Marruecos recibirá 500 millones de la UE para, supuestamente, controlar sus fronteras

Marruecos recibirá 500 millones de la UE para, supuestamente, controlar sus fronteras
 

Texto: ECSAHARAUI 
 
Madrid (ECS). – Según ha informado hoy el diario El País, Marruecos recibirá más dinero que nunca para el control de sus fronteras. La UE prepara un paquete de más de 500 millones de euros que se destinarán a ayudar al régimen de Mohamed VI, en crisis económica, a frenar la inmigración irregular y controlar sus fronteras.
 
Esta ayuda económica de la cooperación en materia migratoria cubrirá el periodo de 2021 a 2027 y supera en casi un 50% el marco de financiación anterior.
 
En las últimas 24 horas, más 300 inmigrantes llegaron en cuatro pateras a Lanzarote, donde se encontraba el presidente del Gobierno Pedro Sánchez de vacaciones.
 
Según el rotativo español, este nuevo marco de financiación, que cubre el periodo 2021-2027, supera con creces (casi en un 50%) los 343 millones de euros del anterior ejercicio.
 
El dinero donado por la UE está dividido en diferentes proyectos
 
Los nuevos mecanismos de cooperación entre Marruecos y la Unión Europea incluirán principalmete el apoyo a la gestión de fronteras, el refuerzo de la cooperación policial, (incluyendo investigaciones conjuntas), la sensibilización frente a los peligros de la inmigración irregular, así como el fortalecimiento de la cooperación con las agencias de la Unión Europea.
 
Además, se incentivarán políticas de integración y protección de los refugiados en Marruecos y se intensificará la lucha contra las mafias de trata de personas.
 
Cooperación en la lucha contra las mafias de personas
 
El acuerdo para el control de fronteras de Marruecos tiene como objetivo abordar la cooperación en materia migratoria para hacer frente a los nuevos métodos operativos utilizados por las organizaciones criminales que se dedican al tráfico de seres humanos.
 
Evitar tragedias en las Vallas de Ceuta y Melilla
 
El pasado mes de julio se reunieron en Rabat el ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, la comisaria de Interior de la Unión Europea, Ylva Johansson, y su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit, con el fin de «evitar cualquier otro ataque violento a las fronteras de la Unión Europea, que son fronteras españolas también, evidentemente, en Ceuta y Melilla», según explicó el ministro español. En esa reunión también Rabat aceptó la nueva partida económica europea.
 

 
Marruecos y el chantaje migratorio
 
En la última reunión entre los altos cargos de Policía de España y Marruecos, según se desprende del Comunicado publicado por Rabat, Marruecos, como siempre, ha vuelto a pedir lo mismo: dinero para supuestamente luchar contra la inmigración, que Marruecos promueve cuando quiere; la droga, de la que es el primer productor y exportador mundial; y el terrorismo, donde sus nacionales están presentes en todos los actos cometidos en Europa.
 
Para cambiar la posición de la Unión Europea sobre el Sáhara Occidental o pedir más dinero, Rabat ha abierto frentes con varios países del bloque comunitario. Mohamed VI juega la carta de amenaza y chantaje migratorio. Falto de toda estrategia al no haber alguna para validar su violación del derecho internacional en el Sáhara Occidental, acude a los métodos más abyectos. Hace un poco más de un año, fueron más de 10.000, la mayoría menores, los que saltaron al agua desde la costa de la pequeña ciudad marroquí de Fnideq (Castillejos), en el extremo norte de Marruecos, para evitar nadar y poner en riesgo su vida, bordearon los espigones de Ceuta, principal enclave español en suelo norteafricano. En cuestión de minutos, las fotos se hicieron portada en los medios occidentales, incluido aquella, sobrecogedora, en la que un agente de la Guardia Civil rescata un bebé ahogándose.
 
Mientras que Marruecos decía que se negaba a jugar el papel de «policía de Europa», a pesar de que se beneficia desde 2019 de un presupuesto anual de 147,7 millones euros otorgados por la UE como parte del Fondo Fiduciario de Emergencia para África, creado en 2015, y destinado a luchar contra la inmigración ilegal y la trata de blancas y seres humanos, proteger a las personas vulnerables y fortalecer el desarrollo económico. Todo esto además sin contar la ayuda bilateral que destina regularmente España a las fuerzas de seguridad marroquíes equipos de vigilancia costera. Marruecos, a diferencia de otros socios como Argelia que colabora activamente contra la inmigración irregular, tiende a señalar su carencia de medios y a pedir siempre más dinero o enviar más pateras.
 

Origen: Marruecos recibirá más dinero que nunca; 500 millones para frenar la inmigración ilegal