Marruecos tensa aún más la cuerda con Argelia y provoca con nuevas declaraciones hostiles

Marruecos tensa aún más la cuerda con Argelia y provoca con nuevas declaraciones hostiles

 
Por Sidi Maatala /ECS 
 
ECS. Madrid. | El embajador de Marruecos ante las Naciones Unidas, Omar Hilale, estableció una falsa equivalencia entre el territorio del Sáhara Occidental ocupado por Marruecos y la región de la Cabilia de Argelia, en comentarios citados por la agencia de noticias marroquí MAP.
 
Es altamente probable que sus comentarios provoquen una respuesta de Argelia en el contexto de la ruptura de relaciones ya deterioradas y unas crecientes tensiones.
 
«El pueblo de la Cabilia…también tiene derecho a la autodeterminación. ¿Por qué Argelia les niega este derecho que exige para los marroquíes del Sáhara?» Fueron las palabras de Omar Hilale citadas por la MAP, según Reuters.
 
Marruecos ve el Sáhara Occidental como propio a pesar de que las resoluciones de la Asamblea General de la ONU lo definen como una ocupación. La soberanía del territorio ha sido disputada por el Frente Polisario, un histórico movimiento de liberación respaldado por Argelia desde que la antigua potencia colonial española abandonase el territorio del Sáhara Occidental en 1976.
 
Aunque Trump semanas antes de irse respaldó la supuesta soberanía de Marruecos en Diciembre del año pasado a cambio de que Rabat normalizara sus lazos con Israel, la mayoría de los países la han rechazado y apuestan por una resolución respaldada por la ONU. No obstante, más de 20 Estados, en su mayoría africanos y árabes, con poco peso en la comunidad internacional, han abierto consulados en el Sáhara Occidental a cambio de acuerdos económicos o concesiones. Un acto que Marruecos vende como reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el territorio saharaui a pesar de que dichos consulados no ejercen función consular alguna al no residir ciudadanos de los correspondientes países.
 
Argelia ha acusado a Marruecos de respaldar a MAK, un grupo terrorista cuyo liderazgo y sede la tiene en Francia y que respalda la independencia de la región de la Cabilia en el noreste de Argelia, a la que culpó de los incendios forestales mortales de este mes.
 
Al cortar los lazos, Argelia citó la posición de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, los comentarios anteriores de Hilale sobre la región de la Cabilia además del uso de Marruecos del software espía Pegasus contra funcionarios argelinos. Los argelinos advirtieron en su momento que darán una “respuesta estratégica” a las acciones del Reino alauí.
 
Marruecos, tras sus acciones hostiles causantes del cese de relaciones, dijo en respuesta que Argelia no estaba justificando la ruptura de lazos y que sus argumentos eran «falaces e incluso absurdos». Sin pronunciarse sobre Pegasus ni los compromisos adquiridos que el canciller argelino señaló y que fueron incumplidos.
 
Argelia por su parte no renovó el gasoducto Maghreb-Europa que pasa por Marruecos, dejando a Marruecos sin gas y con pérdidas millonarias por derechos de circulación. En su lugar, el nuevo gasoducto Medgaz que va hasta Almería suplirá el abastecimiento hacia España sin necesidad de traspasar territorio marroquí.
 

Origen: Marruecos tensa aún más cuerda con Argelia y provoca con nuevas declaraciones separatistas.