Marruecos retoma la presión sobre España antes del plazo previsto

Marruecos retoma la presión sobre España antes del plazo previsto
 
Mah Iahdih Nan
 
ECS. Madrid. | La tregua del infinito chantaje marroquí al Estado español no duró ni 7 meses, algunos de los más optimistas y miembros del lobby marroquí en España, esperaban que durase hasta finales de la legislatura de Sánchez. Pero la realidad de un sistema como el Májzen marroquí, cimentado por y para la coacción, les ha dejado en evidencia y los ha puesto ante el espejo que refleja la realidad de las prácticas perversas, sistemáticas e interminables del Májzen marroquí.
 
Lo que no se sabe, es, si Sánchez y sus asesores cuando claudicaron ante el sátrapa marroquí, allá por el mes de abril, pensaron por un momento que aquella rendición iba a surtir algún efecto en la estabilidad de las relaciones hispano-marroquíes, o sencillamente lo hicieron forzados por circunstancias resultantes del hobby favorito del Májzen marroquí; el chantaje.
 
No obstante, tanto si es una cosa, como si es la otra, la única lección clara que se puede extraer, de toda aquella chusca e infame escenificación, es la debilidad de Sánchez a la hora de afrontar el pulso planteado por el Májzen y que finalmente acabó perdiendo, dejando en entredicho la soberanía y la territorialidad de España.
 
A estas alturas casi nadie ignora los métodos que utiliza el Májzen marroquí en sus relaciones bilaterales con sus socios y vecinos, tampoco, nadie cree que Sánchez y su equipo ignoran que la cartita de marras no iba a solucionar absolutamente nada, ni iba a cambiar la dinámica de extorsión como único y sólido recurso, y arma letal en manos del Májzen marroquí, para su uso en sus relaciones con España. Sería demasiada ingenuidad y estupidez creer que Marruecos cambiaria su comportamiento por una simple e insignificante carta.
 
El Májzen marroquí, es un sistema dictatorial, piramidal y jerárquico, lo que significa que nada se hace al azar, todo está medido, decidido e incluso si hace falta se contempla la rectificación. La carta enviada por el Majzen marroquí al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se hizo con toda la premeditación y cargada de intenciones a corto y largo plazo, que persiguen los objetivos finales del Majzen en su macabro juego con el estado español. La alusión a Ceuta y Melilla como presidios ocupados y la no existencia de fronteras terrestres entre España y Marruecos, forman parte del eterno chantaje del Májzen.
 
En primer lugar buscan tensionar el ambiente de las relaciones para que acabe en lo mismo de siempre, peticiones de ayudas económicas y apoyos políticos. La carta viene a recordarle al Gobierno español y a la UE que esto es un peaje que hay que pagarlo con frecuencia, no vale hacer una aportación anual y olvidarse del asunto, aquí hay que pasar por caja con asiduidad. El otro gran objetivo, a largo plazo, de este nuevo truco, es dejar constancia en las Naciones Unidas de las reivindicaciones marroquíes sobre las dos plazas españolas, por si en el futuro hiciera falta acudir a ellas y utilizarlas como argumento histórico para darse legitimidad y aumentar la presión de sus demandas sobre las dos ciudades.
 
Lo que nadie acaba de entender es la salida en tromba de miembros del Gobierno español encabezados por Sánchez, Robles y Marlaska escurriendo el bulto o incluso defendiendo de forma inconcebible a un régimen que no para de presionar y de poner en entredicho la integridad territorial del Reino de España.
El Májzen marroquí, como siempre tira la piedra y esconde la mano, en un asunto que no venía a cuento, donde el Consejo de DDHH de las Naciones Unidas pedía explicación por las graves violaciones cometidas por Marruecos en las vallas de Ceuta y Melia, que segaron la vida de 37 inmigrantes africanos.
 
El Májzen marroqui, que no desaprovecha ninguna oportunidad para tensar la cuerda de sus relaciones con España, en su respuesta va y como quien no quiere la cosa, endosa en una carta oficial, que Ceuta y Melilla están ocupadas y que no existen fronteras terrestres entre España y Marruecos. Y finalmente zanja el asunto con unas declaraciones anónimas de un presunto alto cargo del Ministerio de Exteriores marroquí a la agencia EFE diciendo que se remite a la declaración hispano-marroqui del 7 de abril, que por cierto no hace ninguna referencia a las fronteras terrestres entre España y Marruecos. Además todo el contenido de dicha declaración ha quedado en papel mojado a excepción de la apertura de fronteras, el resto de los presuntos acuerdos, exhibidos en su día por Sánchez, forman parte del jueguecito del Májzen marroquí para seguir alimentando sus tácticas dilatorias, engañosas y extorsionadoras.
 
El gobierno español, ha escogido el largo camino de suavizar y calmar sus relaciones con Marruecos cediendo a todos y cada uno de los caprichos del régimen marroquí, pero llegará el día en que esos caprichos se transformen en exigencias inasumibles que amenacen la estabilidad y la soberanía de España. España necesita políticos valientes y audaces que sean capaces de frenar y enfrentarse a estos interminables chantajes de la dictadura marroquí.
 

Origen: Marruecos retoma la presión sobre España antes del plazo previsto