Las relaciones de Marruecos con sus socios europeos y EE.UU viven momentos fríos y tensos debido al Sáhara Occidental

Las relaciones de Marruecos con sus socios europeos y EE.UU viven momentos fríos y tensos debido al Sáhara Occidental

 

Las relaciones de Marruecos con España, Francia, EE.UU y Alemania son frías y tensas debido a la «ambigüedad» de su posición sobre el apoyo a su supuesta soberanía sobre el Sáhara Occidental.

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Las relaciones diplomáticas de Marruecos con sus socios europeos y EE.UU están en su peor momento por el conflicto del Sáhara Occidental. Frialdad en las relaciones con Francia, cuestionamiento de sus relaciones con Estados Unidos y una clara tensión diplomática sin precedentes en las relaciones con España. Marruecos esperaba un apoyo de estos países a su tesis en el Sáhara Occidental, luego de que el presidente estadounidense Donald Trump firmara el 10 de diciembre, cuarenta días antes de salir de la Casa Blanca, una declaración de reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental a cambio de establecer lzos con Israel.
 
Marruecos no logró su objetivo deseado, ya que Francia se abstuvo de declarar una posición pública en apoyo a su supuesta soberanía sobre el Sáhara Occidental. Además Rabat confiaba mucho en su principal socio estratégico para presionar a la Unión Europea para persuadir al resto de los países europeos. Francia prefirió mantener sus relaciones con Argelia, el país que se opone firmemente a la ocupación marroquí del teritorio. Además París no mostró ningún apoyo a Marruecos en el Consejo de Seguridad de la ONU cuando abordó la situación en el territorio hace dos semanas (21 de abril).
 
Marruecos duda de la posición de la Casa Blanca sobre el conflicto del Sáhara Occidental. Los periódicos cercanos al poder en Marruecos criticaron abiertamente esta posición y, de hecho, la nueva administración de Biden suavizó la decisión de Donald Trump. Washington anunció que se está revisando, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, había pedido al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, que agilizara el nombramiento de su enviado especial para el Sáhara Occidental con el fin de reanudar las negociaciones directas entre las dos partes en conflicto, Marruecos y el Frente Polisario. El estadounidense y el analista marroquí residente en Washington, Mohamed Cherkaoui, afirmó que Washington se ha retractado tácitamente de la postura de de Trump sobre la antigua colonia española.
 
Hace cuatro días tuvo lugar una conversación telefónica entre el secretario de Estado de EE.UU, Anhtony Blinken, con su homólogo marroquí, Nasser Bourita, y no pareció tranquilizar a Marruecos, y aún no ha habido una llamada telefónica entre el presidente estadounidense Joe Biden y el rey Mohamed VI para aclarar la posición de Washington sobre el Sáhara Occidental.
 
Si las relaciones del Reino están en la categoría de frialdad con París y Washington, entonces son calientes y explosivas con España, el segundo socio más importante de Marruecos y ex potencia colonial del Sáhara Occidental.
 
Marruecos decidió hace dos meses congelar la cooperación con Alemania en múltiples sectores y congelar los contactos con la embajada alemana en Rabat, debido a su posición de rechazo a la declaración de Trump de soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.
 
Marruecos es un socio distinguido de la Unión Europea, y tiene fuertes relaciones con Estados Unidos, pero hasta ahora no ha logrado obtener un apoyo explícito a sus tesis en el Sáhara Occidental, y pide a los países occidentales que sean claros y abandonen su «ambigüedad».
 

Origen: Las relaciones de Marruecos con sus socios europeos y EE.UU viven momentos fríos y tensos debido al Sáhara Occidental.