El Jefe de Estado Mayor del Ejército argelino recibe al enviado de la ONU para Mali y le manifiesta su preocupación por la guerra del Sáhara Occidental

El Jefe de Estado Mayor del Ejército argelino recibe al enviado de la ONU para Mali y le manifiesta su preocupación por la guerra del Sáhara Occidental
 
 
Ahmed Zain.
ECS. Argel. | El Teniente General Said Chengriha, Jefe de Estado Mayor del Ejército argelino recibió hoy jueves al Representante Especial del Secretario Gral. de la ONU para Mali, El Ghassim Wane, jefe también de la MINUSMA, -el equivalente a la MINURSO en Mali- y mantuvieron una reunión en la sede del Estado Mayor a la que acudieron funcionarios generales del Estado Mayor del Ejército, personal militar, el embajador de Argelia en Bamako y miembros de la delegación de la ONU.
Durante la misma, Said Chengriha rindió un sentido homenaje a los civiles y soldados fallecidos por los incendios que azotan el norte del país, y que acumulan ya más de sesenta víctimas mortales, por lo que se tomó un minuto de silencio »en memoria de los caídos». También aprovechó la ocasión frente al funcionario de la ONU para recordar que »no se puede hablar de la región sin mencionar el regreso de las hostilidades armadas en el Sáhara Occidental.» Unas declaraciones que rememoran su visita a Moscú el pasado Junio en donde denunció lo mismo.

En el contexto de los esfuerzos argelinos para devolver la paz y estabilidad a la región del Sahel, apoyando a países como Mali, Niger, Libia entre otros, actitud que se traduce en amplios movimientos diplomáticos y ayudas al desarrollo, el Jefe de Estado Mayor argelino dijo que «Esta visita de un Representante Especial del Secretario General de la ONU para Mali y Jefe de la Misión de Integración de las Naciones Unidas para la Estabilización de Mali (MINUSMA), es considerada por nuestra parte como una promesa de gran voluntad de la ONUcon el fin de trabajar más para instaurar la paz y la estabilidad en la subregión del Sahel», declaró Chengriha.

Nuestra reunión de hoy también representa una oportunidad para examinar las formas y los medios capaces de permitir que Malí logre sus objetivos políticos y de seguridad dentro de un marco de entendimiento mutuo de los problemas de seguridad que pesan en el espacio sahelosahariano.

SÁHARA OCCIDENTAL

 
El Teniente General abordó el resurgimiento del conflicto armado en el Sáhara Occidental apuntando directamente a la culpa y responsabilidad que tiene la ONU y la comunidad internacional, cuya actitud ha propiciado la vuelta a las armas tras casi treinta años: «el impasse registrado en la solución de este conflicto, sobre la base de las resoluciones de la ONU y la pasividad de los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para nombrar un Representante Especial del Secretario General de la Organización, favoreció la reanudación de las hostilidades.» afirmó Said Chengriha.

 

Seguidamente, el jefe del ejército argelino dejó claro que Argelia no permitirá una situación de hechos consumados en la vecina y última colonia africana, además de señalar que fue Marruecos quien inició la agresión: »No podemos abordar la situación regional sin mencionarla reanudación del conflicto armado en el Sáhara Occidental, tras la violación por Marruecos de los acuerdos de alto el fuego establecidos en 1991, tras la agresión contra manifestantes civiles saharauis el 13 de noviembre de 2020 por parte de las Fuerzas Armadas Reales en el sur de los territorios ocupados, en la zona de amortiguamiento de El Guerguerat, ubicada en la frontera entre Mauritania y el Sáhara Occidental.»

Tras recordar cómo Marruecos torpedeo el alto el fuego tras un bloqueo diplomático de décadas, también estimó oportuno señalar a la delegación de la ONU la represión marroquí en los territorios ocupados así como los derechos legítimos del pueblo saharaui a pronunciarse en un referéndum. En el mismo sentido, y en un claro mensaje al tándem judío-marroquí en la Unión Africana, subrayó que la República Saharaui es un miembro fundador de la misma:  »Como saben, el Sáhara Occidental, es la última colonia de África cuyo pueblo aspira a expresarse libremente sobre su autodeterminación, y han argumentado en repetidas ocasiones que las acciones del ocupante tenían como objetivo anexar por la fuerza los territorios saharauis y bloquear la extensión del mandato para supervisar los Derechos Humanos en los territorios ocupados, acciones contrarias a la Carta de las Naciones Unidas y al Acta Constitutiva de la Unión Africana, de la cual la República Árabe Saharaui Democrática es miembro fundador.»

 
INESTABILIDAD REGIONAL

Chengriha recalcó que «la persistencia de las actividades terroristas provocó el agravamiento de la situación en toda la subregión, además de conflictos étnicos, el éxodo de poblaciones que huían de zonas de violencia y pobreza, ha agravado la crisis de seguridad en la región

»De hecho, la persistencia de las actividades terroristas por parte de grupos de diferentes tendencias y las crisis políticas recurrentes han provocado un empeoramiento de la situación en toda la subregión, lo que ha impactado fuertemente en las condiciones socioeconómicas. Las poblaciones locales y su éxodo a zonas más estables.» añadió.

«Sumado a ello, las actividades del crimen organizado transfronterizo, que aprovechan la insuficiente cobertura de seguridad y que han alcanzado proporciones alarmantes en esta subregión», subrayó precisando que la región «también enfrenta otros factores desestabilizadores como los conflictos intercomunitarios y el éxodo de poblaciones que huyen de regiones marcadas por la violencia, así como la precariedad de la población local..»

Por su parte, el Representante Especial del SG de la ONU para Malí destacó «el papel importante y pionero de Argelia en la región«, al mismo tiempo acogió con satisfacción »la ayuda multifacética que se le ofrece a Malí para ayudarlo a restaurar su seguridad y estabilidad.»
 

Origen: El Jefe de Estado Mayor del Ejército argelino recibe al enviado de la ONU para Mali y le manifiesta su preocupación por la guerra del Sáhara Occidental.