El Grupo de Nueva York de Apoyo al Sáhara Occidental denuncia ante la ONU las violaciones marroquíes en el Sáhara Occidental, y exige poner fin a la ocupación

El Grupo de Nueva York de Apoyo al Sáhara Occidental denuncia ante la ONU las violaciones marroquíes en el Sáhara Occidental, y exige poner fin a la ocupación

 

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Nueva York (ECS).- La Asociación Americana de Juristas y del Grupo de Apoyo de Nueva York para la Independencia del Sáhara Occidental, integrado por cerca de 300 organizaciones ha pedido a la ONU acelerar la descolonización del territorio del Sáhara Occidental. En una intervención ante el Comité de Descolonización, Vanessa Ramos, en representación del Grupo de Nueva York de Apoyo al Sáhara Occidental afirmó el apoyo de la asociación a una solución que garantice al pueblo saharaui su derecho a la autodeterminación e independencia. «Apoyamos plenamente el principio de la autodeterminación de los pueblos, la soberanía del Estado sobre sus riquezas y recursos naturales, la defensa de los derechos humanos y la acción contra el colonialismo», recalcó Vanessa ante la Cuarta Comisión de la ONU.

En su intervención, recuerda que el Sáhara Occidental es un caso de descolonización y ocupación militar ilegal. «Reafirmamos que el pueblo saharaui tiene el derecho inalienable a la libre determinación e independencia de conformidad con la Resolución 1514(XV) de 1960, “Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales”, que es la base jurídica para los procesos de autodeterminación», agrega, y añade: «La Declaración reconoció como un derecho inherente de los pueblos colonizados la lucha contra las Potencias coloniales que reprimen sus aspiraciones a la libertad e independencia».

 

El Grupo de Nueva York de Apoyo al Sáhara Occidental denuncia ante la ONU las violaciones marroquíes en el Sáhara Occidental, y exige poner fin a la ocupación.

Vanessa repasó ante la Cuarta Comisión la resolución 1514 (XV), una resolución que obliga a los Estados Miembros a facilitar el proceso de descolonización y a la Asamblea General a asumir su responsabilidad con respecto a los territorios en los que la misma no haya sido aplicada plenamente. La Asociación recordó que la «responsabilidad adquiere un carácter decisivo en el caso del Sáhara Occidental para las Naciones Unidas y, en concreto, para la Asamblea General y esta Comisión, ya que es un territorio no autónomo que no cuenta con una Potencia administradora internacionalmente reconocida que informe anualmente de conformidad con el artículo 73 de la Carta, aunque España sigue siendo, de jure, la potencia administradora y tiene el mandato de la IATA de supervisar el espacio aéreo del territorio.»

«Además, el Sáhara Occidental es el único territorio no autónomo en gran parte ocupado militar y civilmente por el Reino de Marruecos desde 1975 en clara violación del derecho internacional. La ocupación, la anexión y la colonización por parte del Reino de Marruecos violan el Derecho Internacional Humanitario y hacemos un llamamiento a todas las Altas Partes Contratantes para que se respeten los Convenios de Ginebra en el Sáhara Occidental.», asevera.

Recursos naturales del Sáhara Occidental.

Sobre el expolio de los recursos naturales saharauis, el Grupo explicó que en la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia del 16 de octubre de 1975 sobre la situación del Sáhara Occidental, la corte desestimó los reclamos de soberanía del Reino de Marruecos. La ocupación ilegal ocurre poco después, y 46 años más tarde, sigue en pie, en el desierto, un muro militarizado y minado por Marruecos, dividiendo el territorio del Sáhara Occidental. Posteriormente, la Oficina del Asesor Jurídico de la ONU concluyó en opinión consultiva al Consejo de Seguridad el 20 de febrero de 2002 (S/2002/161) que, “Al reconocer los derechos inalienables de los pueblos de los Territorios no autónomos sobre los recursos naturales de sus territorios, la Asamblea General ha condenado sistemáticamente la explotación y el saqueo de los recursos naturales y todas las actividades económicas que redundan en perjuicio de los intereses de los pueblos de esos Territorios y les usurpan sus derechos legítimos sobre los recursos naturales.ʺ

 

Después, la Unión Africana emitió una opinión legal reafirmando la ilegalidad de la exploración y explotación de los recursos naturales del Sahara Occidental por el Reino de Marruecos o por cualquier empresa, grupo corporativo o entidad, subrayando la necesidad de que Marruecos no entre en acuerdos con Estados o empresas extranjeras para la exploración o explotación de los recursos naturales sobre el territorio del Sáhara.

