El Sáhara Occidental se está convirtiendo en una pesadilla para Siemens Gamesa

El Sáhara Occidental se está convirtiendo en una pesadilla para Siemens Gamesa

 

 
La asociación para la vigilancia de los recursos naturales saharauis anuncia haber interceptado y bloqueado una nueva carga de turbinas eólicas de la empresa alemana Siemens Gamesa. 
 
Agencias | ECS 
 
Madrid (ECS). –Las inversiones ilegales de la compañía alemana Siemens Gamesa en el Sáhara Occidental, han provocado el pasado enero la retirada del mayor fondo noruego al considerar que las inversiones, pactadas a espaldas del pueblo saharaui, no respetaban los DD.HH y el derecho internacional, según recoge El Confidencial.
 
Ahora, el Frente Polisario está tomando la justicia por su mano y ataca los intereses de la empresa de renovables haciendo valer su control del territorio.
 
«La asociación para la vigilancia de los recursos naturales y la protección del medio ambiente en el Sáhara Occidental aseguró haber interceptado una nueva carga de turbinas eólicas de Siemens Gamesa, que transportaba el buque Aramis, de bandera holandesa, desde los territorios ocupados por Marruecos en la antigua colonia española.», reza la nota de El Confidencial.
 
En su comunicado publicado el pasado jueves en su página de Facebook, la asociación saharaui explicó que el buque, registrado como IMO 9815329, había salido de la costa del Aaiún el pasado 25 de agosto rumbo al puerto de Motril, en el sur de España, para entregar la mercancía, y regresó después a la costa del Sáhara Occidental. Asimismo, aseguró haber interceptado el viernes pasado a tres barcos de distintas nacionalidades que pretendían transportar un total de 175.959 toneladas «del fosfato saharaui que explota Marruecos».
 
Se trata de los buque ILA, de bandera liberiana, IVS HAYAKITA, de bandera panameña y Genava, de bandera suiza, que pretendían salir de los territorios ocupados hacia el puerto de Mobjack Bay, en Estados Unidos, con 57.587 toneladas de fosfato.
 

Origen: El Sáhara Occidental se está convirtiendo en una pesadilla para Siemens Gamesa.