El Frente Polisario responde a Marruecos tras las mentiras difundidas en un debate del Consejo de Seguridad sobre violaciones en el Sáhara Occidental

El Frente Polisario responde a Marruecos tras las mentiras difundidas en un debate del Consejo de Seguridad sobre violaciones en el Sáhara Occidental
 

 

Sidi Maatala.

ECS. Nueva York. | El pasado 13 de Abril se celebró en el Consejo de Seguridad de la ONU un debate sobre la violencia sexual en conflictos armados, donde se mencionó el conflicto saharaui a la luz de las continuas violaciones del régimen marroquí en las ciudades saharauis que ocupa. Las delegaciones de Argelia y Sudáfrica denunciaron los abusos cometidos por las fuerzas marroquíes en el Sáhara Occidental ocupado provocando la respuesta airada de la delegación marroquí contra Argelia y Sudáfrica.

Como es habitual, Marruecos replicó con una irracional diatriba contra la causa saharaui, intentando hacer creer sus inventos que ya fueron sólidamente refutados por la propia ONU y otras agencias gubernamentales. Durante el derecho de réplica, Omar Hilale, el representante de Mohamed VI en Nueva York, vertió una sarta de calumnias y falsas acusaciones de supuestos »niños soldado» en los campamentos de refugiados saharauis, demonizó a los activistas y defensores de los derechos humanos saharauis e incluso atacó a los países que expusieron sus fechorías ante el Consejo de Seguridad.

El Frente POLISARIO, en su calidad de único representante del pueblo saharaui, calificó las palabras de la delegación marroquí como »propaganda y desinformación», y es que ciertamente no resisten al más mínimo análisis, ya que hace no menos de dos meses fueron desmentidas por la propia ONU tras la visita de Staffan De Mistura a las partes en conflicto.

En un ejercicio de cruel hipocresía, la potencia ocupante que viola todas las resoluciones de la ONU, ahora pretende alzarse en defensa de los derechos humanos para la población que vive refugiada debido a su ocupación militar. Cuesta entender que a la población que masacró con indiscriminados bombardeos al inicio de la invasión en 1975 y reprima brutalmente en las ciudades saharauis, se erija ahora como su protector. Si Marruecos dice defender y preocuparse por los derechos del pueblo saharaui, el de los niños en particular, no debe tener problema alguno a la hora de que éste pueblo ejerza su derecho más fundamental e internacionalmente reconocido; el derecho de autodeterminación.

En su nota refutando a la propaganda marroquí, el Frente POLISARIO señaló que ‘‘El estado de ocupación marroquí es el menos indicado en el mundo para hablar de derechos humanos debido a su sistema político represivo y tiránico, y debido a su continua ocupación militar ilegal de partes de la República Saharaui» para a continuación recordar que »el 9 de abril de 2015 por el juez del Tribunal Supremo español Pablo Ruz en la que acusaba a 11 altos funcionarios marroquíes de genocidio en el Sáhara Occidental

»El 17 de enero de 2022 el portavoz oficial del Secretario General desmintió la presencia de niños soldados allí. Además, muchas agencias de la ONU, la UE e internacionales, han estado presentes en los campamentos de refugiados saharauis durante décadas, y ninguna de ellas ha apoyado nunca las falsas acusaciones de Marruecos.» dijo el Polisario en su respuesta.

La nota, a la que ECSAHARAUI ha tenido acceso, añade en este sentido que »Baste solo referirse en este contexto a la respuesta dada por el Sr. Lenarcic el 18 de noviembre de 2020 en nombre de la Comisión Europea, en donde aclaraba que »la Comisión no tiene conocimiento del presunto trabajo infantil o reclutamiento forzoso en los campamentos saharauis.»

Más adelante, el movimiento saharaui daba cuenta de los recientes y continuados informes de Amnistía Internacional, Human Rights Watch y del Alto Comisionado de Derechos Humanos donde se »aportan datos sobre las indecibles atrocidades cometidas por el ocupante marroquí contra los civiles saharauis en los territorios ocupados.» El caso de Sultana Jaya, Aminetu Haidar, Mina Baali, Luaara Jaya, son solo algunos expedientes de una larga »lista negra» que comenzó al momento de la ocupación en Octubre de 1975.

Cabe destacar que Marruecos es autor de un crimen internacional al anexionarse un territorio ajeno por la fuerza militar, frustrando el último proceso de descolonización africano y negando el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui en un referéndum. Lo que no deja ser una muestra más de su carácter totalitario y antidemocrático.

Más recientemente, en la misma semana que Marruecos se empeñaba en dar lecciones de derechos humanos, el Departamento de Estado de EE.UU. expresó su preocupación por la violencia y represión ejercida contra los civiles saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. El informe anual del Departamento de Estado de EE.UU sobre la situación de los derechos humanos en el mundo denuncia que las fuerzas de ocupación marroquíes sometieron a los manifestantes que piden la independencia del Sáhara Occidental a tratos degradantes durante y después de las manifestaciones y protestas. Y un día después, Amnistía Internacional lanzaba una campaña internacional para proteger la vida de la activista saharaui Sultana Jaya.

Finalmente, el Frente POLISARIO instó a Marruecos a preocuparse por sus niños en vez de inventar datos sobre los de su vecino: »en lugar de promover acusaciones infundadas sobre los niños saharauis, la misión marroquí ante las Naciones Unidas debería haberse avergonzado de la situación de los niños en su país que están siendo explotados para “la mendicidad y el tráfico sexual” donde “algunos extranjeros, especialmente de Europa y Medio Oriente viene en busca del turismo sexual infantil en las principales ciudades marroquíes», según el Informe sobre la trata de personas (Informe TIP, pág. 360) publicado por el Departamento de Estado de EE.UU. en junio de 2020.»

Origen: El Frente Polisario responde a Marruecos tras las mentiras difundidas en un debate del Consejo de Seguridad sobre violaciones en el Sáhara Occidental.