La consejera Maeztu recibe a niños y niñas saharauis que pasan el verano con familias navarras

La consejera Maeztu recibe a niños y niñas saharauis que pasan el verano con familias navarras
Navarra retoma este año el programa Vacaciones en Paz tras dos años de parón debido a la pandemia de COVID-19
 
 

La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, ha recibido este mediodía a una representación de los y las 63 menores saharauis que pasan el verano con familias navarras gracias al programa Vacaciones en Paz, promovido por la Asociación Navarra de Amigos del Sahara (ANAS) y la Delegación Saharaui en Navarra, que se retoma este 2022 tras dos años de parón debido a la pandemia de COVID-19.

En el acto, que ha tenido lugar en el Salón del Trono del Palacio de Navarra, ha participado también el delegado del Pueblo Saharaui en Navarra, Lehbib Braika.

En su intervención, la consejera Maeztu ha felicitado a los organizadores de la iniciativa por la oportunidad que ofrecen a las y los niños de pasar unas vacaciones “alejados del calor del desierto” y a las familias de acogida por su solidaridad y su labor no solo durante estos dos meses sino durante todo el año en general.

Maeztu ha recordado que “Navarra es una Comunidad que siempre se ha preocupado de los problemas más allá de sus fronteras” y, en este sentido, “lleva muchos años acompañando al Pueblo Saharaui en proyectos de salud, educación y suministro de alimentos”. Asimismo, ha puesto en valor la labor de las personas cooperantes que se desplazan a las diferentes Wilayas de los Campamentos de Tindouf, de donde proceden las y los niños que pasan el verano en Navarra.

“Espero que os llevéis un buen recuerdo de nuestra tierra, que disfrutéis al máximo estas semanas, que juguéis todo lo que podáis y que cuando regreséis al Sahara os llevéis de aquí el convencimiento de que no estáis solos, de que hay muchas personas y familias que se preocupan por vosotros y por vuestro futuro”, ha señalado Maeztu, dirigiéndose a la representación de menores que ha acudido este mediodía al Palacio de Navarra.

El programa Vacaciones en Paz 2022 tiene como objetivos son la acogida temporal de 63 menores saharauis (más 7 monitores) en Navarra, así como contribuir a la mejora de las condiciones físicas, emocionales y sanitarias de los menores de forma que puedan afianzar su evolución y desarrollo en su propio entorno, y sensibilizar a la población navarra en materia de cooperación.

Para ello, durante su estancia de dos meses los menores son acogidos por familias navarras cuyas residencias se distribuyen por toda la geografía navarra.

El apoyo a la acción humanitaria se incrementa un 14% respecto a 2021

En cuanto a la acción humanitaria para la población Saharaui en 2022, el Gobierno de Navarra cuenta con dos líneas presupuestarias: una subvención a ANAS para el programa Vacaciones en Paz de la población saharaui, dotada con 45.000 euros, y una subvención a ANARASD (Asociación Navarra de Amigos de la RASD) para proyectos de cooperación y solidaridad con la población saharaui, dotada con 400.000 euros. Este apoyo se ha visto incrementado un 14% respecto al año anterior.

Respecto a la segunda subvención, cabe mencionar que servirá para poner en marcha proyectos de apoyo alimentario para la población saharaui, de intervención en salud, de refuerzo de capacidades en la Administración saharaui, de soporte al funcionamiento del Centro Pedagógico de elaboración de textos Aminetu Haidar y de apoyo a la delegación saharaui en Navarra.

Origen: La consejera Maeztu recibe a niños y niñas saharauis que pasan el verano con familias navarras