La descolonización del Sáhara Occidental, muy presente en la 76ª sesión de la Asamblea General de ONU

La descolonización del Sáhara Occidental, muy presente en la 76ª sesión de la Asamblea General de ONU

 

 
Por Lehbib Abdelhay /ECS
 
Nueva York (ECS).- El trabajo del 76º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas comenzó el pasado martes, 21 de septiembre, con el contexto del calentamiento del planeta al parecer irreversible, las relaciones polarizadas entre las superpotencias y una pandemia persistente que ha agravado la brecha global entre ricos y pobres. La descolonización del Sáhara Occidental, como un asunto importante, también está muy presente en la agenda, junto con muchos temas de preocupación mundial, Palestina y la situación en África.
 
La sesión inaugural del debate general estuvo marcada por una fuerte presencia de la cuestión saharaui, donde el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, exigió a la ONU poner fin la ocupación del Sáhara Occidental mediante la celebración de un referéndum de autodeterminación. “Reiteramos nuestra posición en apoyo al derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la autodeterminación de conformidad con las resoluciones pertinentes de la Unión Africana y el Consejo de Seguridad de la ONU», reclamó Ramaphosa ante los 193 líderes mundiales.
 
Por su parte, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, reiteró ante la Asamblea General de la ONU su «solidaridad y apoyo» al pueblo del Sáhara Occidental. En su intervención, Díaz-Canel reiteró hoy la solidaridad y el respaldo de la isla a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), durante un discurso pronunciado hoy en la 76 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. El mandatario cubano reafirmó su inquebrantable solidaridad con el pueblo saharaui y su apoyo a una solución a la cuestión del Sáhara Occidental para que los saharauis puedan ejercer su derecho a la libre determinación y vivir en paz en su propio territorio.
 
En el mismo debate en la Asamblea General, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha recalcado que es necesario “alcanzar una solución justa, duradera y mutuamente aceptable sobre el Sáhara Occidental”. Sánchez ha defendido “la centralidad de Naciones Unidas”, pero no ha citado el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. Por cuarto año consecutivo, el presidente del Gobierno español ha participado en la apertura de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas y se ha referido brevemente al conflicto del Sáhara Occidental, territorio que España no descolonizó y entregó a Marruecos. El conflicto dura ya más de 45 años y desde noviembre de 2020 el Frente Polisario y Marruecos están de nuevo en guerra al romper el Gobierno marroquí el alto el fuego vigente desde septiembre de 1991.
 

La sesión inaugural del debate general estuvo marcada por una fuerte presencia de la cuestión saharaui.

 
Pedro Sánchez ha dicho que España comparte con los países ribereños del Mediterráneo “un destino que debe ser también el de las oportunidades, el de la prosperidad, el de la integración regional y el de la inclusión social”, para lo que “hay que asegurar la paz, la estabilidad y resolver los conflictos existentes”. Tras esto, ha afirmado que “es necesario alcanzar una solución política que tiene que ser justa, duradera y mutuamente aceptable sobre el Sáhara Occidental, tal y como establecen las resoluciones del Consejo de Seguridad”. Y ha defendido la posición de su país: “España sigue defendiendo la centralidad de Naciones Unidas, apoyamos los esfuerzos del Secretario General”, ha concretado el presidente del Gobierno en la apertura del 76 periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.
 
Namibia, país que reconoce la República Saharaui y un defensor de la causa saharaui en la Unión África y la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC), ha declarado ante la Asamblea General de la ONU en su periodo 76 de sesiones que su posición sobre la causa saharaui es «una posición inalienable», reiterando su continuo a la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental. «Han pasado casi 50 años y todavía el pueblo del Sáhara Occidental está esperando a ejercer su derecho inalienable a la libertad y la independencia», ha lamentado Hage G. Geingob, y añade: «Namibia acoge con satisfacción el nombramiento de Su Excelencia Alexander Ivanko por el Secretario General como su Representante Especial para el Sáhara Occidental. Esperamos que el nuevo Representante Especial dedique toda su atención al asunto para que el pueblo del Sáhara Occidental tenga la oportunidad de ejercer su derecho a la libre determinación sin más demora.»
 
En un su discurso en la 76 sesión de la Asamblea General de la ONU, el mandatario namibio reafirmó que la posición de su país está a favor del derecho del saharaui a la autodeterminación y la independencia, y agregó que Namibia espera que el nuevo Representante Especial de la ONU dedique toda su atención al asunto para que el pueblo del Sáhara Occidental tenga la oportunidad de ejercer su derecho a la libre determinación sin más demora.
 
En este contexto, el primer ministro del Reino de Lesotho ha pedido en su discurso en la Asamblea General de la ONU la independencia de la ultima colonia en África, el Sáhara Occidental. En su intervención, Moeketsi Majoro, señaló que el pueblo del Sáhara Occidental anhela la paz, la libertad y la consecución del derecho a determinar su destino. Durante muchos años, los esfuerzos de la ONU para facilitar la transición a la independencia no han dado ningún resultado. «El pueblo del Sáhara Occidental anhela la paz, la libertad y la consecución del derecho a determinar su destino. Durante muchos años, los esfuerzos de la ONU para facilitar la transición a la independencia no han dado ningún resultado», señaló Moeketsi Majoro.
 
El primer ministro de Lesotho consideró que en este siglo XXI que la paz, la seguridad, el derecho a la libre determinación, el respeto de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales deben ser garantizados como norma y no como excepción. «De ahí nuestro llamado por el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y la retirada total de sus territorios ocupados, así como la independencia del pueblo saharaui. También renovamos nuestro llamado al levantamiento del bloqueo económico unilateral contra el pueblo de Cuba», ha recalcado.
 
La cuestión saharaui también tendrá una fuerte presencia durante los trabajos del Comité de Descolonización de la ONU, que se espera que comience durante la primera semana de octubre, donde el comité de los 24 discutirá el informe del comité especial sobre el derecho de los pueblos a la autodeterminación, así como el informe anual del secretario general de la ONU sobre la situación en el Sáhara Occidental. Se espera que las discusiones que coinciden con la discusión del tema saharaui a nivel del Consejo de Seguridad de la ONU, culminen con una recomendación sobre el Sáhara Occidental.
 

Origen: Aplastante apoyo internacional al Sáhara Occidental en la 76ª sesión de la Asamblea General de ONU.