España ignora las advertencias argelinas y decide bombear gas a Marruecos a través del Gasoducto cerrado por Argelia

España ignora las advertencias argelinas y decide bombear gas a Marruecos a través del Gasoducto cerrado por Argelia
 

 

Por Ahmed Zain 
 
Madrid (ECS). – Según ha adelantado este martes el diario barcelones de La Vanguardia, España y Marruecos han activado por primera vez este martes, en plena cumbre de la OTAN, el Gasoducto Magreb-Europa (GME) que cerró Argelia el pasado octubre.
 
De esta manera, España vende gas a Marruecos por esta infraestructura para surtir sus necesidades tras la negativa argelina a seguir suministrando energía al país. La activación del GME se produce con el presidente de EEUU, Joe Biden, en Madrid y tras la felicitación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la actuación de la gendarmería marroquí en Melilla en la que murieron 23 inmigrantes.
 
Hace dos meses, la vicepresidenta tercera del Gobierno de Sánchez, Teresa Ribera, comunicó por correo electrónico a su homólogo argelino, Mohamed Arkab, que Madrid tiene la intención de enviarle or el gasoducto gas a Marruecos, pero garantizó que no sería de procedencia argelina sino comprado en el mercado internacional. Argel reaccionó rápidamente con indignación y advirtió que si una sola molécula de su gas fuera vendida por España a Marruecos lo consideraría una vulneración del contrato y conduciría a la suspensión del suministro.
 
Según el diario El Mundo, que cita fuentes del gobierno de España, asegura que en ningún caso se exportará gas argelino a Marruecos y que se trata de una operación necesaria para el consumo energético de Marruecos. Aseguran que el sistema de certificación es estricto.
 
Argel insistió en su momento en que no bastan las garantías de Ribera
 
El Gobierno de Argelia exigió a España y Rabat que certifiquen el origen de cada partida de gas que se envía a Marruecos, un requerimiento, según El Confidencial, de complicado cumplimiento, acrecienta el riesgo de que prive a España de hidrocarburos argelinos. Argelia lanzó en abril pasado una advertencia a Madrid con romper los contratos de suministro de gas a España si Pedro Sánchez permite a Marruecos utilizar el gasoducto del Magreb-Europa (GME) cerrado por Argel en octubre pasado.
 
El gobierno de Argel cerró en octubre pasado el gasoducto en represalia por la hostilidad manifestada por Marruecos hacia Argelia.
 
Las exigencias que formuló Argel son de difícil cumplimiento, por lo que se acrecienta el riesgo de que el vecino argelino acabe denunciando los contratos gasísticos con España. Argelia proporcionó en el primer trimestre de este año un 26,1% del gas que consumió España a través del Medgaz, el único gasoducto que funciona aún entre ambos países.»
 
Por su parte, la ministra española de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha asegurado que «el compromiso con Argelia es que ni una sola molécula del gas que llegue a Marruecos puede imputarse a gas procedente de Argelia». Las declaraciones de Ribera vienen a raíz al anuncio de Argel de cortar el suministro de gas a España si se reenvía a Marruecos. «El acuerdo que ponemos a disposición en términos comerciales son las infraestructuras para Marruecos, pero con la condición indispensable de que sea Marruecos quien contrata el gas natural licuado en el volumen por ese tubo, en sentido inverso, norte-sur, y que sea transparente y público el origen de ese gas y el sitio donde se desembarca ese gas para que estemos seguros de que el volumen, la procedencia y el destino cumple con ese compromiso con Argelia», ha explicado la ministra española.
 
Por su parte, Argelia asegura que “la vicepresidenta española ha dado garantías al ministro argelino de Energía, Mohamed Akrab, pero, aun así, Argel exige a Marruecos y España certificar de manera transparente y pública el origen de las partidas de GNL” que se enviarán a través del gasoducto Magreb-Europa.
 
Akrab ha advertido en abril pasado al Gobierno de Sánchez de la posibilidad de rescindir el contrato de suministro de gas si los volúmenes de esta materia prima exportados a España acaban en un destino distinto al especificado en los contratos firmados, en referencia a Marruecos, en virtud del compromiso para ayudar al reino alauí a regasificar Gas Natural Licuado (GNL) y enviarlo de vuelta a territorio marroquí. En concreto, el ministro argelino de Energía ha asegurado que ha recibido un correo electrónico de su homóloga española, la ministra Teresa Ribera, para informarle de que España va a proceder a autorizar el flujo inverso del Gasoducto Magreb Europa (GME). Este gasoducto comunica Argelia con Marruecos y la Península Ibérica y Argelia decidió cerrarlo tras una grave crisis diplomática con Marruecos.
 
En un comunicado de su departamento, recogido por la agencia oficial APS, Aarkab ha dejado claro que si parte del gas natural enviado por Argelia a España tiene un «destino que no es otro que el previsto en los contratos» entonces se considerará como «un incumplimiento de los compromisos contractuales y, por consiguiente, podría desembocar en la ruptura del contrato que liga a Sonatrach con sus clientes españoles».
 
La mitad del gas que importó España procedía de Argelia
 
Según un análisis del diario ABC, no es fácil contratar metaneros, ya que la demanda de gas se ha disparado en Asia, sobre todo en China, y la mayoría de los buques de gas ya tienen como destino cerrado aquella región. Estados Unidos se ha convertido en el principal suministrador de gas a España, desbancando del primer lugar a Argelia, que históricamente ocupaba ese puesto. En los dos primeros meses de este año -últimos datos oficiales-, desde EE.UU llegaron a las plantas españolas 25.749 GWh de gas, lo que supone el 34% del total de las importaciones. Además, es una cifra récord desde que en julio de 2016 llegó a Reganosa (Galicia) el primer cargamento de gas procedente de Norteamérica.
 
Por el contrario, el gas que llega desde Argelia se ha reducido notablemente en los últimos meses, hasta sumar 18.422 GWh, el 24,3% del total. El tercer mayor exportador en los dos primeros meses de este año es Nigeria, con 12.886 GWh (17% del total), seguido de Rusia, con 4.352 GWh (5,75%).
 

Origen: España ignora las advertencias argelinas y decide bombear gas a Marruecos a través del Gasoducto cerrado por Argelia