La RASD, ante el comunicado del Ministerio de Exteriores marroquí, afirma que ha llegado el momento de que Marruecos ponga fin a su ocupación ilegal y agresión bárbara contra el pueblo saharaui, como única forma de alcanzar la estabilidad y la seguridad en el noroeste de África

La RASD, ante el comunicado del Ministerio de Exteriores marroquí, afirma que ha llegado el momento de que Marruecos ponga fin a su ocupación ilegal y agresión bárbara contra el pueblo saharaui, como única forma de alcanzar la estabilidad y la seguridad en el noroeste de África
 

Por ECS

Birlehlu (ECS). – El Ministerio de Relaciones Exteriores de la RASD refutó las falacias y «mentiras» contenidas en un comunicado emitido este lunes por el Ministerio de la Potencia Ocupante – el Reino de Marruecos -.

El siguiente es el texto del comunicado recogido por ECSAHARAUI:

La República Árabe Saharaui Democrática. RASD. 

—————————

Ministerio de Relaciones Exteriores

Comunicado. 

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos ha emitido ayer un comunicado en el que expone los motivos que llevaron a la agresión y comportamiento imprudente que Marruecos mostró hacia España y otros países. Comportamientos que violan los protocolos clásicos y habituales en las relaciones internacionales para resolver disputas y conflictos que puedan surgir entre dos países.

Al respecto, debemos dejar constancia de las siguientes observaciones sobre lo expresado en el comunicado del estado potencia ocupante:

1- Marruecos quiere imponer como una condición en sus relaciones bilaterales con otros países el reconocimiento de su soberanía sobre el Sáhara Occidental. Y el comunicado marroquí utilizó en esta ocasión un lenguaje explícito inaugurando así una nueva etapa en la labor diplomática marroquí.

2- El Comunicado marroquí constituye una declaración clara, al mundo entero, de que las relaciones de confianza, amistad y cooperación con Rabat resultan inevitablemente del apoyo público a la ocupación militar marroquí del Sáhara Occidental.

3- El Comunicado intenta, sin éxito, maquillar la mala imagen del régimen marroquí resultante de lo que mostró en términos del pisoteo y violación de todos los principios legales y humanitarios al empujar a la muerte a miles de sus ciudadanos inocentes como una estrategia de extorsión y presión.

4- El comunicado constituyó una nueva oportunidad para que el ocupante marroquí difunda su propaganda dirigida a atentar contra la lucha del pueblo saharaui, con sus habituales falacias sobre la cuestión, y esto es con motivo de la presencia del Presidente de la República, Secretario General del Frente, Sr. Brahim Ghali, en el territorio español con el propósito de tratarse de Covid 19.

5- El Comunicado de la cancillería marroquí no oculta, por otro lado, la visión del Reino de Marruecos sobre la justicia y el poder judicial, traicionado por su arrogancia dominada por la estupidez cuando quiso dar lecciones en democracia y método de litigio para la justicia española, que quiere actuar a la manera de la justicia marroquí conocida internacionalmente con sus tribunales militares, que no son más que una extensión de las comisarías.

– El estado de ocupación pretendía, en su comunicado, dar al opresor y al agresor la condición de víctima e incriminar a los oprimidos y agredidos, como si el sistema expansionista marroquí no diferenciara entre el interior de Marruecos y la opinión mundial que conoce la verdad de la situación, documentada en los informes de todas las organizaciones de derechos humanos.

Todo lo anterior confirma los siguientes hechos:

1- La locura, la temeridad y el nerviosismo, que se han convertido en el comportamiento habitual del palacio real de Marruecos, especialmente en los últimos tiempos, constituyen una consecuencia lógica e inevitable del atroz fracaso que cosechó el ocupante marroquí como consecuencia de su intransigencia y su rechazo al Plan de Arreglo firmado por su padre en 1991 con el Frente Polisario tras 16 años de guerra.

2- Las apuestas a las que el Palacio de Marruecos ha atado su estrategia y todas sus esperanzas se evaporaron, sobre todo los sospechosos trade-offs y las aventuras de Trump que se asemejan a un juego de mesa, con el fin de lograr victorias que no pueden ser aceptadas y fueron rechazadas por la razón y la lógica, que hizo que el sentimiento de frustración dominara al Rey de Marruecos y a su gabinete que, como consecuencia de los devastadores resultados, ha hecho acusaciones en todos los sentidos y lanza amenazas manifiestas incluso contra quienes hicieron todo lo posible por él dentro de los límites que sus intereses lo permiten en ocasiones, e incluso excedieron esos límites en muchas ocasiones cuando lo apoyaron violando la legitimidad y las fronteras internacionales, incluido su silencio sobre los crímenes de genocidio y crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos desde el año 1975 hasta el momento en contra del pueblo saharaui.

En esta ocasión, la RASD afirma que las locuras del ocupante marroquí y sus acciones contrarias a todas las cartas y decisiones emitidas por las organizaciones globales y regionales y los tribunales se deben a:

1 – La incapacidad del Consejo de Seguridad de la ONU de asumir sus responsabilidades para permitir que la misión de la MINURSO lleve a cabo la misión para la que fue establecida (el referéndum).

2 – La complicidad de países influyentes del Grupo de los 5 conocidos como Amigos del Sáhara Occidental, con Marruecos retrocediendo en el acuerdo celebrado con la saharaui, incluida su prohibición de la misión de la ONU para la vigilancia de la situación de los derechos humanos y el saqueo de los recursos naturales.

3- El silencio de reconocidas capitales sobre el consumo de drogas de Marruecos, la inmigración ilegal, e incluso su implicación con grupos terroristas en su relación con los países europeos es lo que ha hecho que Marruecos, con el paso del tiempo, crea que está fuera de presión y puede gozar de una impunidad continua.

La RASD afirma que la continua ocupación de partes del territorio nacional saharaui por parte del Reino de Marruecos, la falta de respeto de este último a las fronteras internacionales y el incumplimiento del Consejo de Seguridad de la ONU de sus responsabilidades de imponer el fin de la descolonización del Sáhara Occidental, provocará violentos enfrentamientos con repercusiones en toda la región y resultados devastadores.

Ha llegado el momento de que Marruecos ponga fin a su ocupación ilegal y agresión bárbara contra el pueblo saharaui; La RASD afirma que esta es la única forma de alcanzar la estabilidad y la seguridad en la región del noroeste de África.

Origen: La RASD refuta las inexactitudes y falacias contenidas en el comunicado del Ministerio de Exteriores marroquí (COMUNICADO).