La Cumbre Árabe de Argelia y los «acuerdos de Abraham»

La Cumbre Árabe de Argelia y los «acuerdos de Abraham»
 
 
ECSAHARAUI 
 
Madrid (ECS).- Los líderes de los 22 países árabes se reúnen este martes y miércoles en Argelia para celebrar la 31 Cumbre de la Liga Árabe. La región árabe atraviesa varias divisiones y conflictos que complican unidad de estos países como bloque unido. De la causa palestina hasta la influencia de Irán, la ruptura entre Argelia y Marruecos o los conflictos armados en Yemen o Libia, van a marcar la agenda de esa Cumbre, la primera desde la firma de los Acuerdos de Abraham.
 
Argel espera que la cumbre sea una reunión del mundo árabe, aunque los líderes de Marruecos, Arabia Saudita, EAU y Bahréin estarán ausentes de la cumbre. Las monarquías árabes, excepto Catar  están ausentes de la cumbre de Argel. También, estos países salvo Catar, mantienen relaciones con el Estado hebreo.
 
La Liga Árabe, compuesta por 22 países, celebró su última cumbre en 2019, antes de la pandemia de Covid-19 y de que los Acuerdos de Abraham, respaldados por el ex presidente de EE.UU, establecieran relaciones diplomáticas entre el Estado judío y los Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, Sudán y Bahréin.
 
Argelia, país anfitrión de la cumbre del 1 y 2 de noviembre y firme defensor de los palestinos, logró en octubre un acuerdo histórico de reconciliación entre las facciones palestinas Fatah y Hamás.
 
Pero a Argelia se queja de la cooperación de Marruecos con Israel en materia de seguridad y defensa, que se suma a décadas de crisis diplomáticas alimentadas por la ocupación del Sáhara Occidental. El estatus del Sáhara Occidental -una antigua colonia española considerada un “territorio no autónomo” por las Naciones Unidas- ha enfrentado a Marruecos con el Frente Polisario desde la década de 1970.
 
El 24 de agosto de 2021, Argelia cortó las relaciones diplomáticas con Rabat alegando “actos hostiles”. Rabat espió más de seis mil teléfonos argelinos incluidos altos cargos en el ejército y apoya públicamente la división del pueblo argelino con su respaldo oficial a una facción considerada por las autoridades argelinas como terrorista, el MAC.
 
Los participantes en la cumbre -con los conflictos de Siria, Libia y Yemen también en la agenda- se enfrentan al reto de la redacción de la declaración final, que tiene que ser aprobada por unanimidad.
 
Argelia ha anunciado la reunión de esta semana como un evento de reunificación del mundo árabe, pero varias figuras clave, especialmente el príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman, del que se ha informado que tiene una infección de oído, y el rey de Marruecos Mohamed VI estarán ausentes.
 
Los líderes de los Emiratos Árabes Unidos y de Bahréin también se mantendrán al margen, según los medios de comunicación árabes.
 
Ante la escasez de cereales, el aumento de la inflación y la preocupación por las nuevas rutas energéticas, la Liga Árabe tendrá que demostrar su capacidad de cohesión y solidaridad interestatal.
 
Por su parte, el jefe de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, abogó el viernes por una “visión árabe integrada” para hacer frente a los problemas de seguridad alimentaria de la región árabe. La guerra en Ucrania, que ha interrumpido las importaciones de grano clave para la región árab, se está debatiendo en la cumbre de Argelia.
 

Origen: La Cumbre Árabe de Argelia y los «acuerdos de Abraham»