Marzo saharaui: Lo que Pedro Sánchez defiende para otros pueblos se lo niega al saharaui | Contramutis

Marzo saharaui: Lo que Pedro Sánchez defiende para otros pueblos se lo niega al saharaui | Contramutis
 
  • El presidente del Gobierno denuncia lo que está ocurriendo en Ucrania con la invasión rusa, pero no contempla lo que lleva ocurriendo desde hace 47 años en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos.

  • Los saharauis fueron bombardeados con napalm y fósforo blanco, hay desaparecidos, son perseguidos, encarcelados y Pedro Sánchez avala la autonomía que propone Marruecos para el territorio que invadió.
  • Desde abril de 2015 doce altos cargos militares y de la policía de Marruecos se encuentran procesados en la Audiencia Nacional por delitos de genocidio contra el pueblo saharaui. Marruecos no ha atendido ni una sola petición de la justicia española.

Alfonso Lafarga.-

“Violación sistemática de los principios más básicos de la humanidad recogidos en nuestro orden internacional”, “espeluznantes imágenes de bombardeos y matanzas contra población civil inocente”, “crímenes de guerra que no pueden quedar impunes”, “guerra ilegal, irracional, injusta”, “éxodo humano”…

Son manifestaciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados el 5 de abril, en la sesión en la que intervino telemáticamente el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ante el Gobierno, congresistas y senadores, que aplaudieron en pie largamente al líder ucraniano.

Esas y otras expresiones del presidente del Gobierno podrían servir, también, para reflejar la persecución y el sufrimiento que lleva padeciendo el pueblo saharaui desde hace 47 años, cuando fue entregado a Marruecos por España y que ahora, con el aval de Pedro Sánchez a la propuesta marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental, ha supuesto en palabras dellíder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD)Brahim Gali, “una reedición, peor si cabe, del abandono de 1975”.

Ese abandono, en época franquista, fue la primera traición de España al pueblo saharaui: el ejército marroquí entró “a sangre y fuego” en el Sáhara Occidental, la población civil que huía por el desierto fue bombardeada con napalm y fosforo blanco y hubo fusilamientos de civiles, como demostraron con el descubrimiento de fosas comunes en el desierto el médico forense Francisco Etxeberria y el médico y psicólogo Carlos Martín Beristain.

La intervención militar marroquí dio lugar a un procedimiento judicial en España y desde abril de 2015 doce altos cargos militares y de la policía de Marruecos se encuentran procesados en la Audiencia Nacional por delitos de genocidio contra el pueblo saharaui, con orden internacional de detención. Los inculpados actuaron entre 1976 y 1991 en el Sáhara Occidental, donde se produjo “un ataque sistemático contra la población civil saharaui por parte de las fuerzas militares y policiales marroquíes”, según el auto del Juzgado Central de Instrucción numero 5. Marruecos no atendió ni una sola petición de la justicia española.

Las acusaciones de Sánchez citadas al principio son por la invasión y las muertes que Rusia está causando en Ucrania, pero nunca se ha condenado la represión que a diario ejerce Marruecos en el Sáhara Occidental ocupado, donde, según organizaciones internacionales, se vulneran continuamente los Derechos Humanos, como han denunciado recientemente, una vez más, Amnistía InternacionalHuman Rights Watch  o el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.  Amnistía Internacional ha dirigido una carta a Sánchez con motivo de su viaje a Marruecos en la que le enumera las violaciones de los Derechos Humanos cometidas por las autoridades marroquíes.

También ha hablado Reporteros sin Fronteras: en su Clasificación Mundial 2021 de Libertad de Prensa sitúa a Marruecos en el puesto 136 de 180, y afirma que en este país la justicia cumple las órdenes del poder.

(…)

Las noticias del MARZO SAHARAUI 2022 Descarga

LEER texto completo en: Marzo saharaui: Lo que Pedro Sánchez defiende para otros pueblos se lo niega al saharaui | Contramutis