España paga “el doble” por el gas argelino por su posición sobre el Sáhara Occidental

España paga “el doble” por el gas argelino por su posición sobre el Sáhara Occidental
 
 
Agencias 
 
Madrid (ECS).- Desde el estallido de la crisis argelino-española el 18 de marzo por el cambio de postura del actual gobierno de España en relación a la cuestión del Sáhara Occidental, los intercambios económicos entre ambos países se han visto fuertemente impactados.
 
Efectivamente, el comercio entre los dos países está totalmente paralizado y, lo que es más grave para España, esta crisis ha hecho subir los precios del gas importado de Argelia hasta el doble de su precio anterior.
 
El giro de Sánchez en el Sáhara Occidental no cuenta con el apoyo del Congreso, ni los partidos políticos o la sociedad española, que lo rechazó en su conjunto. Observadores señalan que el cambio de timón en la política exterior de España respecto al Sáhara Occidental, le salió muy caro al pueblo español, que ahora tiene que costear los altos precios del gas de sus bolsillos en plena crisis energética mundial.
 
Otro dato más que empeoró la situación, España sigue incumpliendo otra de las peticiones que le hizo Argelia para suavizar la grave crisis creado por Sánchez: no vender gas a Marruecos. Y, según los datos oficiales del mes de septiembre, España ha vendido a Marruecos 123 GWh utilizando, en dirección contraria, el gasoducto pactado con Argelia para traer gas en dirección hacia España. Porque se está utilizando para llevar gas a Marruecos en plena crisis energética en Europa.
 
Este jueves 20 de octubre, el diario español ‘Libre Mercado’ recordó que la decisión del presidente del gobierno Pedro Sánchez de “entregar el Sáhara a Marruecos” hizo estallar los Tratados de Amistad y Cooperación suscritos en 2002 entre España y Argelia [1].
 
Para el periódico especializado en economía, los resultados de este cambio de rumbo son tangibles y concretos. Ahora son visibles en la factura de gas y electricidad (el gas también se utiliza para producir electricidad en las centrales de ciclo combinado) que pagan todos los hogares y empresas. En efecto, Argelia mantiene cerrado uno de los dos gasoductos que la conectaban con España. El segundo gasoducto redujo el volumen de gas exportado a España y se redujo drásticamente el número de buques metaneros que llegaban a las costas españolas cargados de gas argelino.
 
El rotativo español también informa que la cancelación de los tratados de amistad ha provocado el cambio en el sistema de precios. Explica que el gas se compra a 90,62 €/MWh. Asevera categóricamente que la política exterior de Sánchez le ha costado muy caro a los españoles. Tienen que pagar el doble por la misma materia en el plena crisis del gas.
 
Libre Mercado recuerda que en el pasado España había llegado, gracias a una hábil política exterior, a un buen entendimiento con Argelia. Los tratados de amistad entre los dos países permitían la negociación bilateral del precio del gas natural, y dos gasoductos (GME y Medgaz) garantizaban un flujo de casi la mitad de todas las necesidades de gas de España. Ahora esos tratados se han suspendido. El gas es más caro y España está pagando su alineación política con Marruecos.
 

Origen: España paga “el doble” por el gas argelino por su posición sobre el Sáhara Occidental