Fracaso estrepitoso de una manifestación marroquí en Barcelona contra el presidente saharaui: ni 15 personas y se cuela la bandera del Rif

ECS. Madrid. | La presencia de Ghali en España sigue agitando las relaciones entre Marruecos y España. Antes de ayer, la Coordinadora de los Marroquíes en Cataluña organizó y convocó una manifestación frente a la delegación de gobierno en Barcelona para protestar por la presencia de Ghali en España, exigiendo detenerlo y juzgarlo.

La manifestación tuvo lugar en la tarde de ayer martes 27 de Abril en la calle Mallorca de la ciudad catalana. Sin embargo, y a pesar de la convocación y llamamiento a la sociedad marroquí residente en Cataluña para unirse a sus proclamas sin fundamento jurídico y que la propia Audiencia Nacional desmintió horas antes de celebrarse la protesta, la Coordinadora no canceló la convocatoria y siguió adelante.

A las 17:00, en la céntrica calle de Mallorca, frente a la delegación de gobierno se presentó un ínfimo grupo formado por una decena de personas acompañados por unos 8 periodistas bien equipados con el objetivo de documentar las verdaderas exigencias de la sociedad marroquí en Cataluña. Casualmente, en la prensa marroquí no se ha publicado nada sobre tamaño fiasco. En cambio, la convocatoria si fue difundida a través de varios medios.

El grupo de marroquíes llevaba y mostraba una pancarta en la que se podía leer »Exigimos justicia». Algunos de pie y otros dejados caer en la valla, frente a ellos los periodistas fotografiando el suceso y un simple furgón de la Policía Nacional les custodiaba. Además, durante la quedada en pie que tuvo lugar, una manifestante portaba consigo una bandera del Rif, epicentro del Hirak, movimiento popular contrario al régimen marroquí. Según nuestra fuente, que proporcionó las fotografías y varios de los datos aquí descritos, algunos de los manifestantes recibieron dinero por haberse presentado a la congregación.

Una asociación prefabricada al puro estilo »Májzen».

La supuesta asociación »Coordinadora de los Marroquíes en Cataluña», es inexistente. No está incluida en ningún registro, carece de web y de contacto. En uno de sus comunicados se autodefine como »entidad activa en la defensa de los derechos humanos» y advierte »su profunda preocupación por el futuro de las relaciones bilaterales entre los reinos de Marruecos y España.»

Su presencia se reduce a una red social, una simple página en Facebook, la cual fue creada hace tan solo dos días, a mediodía del 26 de Abril de 2021, con logo propio y solamente 2 publicaciones, ambas atacando al presidente de la República Saharaui, Brahim Ghali, una en español y otra en árabe. Igualmente, tampoco hay publicaciones sobre el resultado de su convocatoria, ni información ni imágenes de la fracasada manifestación

Es llamativo también el hecho de que, ante la evidente falsedad de esta supuesta Coordinadora, contase con el apoyo mediático de varios digitales marroquíes, lo que da lugar a varias conjeturas acerca de su origen. El posterior silencio mediático sobre el suceso para el que iban tan preparados a cubrir los periodistas, que casi superan en número a los manifestantes, no deja lugar a más cuestiones y cierra el círculo de lo que es otro intento marroquí de maquillar la realidad en sus intentos de pervertir la causa saharaui.

Lo que nos queda es otra asociación fantasma que se creó únicamente para sobredimensionar el enojo marroquí en complicidad con la prensa cercana al Májzen. Sin embargo, parece que los marroquíes de Cataluña tenían algo mejor que hacer que ir a defender lo que según Mohamed VI es »la primera causa nacional». Es reseñable también el hecho de que siendo Cataluña una de las comunidades autónomas que poseen mayor porcentaje de población marroquí residente, la participación no haya superado ni siquiera la quincena de personas.

Lo que está claro es que si para movilizar a su población, recurre  a este tipo de métodos fabricando falsos deseos, es porque presupone que no están de su lado.

Origen: Fracaso estrepitoso de una manifestación marroquí en Barcelona contra el presidente saharaui; Ni 15 personas y se cuela la bandera del Rif.