La política exterior de Sánchez hace aguas: multiplica sus llamadas a Argel – #LaTraiciónDeSánchez

La política exterior de Sánchez hace aguas: multiplica sus llamadas a Argel – #LaTraiciónDeSánchez
 
 

Sánchez evidencia que su política exterior para el Norte de África hace aguas y multiplica sus llamadas a Argel

 
ECSAHARAUI 
 
ARGEL (ECS).- Argelia y España llevan seis meses en crisis diplomática abierta. Una crisis que ha reducido los contactos entre ambos países, los intercambios económicos y las entregas de Gas a su más simple expresión. Por primera vez desde el inicio de la disputa, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, reconoce implícitamente su responsabilidad en el deterioro de las relaciones entre Argelia y España.
 
El pasado 18 de marzo, para sorpresa de todos, el Gobierno español dio un giro histórico en la cuestión del Sáhara Occidental al anunciar su apoyo al plan de autonomía marroquí. En respuesta, Argelia retiró a su embajador en Madrid y en junio suspendió el tratado de amistad suscrito entre los dos países hace 20 años, decisión a la que siguió el bloqueo del comercio exterior. Argel también dejó de enviar gas licuado (GNL) a España desde el mes de julio.
 
Muy criticado en España por su política en la cuestión saharaui, Sánchez se ha pronunciado en varias ocasiones sobre las relacionescon Argelia.
 
En los primeros meses de la crisis, el Ejecutivo de Sánchez ignoró por completo el enfado de Argel, persistiendo en justificar su giro, lo que supuso también la suspensión del tratado de amistad.
 
Presionado por la oposición y ante la firmeza de Argelia en un contexto de crisis energética mundial, Pedro Sánchez cambió de rumbo, y multiplicó las llamadas. Ahora, las autoridades argelinas ignoran sus gestos.
 
Según informa el diario argelino TSA, este martes 13 de septiembre Sánchez admitió, implícitamente y por primera vez, su responsabilidad en la crisis al reconocer que los dos países están en desacuerdo sobre la cuestión del Sáhara Occidental.
 
“Efectivamente, tenemos un desacuerdo respecto al Sáhara Occidental”, respondió Pedro Sánchez a una pregunta durante una entrevista en la televisión española TVE.
 
A pesar de la crisis abierta, el presidente del Gobierno español se mostró muy tranquilo y confiado sobre el suministro de gas. Según informó El Confidencial, Argel suspendió recientemente el envío de gas por metaneros y solo mantiene una cantidad muy pequeña a través del único gasoducto que queda, el Medgaz.
 
Sánchez multiplica los gestos pero en Argel lo ignoran
 
No obstante, los datos disponibles muestran un fuerte descenso de las entregas de gas desde Argelia, proveedor histórico de España. Los dos países están unidos por dos gasoductos, uno de los cuales, el GME que atraviesa Marruecos, fue cerrado antes de la crisis por Argel debido a su distanciamiento con su vecino norteafricano.
 
El pasado mes de julio, las entregas de gas natural de Argelia cayeron un 51% respecto al mismo mes de 2021. En agosto no hubo exportación de GNL a España, según recoge el rotativo argelino.
 
Las cifras fueron publicadas por Cores, el organismo responsable de los stocks energéticos estratégicos en España, mientras continúan las negociaciones entre ambos países para la revisión de los precios de gas a medio plazo. El Confidencial, citando a funcionarios argelinos, informó de amenazas serias de la parte argelina de suspender el suministro de gas si las gasista españolas siguen demorando las negociaciones.
 
Las últimas declaraciones de Pedro Sánchez siguen a una serie de llamadas telefónicas a Argelia para poner fin a la crisis. Argel exige a España una declaración clara sobre su posición respecto a la antigua colonia española.
 
El pasado 30 de agosto, después de que la visita del presidente francés Emmanuel Macron a Argelia fuera calificada de «exitosa», el presidente del Gobierno español expresó públicamente su deseo de viajar también al país norteafricano. Y el 1 de septiembre dijo que su gobierno está trabajando para «reorientar la situación» y «restaurar las mejores relaciones» con Argelia. Sin embargo, estos gestos fueron completamente ignorados en Argel, donde no se registró ninguna reacción oficial al respecto.
 
Fuente: TSA y El Confidencial
 

Origen: La política exterior de Sánchez hace aguas; multiplica sus llamadas a Argel