“La huella del bien”: Asociación de mujeres jóvenes saharauis que brinda ayuda humanitaria voluntaria a familias más necesitadas en los campamentos de refugiados

“La huella del bien”: Asociación de mujeres jóvenes saharauis que brinda ayuda humanitaria voluntaria a familias más necesitadas en los campamentos de refugiados

 
Los saharauis llevan 45 años viviendo en campamentos de refugiados esperando una solución al conflicto y poder, por fin, volver al Sáhara Occidental su país natal del que fueron expulsados. ¿Cómo es el día a día en los campamentos cuando no hay fecha de vuelta todavía?
 
Reportaje de Leila ZAIMI/ECS 
 
ARGEL (ECS). – Para responder a estas preguntas, ECSAHARAUI ha conversado con la presidenta de una asociación saharaui que reparte ayudas de forma voluntaria en los campamentos de refugiados saharauis. Basmet Khair que significa en castellano “La Huella del Bien». Ahjabha Hamadi Faraji, una joven saharaui, junto con un grupo de chicas de su edad, coordina con otros colectivos y asociaciones voluntariamente un trabajo muy noble y humanitario. El objetivo es intentar mejorar la vida de los más necesitados y vulnerables cada día en los campamentos de refugiados saharauis”.
“Nuestro trabajo consiste en intentar mejorar la vida de las personas más vulnerables de nuestra sociedad, las mujeres en primer lugar”, ha declarado Ahjabha a ECSAHARAUI. “El grupo de chicas que somos, hacemos campañas de sensibilidad cada vez que se ve afectada la sociedad refugiada por cualquier circunstancia. Intentamos estar al tanto y al día de nuestra gente”, declaró la portavoz de dicha asociación. «Si bien, el movimiento asociativo existe en la República Saharaui como cualquier parte del mundo, los jóvenes participan en la ayuda voluntaria para las familias más necesitadas y en las campañas de sensibilidad relacionadas a la salud, a la educación, etc.”
¿Cómo han pasado el mes del ayuno, el Ramadán, en los campamentos de refugiados? 
Nuestra interlocutora nos cuenta, con una emoción, que la vida en los campamentos no es nada fácil. Describiendo un ambiente generalmente deprimido.
“Pasamos el mes de Ramadán aquí en el campamento en un ambiente lleno de tensión entre la guerra por una parte y lo que está sucediendo en los territorios ocupados del Sáhara Occidental”, dijo la presidenta en una conversación con nuestra compañera Leila Zaimi añadiendo en el mismo contexto; “nuestro espacio y nuestra alegría son siempre incompletos (…), creo que es por la dura vida que nos toca vivir en este lugar más inhóspito del planeta”, indica.

 
¿Cómo es la vida en los campos de refugiados de manera general?. 
Para nosotras se trata de una pregunta fácil y al mismo tiempo muy difícil de responder. Ahjabha confía que la vida de los saharauis en el territorio ocupado es un reto y lucha cotidiana que no cesa.
“Vivir en campos de refugiados es un desafío en sí mismo. Despertar todos los días, tratar de hacer que tu día sea mejor que el día anterior no es algo fácil”, recalca. Y añade; “Como refugiados, hemos desafiado muchas dificultades no solo en la guerra, sino en muchas áreas de la vida”. Con la crisis sanitaria de la Covid-19, la miseria se siente fuertemente; actualmente, el pueblo saharaui esta viviendo sus momentos más difíciles (…), la guerra, Covid-19, pobreza y represión en el Sáhara Occidental ocupado,..etc. La situación está muy tensa”, aseveró.
Hablando de las ayudas humanitarias que recibe la población saharaui de la vecina Argelia, Ahjabha explica que “nos informan quién es el responsable de distribuir la ayuda que viene desde Argel”, sin dar más detalles.
¿Como consigan las ayudas en la asociación para su distribución?
«Nosotros, como grupo voluntario, ponemos una cantidad de dinero cada mes”, indicó. Ahjabha nos enseñó que la alimentación está disponible en sus almacenes. El problema reside en los términos de distribución entre las familias en los campamentos.
Al final, la joven nos habla de la situación de las mujeres y niños saharauis y su papel en la lucha por la subsistencia de los campamentos de refugiados saharauis.
La asociación “Huella del Bien” organiza programas para niños y mujeres.
Los miembros de la asociación caritativa están convencidos, según sus palabras, del papel que juegan las mujeres en la sociedad saharaui. Para ellas, “son las mujeres quienes fundaron la sociedad y construyeron, en los momentos difíciles, estos campamentos y sus instituciones”. Aprovechando esta ocasión, Ahjabha rinde un merecido homenaje a todas las mujeres de su sociedad que luchan todos los días codo a codo con los hombres para mantener de pie la sociedad saharaui; “hoy con orgullo, podemos decir que todos estos logros son gracias a las mujeres saharauis. Gracias a las mujeres, el pueblo saharaui sigue existiendo con sus tradiciones y costumbres. Las mujeres son guardianas de la cultura saharaui”, ha dicho para concluir la conversación.
Ahjabha y sus compañeras.

Origen: “La huella del bien”: Asociación de mujeres jóvenes saharauis que brinda ayuda humanitaria voluntaria a familias más necesitadas en los campamentos de refugiados.