La familia del preso civil saharaui Mohamed Lamine Aabidin Haddi expresa su profunda preocupación por la deteriorada situación de su hijo | Sahara Press Service

La familia del preso civil saharaui Mohamed Lamine Aabidin Haddi expresa su profunda preocupación por la deteriorada situación de su hijo | Sahara Press Service

El Aaiún ocupado, 13 de enero de 2021 (SPS)- La Liga para la Protección de los Prisioneros Saharauis en las Prisiones de Marruecos (LPPS), recibió un llamamiento de la familia del preso civil saharaui, Mohamed Lamine Aabidin Haddi, dirigido a todas las conciencias vivas y a las organizaciones internacionales de derechos humanos para que le apoyen en su batalla de huelga de hambre, que comenzó el miércoles 13 de enero de 2021 en la prisión local Tiflet 2.

El texto integro del llamamiento:

Con profunda preocupación y angustia, nosotros, la familia del preso civil saharaui, Mohamed Lamine Aabidin Haddi, miembro del grupo Gdeim Izik, que fue injustamente condenado por la justicia marroquí a una pena de veinticinco años, y que vive en condiciones de detención inhumanas en la prisión local Tiflet2.  Nuestro hijo inicia una huelga de hambre ilimitada, a partir del miércoles 13 de enero de 2021, hasta que se cumplan todas sus justas demandas a pesar del aislamiento y la precaria situación de salud que vive y la imposibilidad de que hagamos una visita familiar para asegurarse  de las condiciones de su detención.

Nuestro hijo Mohamed Lamine Aabidin Haddi ya ha tomado varias medidas en protesta contra la dramática situación en que se encuentra, entre ellas huelgas de hambre limitadas, abstenerse de salir de la celda y negarse a recibir comidas. Todas estas reacciones se debieron a los maltratos e injurias que recibió en la presión, especialmente lo que sucedió el 14 de diciembre de 2020, cuando el personal de la prisión asaltó su celda durante su descanso y robó y destruyó todas sus pertenencias personales.

Hasta el día de hoy, nuestro hijo sigue siendo objeto de muchas prácticas agresivas y provocaciones deliberadas por parte del director de la prisión, que le negó a nuestro hijo agua y comida caliente, incluso le impidieron conseguir ropa y mantas para protegerse del frío del invierno. Actualmente no conocemos la realidad de las condiciones en las que se encuentra ante la suspensión de las visitas familiares y redoblar el control sobre las llamadas telefónicas.

Por ello, nosotros, la familia del prisionero civil saharaui, Mohamed Lamine Aabidin Haddi, dirigimos nuestro llamamiento a todas las conciencias vivas del mundo, y en primer lugar a las Naciones Unidas, el Comité Internacional de la Cruz Roja y a todas las organizaciones internacionales que se ocupan de los derechos humanos, para intervenir urgentemente, proteger y apoyar a nuestro hijo en su huelga de hambre, y ejercer toda la presión necesaria sobre el Estado marroquí para que satisface las demandas legítimas de nuestro hijo, como el derecho a un tratamiento médico adecuado, el derecho de recibir visitas familiares y el derecho estar en una prisión cerca de su familia y al territorio del Sáhara Occidental.

Familia del prisionero civil saharaui Mohamed Lamine Aabidin Haddi

Origen: La familia del preso civil saharaui Mohamed Lamine Aabidin Haddi expresa su profunda preocupación por la deteriorada situación de su hijo | Sahara Press Service