera parada fue el campamento de Smara, el mayor de los cinco campamentos levantados desde 1975 tras la invasión militar marroquí, donde fue recibido por la población refugiada. El diplomático italo-sueco visitó una serie de instituciones, como el centro educativo para niños con «autismo», donde fue puesto al día de las demandas dirigidas a las Naciones Unidas para poner fin al sufrimiento de este colectivo. Luego se dirigió al centro para personas con necesidades especiales donde escuchó una breve explicación sobre el papel y la importancia del centro y recibió una carta de uno de los afiliados del centro.
 
Al final de su visita al campamento de Smara, el enviado especial al Sahara Occidental inspeccionó el hospital regional donde fue informado sobre los diferentes servicios de salud que brinda y las condiciones de trabajo.
 
El este contexto, el Primer Ministro saharaui, Hamudi Bucharaya Beyun, recibió esta tarde en Chahid El Hafed a De Mistura. La reunión tuvo lugar en presencia de Bachir Mustafa Sayed, Ministro Consejero de la Presidencia de la República Saharaui a cargo de los asuntos políticos, Sidi Mohamed Omar, representante del Frente Polisario en las Naciones Unidas y coordinador con la MINURSO y Salek Saghir, Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores.
 
En su primer día de visita, el emisario de la ONU se reunió con la delegación negociadora saharaui, responsables de la juventud saharaui, organizaciones de las mujeres saharauis y miembros del gobierno de la RASD. Esta noche participará en una cena de gala en la Casa de Huéspedes.
 
Mañana domingo, está previsto que se reúna con el líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) Brahim Ghali, y luego se dirigirá a Argel donde se reunirá con las autoridades argelinas para desplazarse el 19 de enero a Nuakchot, última parada de su visita.
 
Un contexto muy diferente a la de sus predecesores. 
 
La visita del nuevo enviado especial del secretario general de la ONU Staffan De Mistura, se produce en un contexto muy diferente a la de sus antecesores, ya que el territorio está en guerra desde hace un año. El pasado 13 de noviembre de 2020, las tropas de ocupación marroquíes penetraran en la brecha ilegal de Guerguerat, una zona de amortiguación fuera del muro militar marroquí que, pese a ello, Rabat y Nuakchot explotan comercialmente. El Frente Polisario consideró la salida de sus muros de las fuerzas marroquíes, que pretendían desalojar por la fuerza a un grupo de civiles saharauis que protestaban contra el uso ilegal de la brecha, como una ruptura del alto el fuego firmado en 1991 y declaró la guerra ante a inacción del Consejo de Seguridad.
 
En una rueda de prensa celebrada ayer en el campamento de Bojador, el Representante del Frente Polisario ante la ONU y coordinador saharaui con la misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), Dr. Sidi Mohamed Omar, anunció que la visita se produce en un contexto totalmente diferente de los contextos anteriores: una guerra abierta, crisis diplomáticas en la región, represión en los territorios ocupados y un expolio imparable de los recursos naturales del territorio.
 
El representante del Frente POLISARIO en Naciones Unidas confirmó que el pueblo saharaui mantiene su derecho a defenderse por todos los medios legítimos. Además señaló que van a esperar qué tiene o trae De Mistura para declarar su posición respecto al Proceso de Paz de la ONU.
 
Sobre la posición anunciada por el ministro de exteriores de Marruecos tras recibir al enviado de ONU, Sidi Omar confirmó que lo anunciado por Marruecos no es nada nuevo. «Nuestra posición es defender el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia», aseveró.
 
Como es bien sabido, de Mistura asumió sus funciones como enviado personal del Secretario General de las Naciones Unidas a principios de noviembre de 2021. El pasado miércoles, 12 de enero de 2022 inició su primera visita a la región donde se reunirá a parte de las dos partes en conflicto, el Frente Polisario y Marruecos, también viajará mañana a Argel y Mauritania.
 
Los retos a los que enfrenta el enviado de la ONU.
 
Entre los retos más importantes que enfrenta De Mistura, la postura de inacción que el Consejo de Seguridad lleva mucho tiempo adoptando respecto al conflicto del Sáhara Occidental en general, y las circunstancias recientes en particular, una postura negativa que se refleja claramente en el contenido de la reciente Resolución del Consejo de Seguridad No. 2602 adoptada el 28 de octubre de 2021. A pesar de la gravedad de la situación sobre el terreno, el Frente Polisario en su momento dijo que esa resolución del Consejo de Seguridad «no dictó ninguna medida práctica para garantizar la implementación de las tareas de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum de Autodeterminación (MINURSO).
 
Otro de estos desafíos inmediatos es la persistencia de la potencia ocupante en su intransigencia y negación de sus obligaciones internacionales, y su falta de voluntad política real para participar de forma seria en el proceso de paz bajo los auspicios de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental, un tercer desafío que aguarda a De Mistura. La prueba de la intransigencia del régimen marroquí es lo que pronunció el Rey de Marruecos, el pasado mes de noviembre, lo que llamamos la Marcha Negra, que, como todo el mundo sabe, es la marcha por la que el ocupante invadió el territorio del Sáhara Occidental en 1975.
 

Marruecos sigue llevando a cabo una política de huida hacia adelante, y su insistencia en la política de imponer por la fuerza la realidad colonial en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

 
De Mistura tendrá que lidiar con estos elementos relacionados con los acontecimientos sobre el terreno y la postura de «espectador pasivo» del Consejo de Seguridad hacia la política de imponer un hecho consumado por la fuerza por parte del régimen marroquí.
 
El enviado de la ONU debe proporcionar una ambiente serio y constructivo para hacer avanzar el proceso de paz y lograr su único objetivo, que es permitir que el pueblo saharaui ejerza su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia.
 
El representante saharaui en la ONU, Dr. Sidi Mohamed Omar, explicó recientemente en una entrevista con APS que lo que se requiere del nuevo enviado del Secretario General de Naciones Unidas es reactivar el Proceso de Paz auspiciado por Naciones Unidas y no ceder al chantaje marroquí. Señaló que el Frente Polisario aseguró que el único acuerdo que es aceptable para ambas partes es el Plan de Arreglo conjunto de las Naciones Unidas y la organización de la Unión Africana.
 
Es un plan aprobado por unanimidad por el Consejo de Seguridad en sus resoluciones 658/1990 y 690/1991, según las cuales el Consejo de Seguridad estableció la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum de Autodeterminación MINURSO.
 
Ante todos estos acontecimientos, y la firmeza del pueblo saharaui para ejercer de su derecho inalienable a la autodeterminación e independencia, sin restricciones militares ni civiles, De Mistura, en un primer paso, debe poner en marcha los mecanismos necesarios para el pleno cumplimiento del mandato para el que se estableció la misión de la MINURSO.
 

Origen: El Frente Polisario confirma que De Mistura busca relanzar el Proceso de Paz de la ONU en el Sáhara Occidental.