La situación relativa al Sáhara Occidental – Observaciones y recomendaciones del Informe del Secretario General de la ONU

La situación relativa al Sáhara Occidental – Observaciones y recomendaciones del Informe del Secretario General de la ONU

S/2019/787 – La situación relativa al Sáhara Occidental Informe del Secretario General (texto completo del informe)

VIII. Observaciones y recomendaciones

77. Sigo convencido de que es posible encontrar una solución a la cuestión del Sáhara Occidental. Sin embargo, encontrar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en consonancia con las resoluciones 2440 (2018) y 2468 (2019) requerirá la firme voluntad política de las partes y de la comunidad internacional. Mi Enviado Personal, Horst Köhler, pudo restablecer una dinámica y un impulso muy necesarios en el proceso político, entre otras cosas al poner en marcha el proceso de mesa redonda en el que se dieron cita Marruecos, el Frente POLISARIO, Argelia y Mauritania. Por lo tanto, es esencial que no se pierda la continuidad y el impulso de este proceso político. Hago un llamamiento a los miembros del Consejo de Seguridad, los amigos del Sáhara Occidental y otros agentes pertinentes a que alienten a Marruecos y al Frente POLISARIO a participar de buena fe y sin condiciones previas en el proceso político tan pronto como se nombre un nuevo Enviado Personal.

78. Sigue habiendo una falta de confianza entre las partes. A pesar de sus respectivas declaraciones, ni Marruecos ni el Frente POLISARIO parecen tener confianza en la voluntad de la otra parte de trabajar seriamente y hallar las avenencias necesarias para lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental. Sin embargo, creo que las partes tienen un gran número de intereses en común que deberían animarlos a trabajar juntos. Por lo tanto, insto a las partes a que hagan gestos activos de buena fe que demuestren su voluntad de avanzar hacia una solución política del conflicto, y a que se abstengan de una retórica perjudicial para esa solución.

79. La MINURSO ha seguido desempeñando un papel valioso, a pesar de las dificultades antes mencionadas, en la supervisión de la aplicación de los acuerdos militares y la presentación de informes al respecto, así como en la comunicación con las partes para prevenir o reducir las tensiones. Esta función sigue siendo crucial para mantener un entorno propicio para el éxito del proceso político. La resolución de las violaciones importantes mencionadas en mi informe anterior y la ausencia de nuevas violaciones importantes durante el período que abarca el presente informe reflejan el valor de esta labor de prevención de conflictos e ilustran los beneficios de una S/2019/787 16/20 19-16969 comunicación eficaz, que requiere más canales abiertos. La MINURSO ha seguido desempeñando esta labor de manera imparcial y eficaz, con resultados demostrados. Como se detalla en el presente informe, la MINURSO también ha adoptado medidas importantes para mejorar su eficacia y eficiencia.

80. La capacidad de la Misión para seguir desempeñando esta función depende en gran medida del compromiso de las dos partes de apoyar y facilitar el cumplimiento del mandato de la Misión, aceptar y aplicar sus conclusiones y respetar su independencia e imparcialidad. En estos tres ámbitos, insto a las partes a que cumplan sus obligaciones.

81. En interés de todos, hago un nuevo llamamiento a todas las partes a que mantengan su compromiso y celebren contactos periódicos con los dirigentes de la MINURSO, tanto civiles como militares. Para que mi Representante Especial pueda desempeñar su función como mi representante en el Territorio es esencial que se pueda reunir sin trabas con cualquiera de las partes cuando sea necesario.

82. Agradezco la cooperación de Marruecos para abordar las violaciones mencionadas en mi informe anterior al Consejo de Seguridad, e insto a ambas partes a que cooperen plenamente con la MINURSO, respetando la imparcialidad de sus conclusiones, para resolver todas las violaciones pendientes.

