Marruecos culpa a John Kerry de la decisión de Biden de no invitar a Mohamed VI a la cumbre climática

Marruecos culpa a John Kerry de la decisión de Biden de no invitar a Mohamed VI a la cumbre climática

 

La prensa marroquí culpa al ex Secretario de Estado de EE.UU John Kerry, actualmente es el enviado especial de Estados Unidos para el Cambio Climático, de estar detrás de la decisión de Biden de no haber invitado a Marruecos para su cumbre virtual sobre el Clima.

Por Lehbib Abdelhay/ECS

La administración Biden está preparando una cumbre climática virtual el 22 y 23 de abril. Cuarenta estados están invitados, pero Marruecos,uno de loa países que ha mostrado su voluntad en combatir el fenómeno, no está en la lista publicada por la Casa Blanca, este viernes 26 de marzo.

En el continente africano, Estados Unidos ha invitado hasta cinco mandatarios; los presidentes de la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica, Gabón y Nigeria. El mundo árabe estará representado por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en esta cumbre. Destaca la ausencia de Mohamed VI, quien organizó varias conferencias climáticas en su país y en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Marruecos acogió en noviembre de 2016 en Marrakech la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 22). El Reino es uno de los pocos países africanos que ha adoptado una estrategia para el desarrollo de energías renovables, pese a ello, ha sido vetado por Biden.

Para la prensa marroquí, en la administración Biden, el «Sr. Clima» es John Kerry, ex Secretario de Estado de Estados Unidos durante el segundo mandato de Barack Obama. Un período marcado por momentos de tensión con Rabat: en 2013 con la propuesta estadounidense de extender el mandato de la MINURSO para la vigilancia de los derechos humanos en el Sáhara Occidental; y en 2016 durante la presentación por parte del Departamento de Estado de un informe que criticaba los derechos humanos en Marruecos.

Marruecos, que ha albergado dos cumbres sobre el fenómeno (COP22) y cumple con los requisitos de Biden, ya que el país norteafricano ha mostrado durante años su voluntad de combatir el cambio climático, quedó fuera y no ha sido invitado por la nueva adminidtración estadounidense pese a que en los últimos años se jacta como un importante defensor del clima. Esto indica, según obdervadores, que las relaciones aún son tensas entre Marruecos y la nueva administración estadounidense en relación al tema del Sáhara Occidental.

En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, Biden explicó que el jueves conversó con los miembros de la UE sobre la cumbre e indicó que aún no ha hablado sobre ello con Putin y Xi de manera individual, aunque «ellos saben que están invitados».

EE.UU. espera que la reunión sirva para preparar la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26), que debía haberse celebrado a finales de noviembre de 2020, pero que fue pospuesta por la pandemia de coronavirus y está previsto que tenga lugar entre el 1 y el 12 de noviembre de este año. Biden quiere hacer de la crisis climática uno de los ejes centrales de su mandato, para lo cual creó el puesto de enviado especial del clima de EE.UU., y ha prometido que invertirá 1,7 billones de dólares en energías limpias y hará que el país reduzca a cero sus emisiones de gases con efecto invernadero para 2050.

Origen: Marruecos culpa a John Kerry de la decisión de Biden de no invitar a Mohamed VI a la cumbre climática.