El príncipe heredero y su «Hermano Mayor», extracto de»El Sahara, la CIA y el Borbón.» Alfredo Grimaldos arroja luz a la implicación de la CIA en España | ECS

El príncipe heredero y su «Hermano Mayor», extracto de»El Sahara, la CIA y el Borbón.» Alfredo Grimaldos arroja luz a la implicación de la CIA en España | ECS

(…)

El 2 de noviembre de 1975, el estado de Franco empeora con creces, de modo que, Rabat, siguiendo las estrategias y órdenes de sus aliados, lanza la amenaza de una invasión hacia el Sáhara Occidental, territorio de pleno derecho como provincia española. El príncipe Juan Carlos Borbón, realiza una visita a la capital saharaui El Aaiún con la orden de pedir a sus militares el expreso abandono de sus puestos y del territorio del Sáhara Occidental de manera total. La inminente muerte del dictador va a jugar un papel trascendental que cambiaría el curso de la historia y la vida de los saharauis.

Según recoge Grimaldos, Vernon Walters reconoce, en su libro “Silent missions”, que ayudó al príncipe Juan Carlos de Borbón y a Hassan II a negociar la retirada de las tropas españolas del Sahara y la posterior anexión de la ex “provincia” española.

El comienzo de la guerra -que duraría 16 años-, entre el Frente Polisario, representante legítimo de los saharauis, surge cuando Marruecos, usando a los miles de civiles marroquíes de la Marcha Verde como «carne de cañón» comienza a bombardear la población civil saharaui con napalm y fósforo blanco, en un intento de llevar a cabo una extinción del Pueblo Saharaui para facilitar la ocupación militar, eludiendo de esta forma a la Corte de La Haya y a la Carta de las Naciones Unidas, recogiendo las obligaciones coloniales de las potencias con sus distintas colonias.

Las pretensiones de la ocupación de los territorios del Sáhara Occidental está motivada por el descubrimiento del mayor yacimiento de fosfato en Bucraa, un mineral del que se puede obtener ácido fosfórico necesario para sintetizar uranio, el mineral principal de la geopolítica mundial. Sin descartar los nuevos yacimientos de petróleo de los Territorios, y la pesca ilegal que se lleva a cabo por distintas empresas y subsidiarias europeas y marroquíes, una actividad ilegal como declara la última sentencia del Tribunal de Justicia Europeo.

La muerte de miles de civiles y militares desde 1975, la continuación de violación de derechos humanos en los territorios bajo dominio marroquí llegando a crear un estado policial y las arduas condiciones de vida a la que se someten en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf siguen sin alentar una acción leal y de justicia que lleve a la celebración de un referéndum de autodeterminación, prometido y contemplado por la ONU bajo los auspicios de la MINURSO.

La caduca misión de la MINURSO se contradice con el paso del tiempo, con la nefasta gestión de los secretarios generales a lo largo de estas décadas, figurando una templanza en resolver el conflicto que ha perpetrado un status quo sobre la cuestión de descolonización y reconocimiento.

Artículo completo en ECSaharaui.com : «El Sahara, la CIA y el Borbón.» Alfredo Grimaldos arroja luz a la implicación de la CIA en España.