La ONU pide a Argelia y Marruecos que busquen «la manera de mejorar las relaciones»

La ONU pide a Argelia y Marruecos que busquen «la manera de mejorar las relaciones»

 

Por Lehbib Abdelhay /ECS 
 
Nueva York (ECS). – El principal portavoz del secretario general de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, ha anunciado este miércoles que sigue la decisión de Argelia de cortar las relaciones diplomáticas con Marruecos y ha alentado «a mejorarlas», informa Europa Press. «Hemos visto el anuncio de este martes del ministro de Exteriores argelino, Ramtane Lamamra, sobre la ruptura de las relaciones diplomáticas con Marruecos», ha dicho Dujarric en rueda de prensa, y ha compartido el deseo del secretario general, António Guterres, a que los dos países encuentren «la manera de mejorar las relaciones, incluso en la búsqueda de la paz y la seguridad en la región».
 

La decisión del jefe de la diplomacia argelina se produjo días después de una serie de decisiones y recomendaciones declaradas por el presidente Abdelmadjid Tebboune tras presidir una reunión del Consejo Supremo de Seguridad, incluida una revisión de las relaciones con Marruecos y la elevación del nivel de supervisión y vigilancia de la seguridad en el país así como todas las fronteras occidentales que comparten con el Reino alauí.

La ocupación del Sáhara Occidental, terrorismo y colaboración con el sionismo: principales motivantes.

Varios círculos del país esperaban que la rueda de prensa de Ramtane Lamamra incluyera el tema de las irritadas relaciones diplomáticas con Marruecos, especialmente a la luz de lo expresado en el comunicado del Consejo Supremo de Seguridad argelino, que se celebró el pasado miércoles, sobre la revisión integral de las relaciones con su vecino.

El lunes 16 de agosto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argelia acusó a Marruecos de realizar declaraciones «falsas» con el fin de arrastrar a Israel a una «peligrosa aventura» contra su país, lo que consideró como una falta de seriedad de la «mano extendida» que el el rey marroquí ofreció, además de su voluntad de ayudar a Argelia a hacer frente a los incendios que azotaron al país recientemente.

La cancillería argelina dijo en un comunicado publicado por la agencia oficial de noticias que lo que está haciendo el régimen marroquí es una «peligrosa aventura que apuesta a lo peor, que constituye una negación oficial de lo que se supone que es la mano extendida y la continuación de sus métodos abusivos y absurdos.”

La diplomacia argelina, liderada por Ramtane Lamamra, ha trabajado a contrarreloj estos últimos meses para desenmascarar las intenciones no declaradas del régimen marroquí contra la unidad de la nación argelina para golpear la estabilidad del país y de la región en general para servir agendas extranjeras, así como obstruir sus esfuerzos para resolver el conflicto del Sáhara Occidental y consolidar así su política expansionista que contraviene la legalidad internacional.

El comunicado difundido por el embajador de Marruecos ante las Naciones Unidas reveló el plan marroquí de apuntar a la unidad de Argelia intentando desestabilizarla y crear caos desde el anuncio oficial de la alianza pública con la entidad sionista tras el desarrollo del conflicto del Sáhara Occidental debido al estallido de la guerra y al aumento de las tensiones entre Marruecos y todos sus vecinos de distintos continentes.

Por otro lado, otras fuentes informaron que las autoridades argelinas habían recibido informes de que algunas organizaciones terroristas (MAK) y (Rashad) recibieron apoyo financiero de la inteligencia marroquí para llevar a cabo actos de sabotaje en varios estados del país, incluidos incendios forestales, después de una reunión tripartita supervisada por el agregado militar de la embajada de Marruecos en París.

Ahora, después de 33 años de tensas relaciones, al más estilo “tira y afloja” y por momentos delicadas, Argelia toma un paso al frente y rompe sus relaciones debido a la actitud marroquí que considera literalmente como “una receta para el caos y la guerra.”

Aumenta considerablemente la presión y el aislamiento contra Marruecos, y que podría ser la llama que contagie a otros países a hacerlo, especialmente en África.

Origen: La ONU pide a Argelia y Marruecos que busquen «la manera de mejorar las relaciones».