El grupo de Apoyo de Nueva York afirmó que la última sentencia del Tribunal General de la Unión Europea del 29 de septiembre 2021 confirmó la jurisprudencia establecida en las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de diciembre de 2016 y del 27 de febrero 2018, estipulando que los acuerdos agrícolas y de pesca entre Marruecos y la Unión Europea no son aplicables al Sáhara Occidental y que ningún acuerdo podrá aplicarse al Sahara Occidental sin el consentimiento libre, previo e informado por parte del pueblo saharaui. La sentencia también establece la personalidad jurídica del Frente Polisario, que tiene derecho a actuar ante las instituciones judiciales europeas e internacionales para defender los intereses del pueblo y del territorio del Sáhara Occidental. «En otras palabras, no se puede desarrollar ninguna actividad económica en el territorio no autónomo del Sáhara Occidental sin el consentimiento libre, previo e informado por parte del Frente Polisario.», aclara.

La Asociación hace un llamamiento a los Estados a rectificar sus políticas con respecto al Sáhara Occidental «y abstenerse de violar la soberanía sobre sus recursos naturales, de conformidad con el artículo 1 del Pacto internacional sobre los derechos económicos, sociales y culturales y el párrafo 6 de la resolución de la Asamblea General, “Actividades económicas y de otro tipo que afectan a los intereses de los pueblos de los Territorios No Autónomos”.

Las violaciones de los derechos humanos

El grupo denuncia en su intervención ante la ONU las violaciones de los derechos humanos, las condiciones inhumanas que sufren los presos políticos saharauis; la tortura y malos tratos en los centros de detención; la grave situación humanitaria de los más de 170,000 refugiados saharauis en los campamentos de Tinduf y la explotación y extracción ilícita de los recursos naturales del territorio, como el fosfato y la pesca, por medio de acuerdos entre Marruecos y otros Estados o empresas transnacionales son ilegales. «Actualmente hay 42 presos políticos saharauis en cárceles marroquíes, a cientos de kilómetros de sus familias, dificultando las visitas, algunos de ellos condenados a largas penas de prisión o incluso a cadena perpetua, basándose en confesiones obtenidas bajo tortura», lamenta.

«Hace un llamamiento a la comunidad internacional para que ejerce sus obligaciones de proteger a los defensores de los derechos humanos, periodistas y presos políticos saharauis, cuyas vidas corren peligro por la brutal campaña de represión lanzada por la potencia ocupante tras la reanudación del conflicto armado en el Sáhara Occidental en noviembre pasado. Este actuar contra el pueblo saharaui ha incluido acoso, vigilancia constante, amenazas, detenciones arbitrarias, acoso judicial, malos tratos, tortura, agresiones sexuales y otras formas de violencia de género, así como la negación de visitas y tratamiento médico y la exposición deliberada a Covid-19.», dijo.

Insta a tomar medidas inmediatas y efectivas para poner fin a las violaciones de los derechos humanos y los sistemáticos abusos contra la población saharaui. «Los saharauis han sido ignorados durante mucho tiempo por los actores internacionales, incluidos el Consejo de Seguridad y el Consejo de Derechos Humanos, cuyas obligaciones incluyen la protección de los pueblos bajo ocupación, les instamos a tomar medidas», añade.

La AAJ y el Grupo de Apoyo de Nueva York hacen un llamamiento a esta Comisión para que asuma sus responsabilidades y envíe urgentemente una misión de observación al territorio ocupado del Sáhara Occidental conjuntamente con los expertos de la Oficina de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos y soliciten a los miembros del Consejo de Seguridad que rechacen cualquier resolución sobre la situación en el Sáhara Occidental que no incluya una indicación clara de la necesidad de organizar un referéndum de autodeterminación que incluya la opción de la independencia del pueblo del Sáhara Occidental lo antes posible, de acuerdo con la resolución 1514 (XV).

Si bien la Potencia ocupante, el Reino de Marruecos, continúa negándose a incorporar un componente de Derechos Humanos en el mandato de la MINURSO, es de suma importancia que este Comisión recomiende al Consejo de Derechos Humanos que establezca un mandato para un Relator Especial sobre la situación en el territorio ocupado del Sáhara Occidental.

 

«Reiteramos nuestro compromiso con la descolonización del Sáhara Occidental de conformidad con los principios de la Carta de las Naciones Unidas, la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y otras resoluciones de las Naciones Unidas.»

Hay que recordar, añade la intervención, que ya en 1966 (AG res. 2229-XXI) la Asamblea General solicitó a España y al Secretario General que tomaran las medidas necesarias para la organización del referéndum en el Sahara Occidental Esperamos que las Naciones Unidas y el Secretario General implementen las numerosas resoluciones sobre la realización del Referéndum de Autodeterminación.

Asimismo, el grupo de Nueva York de Apoyo al Sáhara Occidental reitera su llamado al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos de enviar una misión de observación al Sáhara Occidental ocupado; al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a llevar a cabo un debate sobre la situación en el Sáhara Occidental y a considerar la creación del mandato de Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en el territorio; al Comité Especial de Descolonización de la ONU a organizar de inmediato una visita al Sáhara Occidental.

Origen: El Grupo de Nueva York de Apoyo al Sáhara Occidental denuncia ante la ONU las violaciones marroquíes en el Sáhara Occidental, y exige poner fin a la ocupación.