El jefe de la MINURSO tergiversa la realidad y ocultó a la ONU la preocupante situación en el Sáhara Occidental

El jefe de la MINURSO tergiversa la realidad y ocultó a la ONU la preocupante situación en el Sáhara Occidental
Nueva York, 30 Octubre de 2020. – (ECSAHARAUI)

Por Lehbib Abdelhay y Salem Mohamed /ECS

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se reunieron con Colin Stewart, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el Sáhara Occidental y Jefe de la Misión, y con el Subsecretario General de Operaciones de Mantenimiento de la Paz el pasado 14 de octubre, días antes de las discusiones sobre el proyecto de resolución.

Stewart ha indicado en su reunión con el máximo órgano de decisiones de la ONU que tanto Marruecos como el Frente Polisario han violado el acuerdo militar N° 1, que regula las tareas de seguimiento del alto el fuego vigente desde 1991.
Según adelantó digital estadounidense The Whatsinblue, Colin Stewart no parecía haber informado a los miembros del Consejo de Seguridad que el riesgo de un conflicto armado es alto, a pesar de que el proceso político está actualmente estancado.Stewart tergiversó la realidad en el territorio y mintió a los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU calificando la situación actual de «tranquila» y no representa ningún riesgo para la paz y la seguridad en la región.

En este contexto, los miembros del Consejo de Seguridad han mostrado la importancia de nombrar a un enviado personal en un futuro cercano, porque el enviado puede ayudar a crear un ambiente de propicio entre las dos partes en un momento en que las relaciones se deterioran.

Países como Sudáfrica y Rusia piden negociaciones diplomáticas y rechazan la resolución actual.Sudáfrica cree que la situación política estancada requiere un lenguaje más fuerte en la resolución de este año en lugar de adoptar un texto muy similar a la resolución del año pasado (2494), haciendo hincapié específicamente en el puesto vacante del Enviado Personal.

Según Whatsinblue, el proyecto de resolución incluye un nuevo lenguaje que refleja la necesidad de nombrar un enviado personal para el Sáhara Occidental. Además, muchos miembros querían agregar un lenguaje que enfatizara la preocupante situación sobre el terreno, como se describe en el reciente informe del Secretario General.

Los miembros adoptaron un texto en el que se pedía a todas las partes cooperar con la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental y las Naciones Unidas, especialmente a la luz de las preocupaciones expresadas por el Representante Especial sobre las violaciones de las partes.El proyecto de resolución ha sido modificado dos veces ante la insistencia de Sudáfrica, de introducir un lenguaje más firme con Marruecos.

Si bien el borrador pide nombrar a un enviado especial lo antes posible y brinda ejemplos de la difícil situación sobre el terreno, el texto final no parece abordar las preocupaciones planteadas por Sudáfrica con respecto a la promoción de un diferente lenguaje sobre los derechos humanos.

Cabe señalar que las negociaciones sobre la prórroga del mandato de la MINURSO han sido difíciles en los últimos años.

Rusia ha dicho en el pasado que la resolución tomada el año anterior estaba tratando de dirigir injustamente las negociaciones entre las partes y cambiar los criterios previamente acordados, incluida una solución mutuamente aceptable del conflicto y el destino del pueblo del Sáhara Occidental.

Mientras tanto, Sudáfrica consideró que el texto no estaba equilibrado, no reflejaba con precisión las acciones tomadas por las partes y no reconocía la necesidad de un seguimiento de los derechos humanos.

Origen: El jefe de la MINURSO tergiversa la realidad y ocultó a la ONU la preocupante situación en el Sáhara Occidental.