Envían una carta a Rajoy para que exija justicia por el caso de la Madre Coraje Saharaui,Takbar Haddi

sahara takbar haddi_600
Takbar Haddi deja la huelga de hambre, pero continúa su lucha

Desde el pasado viernes, comenzaba un ayuno en cadena, en el que participan representantes del mundo de la cultura, la política, el deporte  y la solidaridad tanto del Estado Español como internacionales. Este lunes  toma el relevo de esta acción colectiva el activista saharaui, Hassana Alia,  sentenciado a cadena perpetua por un Tribunal militar de Marruecos por participar en la organización del Campamento de Gdeim izik, en 2010 y, en fechas próximas, lo hará el atleta, también saharaui, Salah Ameidan.

Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) ha dirigido una carta al Presidente del Gobierno Español, reclamando que exija el cumplimiento de las justas demandas de esta «madre coraje saharaui». Para ellosolicitan a todos los ciudadanos que la  firmen.

PARA ENVIAR ADHESIONES A ESTE ESCRITO: info@apdhe.org

Al Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy Brey:

Nosotros, ciudadanos, miembros de la sociedad civil, a través de la Asociación Pro Derechos Humanos de España, así como organizaciones, personalidades, intelectuales, y profesionales que se adhieren a este documento, manifestamos lo siguiente:

Como usted debe conocer, el saharaui Mohamed Lamin Haidala sufrió una brutal agresión el 30 de enero de 2015 por parte de colonos marroquíes en El Aaiún que le causaron la muerte, en los primeros días de febrero, ante una alevosa desatención médica. Hasta la fecha, el cuerpo no ha sido entregado a su madre.

El pasado 15 de mayo su madre Takbar Haddi, en su primera manifestación a la prensa, al inicio de la huelga de hambre, expresó este deseo: «que la muerte de su hijo Mohamed LaminHaidala fuera la última de este conflicto que dura ya 40 años».

Ésta era y sigue siendo la angustiosa petición de una madre que no quiere ver padecer a otras familias la pérdida de un ser querido, como así ha venido ocurriendo en estos últimos 40 años.

La «Madre coraje saharaui» se encuentra muy débil físicamente después de 32 días de huelga de hambre ante el consulado de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria, pero tremendamente fuerte anímicamente. Sin embargo, no ha perdido un ápice de su dignidad.

No puede decir lo mismo el Gobierno de España, que continúa sin ser consecuente con la responsabilidad jurídica que, según el art. 73 del Cap. XI de la Carta de Naciones Unidas, ostenta España como Potencia Administradora del Territorio No autónomo del Sahara Occidental, territorio aún pendiente de descolonización.

En este sentido, consideramos que la intermediación y acción diplomática que están solicitando algunos representantes de grupos políticos al Gobierno de España y al propio Rey Felipe VI para buscar una solución a las peticiones de Takbar Haddi, no debe permitirse que se entiendan, bajo ningún concepto, como favorecedoras de la ocupacion-

No vamos a permitir que se oculte y olvide que la muerte de Mohamed Lamin y todas las demás violaciones de los derechos humanos que se perpetran sistemáticamente en el Sáhara Occidental tienen su origen, en la firma de los «Acuerdos de Madrid» de 14.11.76, y en el abandono del territorio por parte del Estado Español el 26 de febrero de 1976, después de permitir que la AVIACIÓN MARROQUÍ bombardease a la población saharaui con NAPALM Y FÓSFORO BLANCO; asistiendo pasivamente al bombardeo de las indefensas poblaciones de Guelta Zemmur, Oum Dreiga y Tiffarity. El abandono ilegal y unilateral del T.N.A del Sáhara Occidental por parte de España fue el desencadenante de la ocupación por Marruecos y de las violaciones de los DDHH que se perpetran desde entonces.

Se están produciendo importantes avances en la lucha contra la impunidad, como el reciente auto de procesamiento de la Audiencia Nacional Española contra altos cargos marroquíes implicados en el genocidio contra en el pueblo saharaui. Pero el Estado Español será cómplice de este genocidio y de las violaciones de DDHH que se sigan perpetrando por Marruecos, mientras no asuma sus responsabilidades como potencia administradora del Sáhara Occidental.