83. Como he detallado en este informe, me preocupan las tendencias recientes en Guerguerat. El aumento del tráfico comercial a través de la zona de separación y el aumento de las actividades civiles para obstaculizarlo están creando tensiones en esa zona tan delicada. Pido que no se obstruya el tráfico civil y comercial ordinario. Insto encarecidamente a ambas partes a que se abstengan de toda acción deliberada en Guerguerat o en cualquier otro lugar de la zona de separación. También insto a las partes a que se pronuncien en contra de quienes fomenten esas tensiones. Ambas partes tienen que cumplir estrictamente las condiciones de los acuerdos de alto el fuego, y subrayo que toda intervención en la zona de separación, ya sea militar o civil, se consideraría una escalada que podría dar lugar a otra crisis en el Territorio.

84. Ambas partes se están esforzando por luchar contra el aumento del contrabando de drogas y otras actividades delictivas en el Territorio. Reconociendo que se trata de una preocupación válida, recuerdo a las partes que hacer frente a esos problemas con medios militares de forma contraria al acuerdo militar núm. 1 socava el alto el fuego y, por lo tanto, no puede justificarse.

85. El ACNUR y los agentes humanitarios de los campamentos de Tinduf tienen cada vez más dificultades para atender a las necesidades de los refugiados saharauis vulnerables. Los indicadores de salud y nutrición han alcanzado niveles alarmantes, y el suministro de agua potable sigue estando muy por debajo de las normas internacionales. Estos problemas, entre otros, se deben a la insuficiencia crónica de la financiación de las operaciones humanitarias en los campamentos de Tinduf, que lleva a los donantes a no prestar apoyo, puesto que ponen en duda el fundamento empírico de los programas. Subrayo que las cifras relativas a los refugiados de los campamentos de Tinduf son estrictamente para la asistencia humanitaria y los servicios de protección, y no constituyen en modo alguno un elemento de admisibilidad a efectos de una solución política ni de la celebración de un referendo.

86. Insto a las partes a que respeten, protejan y promuevan los derechos humanos, resuelvan los problemas pendientes en materia de derechos humanos e intensifiquen la cooperación con el ACNUDH y con los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas, y a que faciliten sus misiones. Es necesario mantener una vigilancia independiente, imparcial, amplia y sostenida de la situación de derechos humanos a fin de asegurar la protección de todos los habitantes del Sáhara Occidental. S/2019/787 19-16969 17/20

87. Quisiera dar las gracias a los países que aportan contingentes a la Misión por sus aportaciones y por el despliegue de un mayor número de mujeres entre los observadores militares. La presencia cada vez mayor de mujeres tiene un efecto positivo en el trabajo de la Misión y respalda mis esfuerzos encaminados a lograr la paridad de género en las Naciones Unidas. También deseo dar las gracias a todos los Estados Miembros por su apoyo para conseguir los recursos suficientes que se necesitan para mantener las operaciones y la eficacia de la Misión.

88. La MINURSO es también la principal, y muchas veces la única, fuente de información imparcial y asesoramiento para mí mismo y para el Consejo de Seguridad, los Estados Miembros, la Secretaría y mi Enviado Personal en lo relativo a la evolución de la situación en el Territorio. A este respecto, la Misión desempeña un papel fundamental en los esfuerzos por alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable del conflicto del Sáhara Occidental de conformidad con las resoluciones 2440 (2018) y 2468 (2019). La MINURSO es un mecanismo vital de alerta temprana que puede prevenir acontecimientos que podrían afectar al clima necesario para la reanudación del proceso político. Por consiguiente, recomiendo que el Consejo prorrogue el mandato de la MINURSO.

89. Una vez más, quisiera dar las gracias a Horst Köhler por sus incansables esfuerzos como mi Enviado Personal, por revitalizar el proceso político y por reavivar la esperanza tan necesaria de que es posible encontrar una solución política a la cuestión del Sáhara Occidental. Asimismo, expreso mi agradecimiento a mi Representante Especial para el Sáhara Occidental y Jefe de la MINURSO, Colin Stewart, por su dedicación al frente de la Misión. Por último, también quisiera dar las gracias al Comandante de la Fuerza, el General de División Zia Ur Rehman, y a los hombres y mujeres de la MINURSO por su dedicación constante, en circunstancias difíciles y peligrosas, al cumplimiento del mandato de la Misión.

S/2019/787 – Situation concernant le Sahara occidental Rapport du Secrétaire général

S/2019/787 – concerning Western Sahara – Report of the Secretary-General