La poesía de Leyuad – Cuba en Noticias

La poesía de Leyuad

Festival del Cine de La Habana, XXXVIIILa realidad poética del pueblo saharaui en el filme Leyuad, un viaje al pozo de los versos, presentado en esta edición 38 del Festival de Cine… 

Pensé que era musulmana, por la indumentaria típica. “No, no, qué va. Soy española, más bien, casi saharaui, y me visto así para contextualizar mi presencia en el festival a partir de la película que traigo, y porque durante todo el tiempo que estuve trabajando en la República del Sahara Occidental preferí sentirme parte de ellos”.
Inés G. Aparicio es espontánea, conversadora y pasional. “Integro el proyecto Bubisher, de bibliotecas móviles y en 8 años hemos avanzado mucho, tenemos ahora tres bibliotecas móviles y tres fijas, y por esa razón he tenido mucho contacto con el pueblo saharaui”
La literatura, en alguna medida, es el móvil de la película Leyuad, un viaje al pozo de los versos, el primer largometraje que asume Inés junto a Gonzalo Moure y Brahim Chagaf.
“Realmente asumí el rodaje desde mi posición de directora de fotografía pero poco a poco me adentré en la trama, en la edición, en el montaje y finalmente figuro ahora como coautora de la película con Brahim, quien ya dirigió el largometraje Patria dividida, con el presupuesto asombroso de 100 euros”.
¿Por qué se decidieron a hacer esta película?
-Hay muchas razones…Liman Boisha es un saharaui que radica en Madrid luego de estar en Cuba un tiempo. Él regresa a su tierra para encontrarse con el filósofo belga Mohamed Salem y conocer al poeta Bonnana Busseid. El objetivo del viaje es llegar a Leyuad, en el corazón del Tiris, génesis de la identidad del pueblo saharaui, y seguir hasta la tierra de los Hombres del Libro, donde está el poeta Sidi Brahim.
“No es el poeta el que describe la tierra sino la tierra la que elige al poeta y le motiva a escribir. Ahora es la tierra la que le exige al cine como una nueva forma de poesía. Leyuad nos pidió de alguna manera que miráramos su esencia a través de las cámaras, hacia el sur. Ya sabes que el norte es sinónimo de todo lo malo para la historia del Sáhara Occidental mientras que el sur es todo lo contrario.
“Rodamos sin guión al principio…al desierto, sus valles y montañas, las tumbas…Queríamos hablar de la magia maligna que dominaba el valle de Leyuad, por eso al principio la película se llamaba Las siete noches de Leyuad.. Y así, poco a poco, la película nos fue diciendo cómo quería ser. Y los protagonistas, seis poetas con historias diferentes, fueron evolucionando en libertad.
“Es toda una metáfora de Liman, el poeta más joven de todos e, poeta que vive sexo del Sahara en el exilio  en busca de la semilla verde de los versos que le esperan”.
Para Inés, la lucha del pueblo saharaui es también la suya. “Lamento que exista ese muro, el segundo más grande del mundo…Lamento que Marruecos asuma esa posición y que no pueda el pueblo saharaui ser feliz en su esplendor…Hago entonces lo que puedo: me sumo a ellos en su lucha y recorro en el mundo en festivales como este dando a conocer su realidad”.
ANA MARÍA DOMÍNGUEZ CRUZ

«Una periodista cubana en mi tercera década de vida, dispuesta a deslizar mis dedos por el teclado».

Origen: La poesía de Leyuad – Cuba en Noticias