Todas las violaciones de derechos humanos y legalidad internacional que se vienen produciendo desde el 14 de noviembre de 1975, fecha de la firma de los «Acuerdos de Madrid», quedarán impunes si el Gobierno de España, como representante del Estado Español, no actúa de inmediato de acuerdo con sus responsabilidades como Potencia Administradora.

Porque ¿Como se sigue pretendiendo que las partes se pongan de acuerdo (después de 16 años de guerra y 24 de irrespetuosa y frustrante espera) cuando el documento origen del conflicto CARECE DE LAS MÁS MÍNIMA LEGALIDAD?

La población saharaui nos ha dado lecciones de dignidad, paciencia, valentía, y espíritu de sacrificio desde el inicio del conflicto, y así como Aminatu Haidar se ha convertido en un símbolo de la lucha pacífica por la liberación del Sahara Occidental, Takbar Haddi nos llama la atención en estos cruciales momentos para que centremos nuestras energías en que «la muerte de su hijo sea la última».

Sras y Sres del Gobierno, todo tiene un límite. Los tristemente célebres «Acuerdos de Madrid» solo fueron un instrumento ilegal cuya falta de denuncia ha arrastrado a una desestabilización de toda la zona, donde las detenciones arbitrarias, torturas, secuestros, desapariciones, asesinatos y expolios en los medios de subsistencia del pueblo saharaui, han sido y son el triste legado.

España es la principal responsable de lo ocurrido y de lo que sucede diariamente, por tanto, denunciando los «Acuerdos de Madrid» se derrumbará el castillo de ambigüedades, mentiras, hipocresía y ausencia de valentía que se viene ejerciendo desde hace años, donde la oposición y demás partidos políticos tienen mucho que decir y hacer, y salvo las excepciones conocidas, ya está bien de tantas promesas e intenciones huecas sin ningún resultado positivo para la población injustamente maltratada desde hace 40 años.

No podemos permitir la vuelta a las armas de una parte de la población saharaui que considera que han estado sometidos a un engaño permanente por parte de una clase política que no se atreve a enfrentarse a una realidad jurídica y se limitan a reivindicar de vez en cuando el derecho de la población saharaui a autodeterminarse. La acción jurídica que estamos solicitando, si no se puede demostrar lo contrario, es la denuncia de los ilegales «Acuerdos de Madrid».

Por todo lo anterior, me adhiero a la Carta dirigida al Presidente del Gobierno de España, Sr. Rajoy, por ser de Justicia y un derecho del pueblo saharaui, exigiendo:

1.- Que no se permita ningún tipo de interferencias u obstaculos en las demandas de justicia que Takbar Haddi pueda realizar ante los tribunales de ESPAÑA (al seguir siendo la Potencia Administradora) contra los responsables que participaron de una forma u otra en la muerte de su hijo Mohamed Lamin Haidala.

2.- Que se entregue el cuerpo de Mohamed Lamine Haidala a la familia, que posibilite la realización de una autopsia independiente en ESPAÑA (Potencia Adminstradora), pudiendo velarlo y recibir posteriormente una sepultura digna a la condición humana.

3.- Que ESPAÑA (Potencia Administradora) actúe de inmediato para que cesen las amenazas a la familia de Mohamed Lamine Haidala, y se levante el cerco a su domicilio.

4.- Solicitar del Gobierno de España, como Potencia Administradora del Territorio No Autónomo Pendiente de Descolonización del Sahara Occidental, la denuncia de todos los asesinatos, torturas y desapariciones, y que exija al Reino de Marruecos la inmediata liberación de todos los saharauis encarcelados, detenidos y retenidos tanto en territorio de Marruecos como en los Territorios Ocupados ilegalmente desde noviembre de 1975, así como la inmediata DEFENSA y PROTECCIÓN de los DDHH en el Territorio No Autónomo del Sahara Occidental, en cumplimiento del art.73 Cap XI de la Carta de Naciones Unidas.

Fuente y foto: Revista digital San Borondon

http://www.sanborondon.info/content/view/67946/1/