Fuente diplomática argelina sobre el giro de Sánchez en la ocupación del Sáhara Occidental: »Madrid no nos avisó»

Fuente diplomática argelina sobre el giro de Sánchez en la ocupación del Sáhara Occidental: »Madrid no nos avisó»
 

Sidi Maatala. 

ECS. Madrid. | El torbellino desatado por Madrid sobre la cuestión del Sáhara Occidental ha despertado la legítima ira de Argelia, que lo ve como una traición, ya que nada indicaba que el Gobierno español se dispusiera a realizar un cambio tan brusco que sitúa a España en el grupo de países que violan las resoluciones de la ONU y violan el derecho internacional. Tras la retirada del embajador de Argelia en Madrid, en la tarde del pasado sábado, una fuente diplomática argelina describió al ministro español de Asuntos Exteriores, que está incursionando en la gimnasia lingüística por diferentes vías ante la reacción del Ministerio de Asuntos Exteriores argelino, quien dijo estar «muy sorprendido» por la decisión española de adherirse a la tesis de la autonomía marroquí, que no es más que el blanqueamiento de una brutal ocupación que se extiende ya por su quinta década, lastrando el pleno desarrollo de los pueblos de la región del Magreb.

 

«El Ministro de Asuntos Exteriores de España mantiene en sus declaraciones a la prensa que sus relaciones con su homólogo argelino son fluidas y que se tratan todos los temas, dejando creer que las autoridades argelinas habrían sido informadas de este bochornoso revés de España, que sigue siendo, según el derecho internacional, la potencia administradora de iure del territorio del Sáhara Occidental y que, como tal, asume una gran responsabilidad moral, política y diplomática como miembro del grupo de amigos del Sáhara Occidental ante las Naciones Unidas», apuntó una fuente diplomática argelina al digital Algeriepatriotique.

»Se trata claramente de una mentira envuelta en una ambigüedad intencionada para intentar calmar las legítimas preocupaciones planteadas por la clase política española con motivo de este vergonzoso viraje que es sinónimo de sometimiento rotundo a la capacidad de daño de Marruecos», añade la fuente, que alude al chantaje marroquí tras la incitación de miles de inmigrantes subsaharianos y marroquíes en territorio español y a la reivindicación de la soberanía marroquí sobre los enclaves de Ceuta, Melilla y Canarias.

«En ningún momento y a ningún nivel se informó a las autoridades argelinas de este vil regateo concluido con la potencia de ocupación marroquí a costa del pueblo saharaui», asevera el diplomático, para quien «esta segunda traición histórica a la causa saharaui socava gravemente la reputación y credibilidad de España como miembro de la comunidad internacional, y las conquistas esperadas por Madrid en materia de respeto a la integridad territorial y soberanía de España sobre Ceuta y Melilla nunca estarán garantizadas frente a un Majzen calculador, cínico, polifacético y vengativo que no dudará en recurrir, nuevamente, al uso del chantaje de la inmigración ilegal como instrumento de presión» concluyó.

La torpe decisión del jefe del ejecutivo español, Pedro Sánchez, agrega un nuevo foco de tensión en la región, en un momento en el que la guerra de Ucrania pesa sobre este país como sobre todos los demás estados occidentales, ya en un situación de pobreza energética. Ante la amenaza de bloqueo de sectores económicos e industriales enteros debido a graves interrupciones en el suministro de gas, Argelia, movilizó todos los medios a su alcance para evitar que su vecino del norte se vea afectado por el cierre del gasoducto Magreb-Europa que atraviesa Marruecos, ahora percibe el cambio de rumbo del Gobierno español como una puñalada por la espalda.
 
Cabe recordar que cuando Zapatero apoyó a la autonomía marroquí en 2007, Buteflika llegó a decir que »los socialistas no han sido honestos con los saharauis». Por entonces, el rey Juan Carlos viajó a Argel para apaciguar las tensiones creadas por Zapatero. Argelia subió unilateralmente un 20% el precio del gas a España. Igualmente, algunos que hoy ejercen en el gobierno, ayudaron en su momento al régimen marroquí a diseñar el plan de autonomía, es el caso de Luis Planas, actual Ministro de Agricultura que en su etapa de embajador en Marruecos se adhirió a sus tesis.
 

Origen: Fuente diplomática argelina sobre el giro de Sánchez en la ocupación del Sáhara Occidental: »Madrid no nos avisó»