Los Ejercicios del «African Lion 21» se han convertido en un escaparate para Marruecos en tiempos de derrotas

Los Ejercicios del «African Lion 21» se han convertido en un escaparate para Marruecos en tiempos de derrotas

 

 
Marruecos presume de músculo militar y de apoyos internacionales en el transcurso de unas ‘macro-maniobras’ anuales que reúnen a casi 8.000 efectivos.
 
Por Lehbib Abdelhay /ECS 
 
Madrid (ECS). – Las maniobras del Comando de EE.UU para África AFRICOM, «African Lion 21», se han convertido en un escaparate para Rabat en tiempos donde la diplomacia marroquí solo cosecha derrotas. Las maniobras que se celebran anualmente en el Reino se han convertido en un escaparate para el régimen de Mohamed VI.
 
Pese a que las maniobras tienen carácter técnico, Marruecos aprovechó la oportunidad para mostrar sus capacidades y estrechar lazos con los países participantes. Las redes sociales y la prensa marroquí local han difundido en los últimos días imágenes y eventos; a encuentros de alto nivel y a la recepción de contingentes de otros países con honores de estado. Un gesto que poco tiene de casual: mensaje al mundo de que Marruecos tiene un papel creciente en la geoestrategia de la región y de que mantendrá vigentes todas sus reivindicaciones.
 
La cuenta oficial de las Fuerzas Armadas marroquíes en Twitter exprime su despliegue en el ejercicio African Lion como país anfitrión con una batería de mensajes e imágenes que reflejan su poderío militar. Militares en posición de combate, aeronaves, vehículos blindados o lanzamisiles en plena acción. Fotografías, vídeos e infográficos detallando cada uno de los movimientos.
 
También presumen de aliados. La fuerza a la que hace más alusiones es a la de Estados Unidos, cuya administración reconoció el pasado 10 de diciembre de 2020 la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, que ahora ha iniciado el proceso de reversión de dicha declaración.
 
Pero la realidad sobre el apoyo de Washington a Rabat en el tema del Sáhara Occidental, es totalmente diferente de lo que parece; según una publicación de La Vanguardia, las relaciones entre Marrueco y EE.UU tienen muchas más fisuras de las que puede parecer.
 
Marruecos comienza a pagar su ira descontrolada tras intentar imponer el reconocimiento otorgado por Trump a la comunidad internacional. El régimen marroquí se ha quedado solo »atrincherado» defendiendo el tuit-declaración de Trump, ya que ni siquiera el país que se lo otorgó apoya la decisión tomada en los últimos días de la era Trump y que solo ha servido para aislar a Marruecos.
 
En el último mes han sido varios los batacazos que ha sufrido el régimen marroquí, desde la falsa acusación de Brahim Ghali hasta la condena por usar la inmigración como arma política para presionar a España. A ello le han precedido el aislamiento en la Unión Africana que aprobó históricas resoluciones apoyando a la RASD, la firmeza de España y Alemania en no aceptar la declaración ilegal de soberanía sobre los territorios saharauis y ahora le sigue la posición contundente del Parlamento Europeo, la Casa Blanca alejándose de la aventura de Trump y Rusia recordándole que la única solución posible es aquella que dicta la ONU, es decir: la libre determinación del pueblo saharaui.
 

Origen: Los Ejercicios del «African Lion 21» se han convertido en un escaparate para Marruecos en tiempos de derrotas.